¿Me corresponde una indemnización?

¿Me corresponde una indemnización?

Si quieres saber si te corresponde una indemnización hay preguntas que debes de realizar como ¿El accidente fue responsabilidad de otra persona? ¿Lesiones? ¿Eras ocupante de la moto? Si respondiste afirmativamente  a dos de estas preguntas  quiere decir que si te corresponde una indemnización  por tu accidente de moto. Ahora que sabes que puedes reclamar una indemnización, seguro te surgirán un millón de dudas más, en este artículo hemos recogido tres de las preguntas más frecuentes tras sufrir un accidente de moto, si luego de leer este artículo sigues teniendo dudas llámanos al 900901450 para que nuestros abogados te den información  específica sobre tu caso.

¿CÓMO PUEDES PEDIR TU INDEMNIZACIÓN?

Lo más importante para iniciar un reclamo de indemnización es que el accidente no haya sido ocasionado por responsabilidad absoluta tuya, ¿cómo se prueba la culpabilidad de un accidente? Aportando el atestado de tráfico, en este documento debe quedar detallada la dinámica del accidente así como los datos de los implicados. Para conocer más acerca de los atestados de tráfico  consulta este artículo.

Además, debes tener los informes médicos completos donde se describan tus lesiones,  estos deben ser aportados a la compañía aseguradora, así como cualquier otra documentación que acredite tu baja laboral. En el caso de ser estudiante, debes a aportar  un justificante de que hayas dejado de asistir por consecuencia de las lesiones, si estas en el paro puedes acudir al INEM y solicitar una carta de baja.

También podrás reclamar por otros gastos que hayan surgido a partir del accidente, como por ejemplo transporte o gastos médicos, para esto deberás guardar las facturas originales, debes probar que estos están relacionados al accidente.

Todos estos documentos deben ser enviados a la compañía de seguros contraria, por lo que debes ponerte en contacto con dicha empresa. Para iniciar este proceso lo mejor llamar a un abogado especialista en temas de tráfico para consultarle tu caso y que sea el quien comience a agilizar los trámites.

Recuerda que tienes un año para reclamar la indemnización, sin embargo no es recomendable esperar tanto tiempo para consultar con algún experto, pues si por ejemplo has dejado de recibir tratamiento rehabilitador por más de un mes o no has acudido a servicio médico en un plazo considerable, las compañías podrán dudar de tu lesión, pudiendo influir en el cobro final de tu indemnización.

Una vez que has aportado toda la documentación y se ha enviado a la aseguradora, la compañía tiene un plazo de tres meses para responder, pues así lo indica la ley, luego de dicha oferta debes pensar si la aceptas o no. En esta etapa un abogado sería muy útil para indicarte si la oferta ofrecida por la compañía es justa o  no.

La ley exige que antes de interponer una demandar, debe intentarse llegar a una negociación extrajudicial. Si dicha negociación falla, podrás interponer una demanda, la cual no será en contra del conductor del otro involucrado sino en contra su compañía de seguros. Para el juicio necesitas contratar los servicios de un perito médico y de un procurador. ¿Por qué? A diferencia de lo que puedas pensar, el juicio se realizará contrastando las ideas de tu perito y  de la compañía quienes defenderán sus informes, por lo que a menos que alguna de las partes lo requiera no deberás acudir al juicio.

¿CUÁNTO ME CORRESPONDE DE INDEMNIZACIÓN?

El total de una indemnización se calcula tomando en cuenta la suma de varios factores,  casi a diario nos dicen “mi primo tuvo mi misma lesión y cobró 10.000 euros” cuando realmente la lesión no  es lo único que influye en el cobro de una indemnización, quizás tu primo tuvo 60 días de baja y tú 45, él 6 puntos por secuelas, tu 3 y así se van sumando factores hasta que descubres que dos personas con la misma lesión pueden reclamar indemnizaciones completamente diferentes.

Para las lesiones temporales, que son aquellas que se estabilizan luego de haber culminado el tratamiento curativo. Si luego de tu caída en moto has sufrido un esguince de tobillo, por dicha lesión tu médico de cabecera te indicó que debías estar tres semanas de reposo absoluto, luego recibiste tratamiento rehabilitador de un mes y no sufriste secuelas. Tu indemnización estará basada solo en los días de baja. Por lo que por te corresponderían 52 euros diarios por los días de reposo absoluto y 30 por el  “perjuicio personal básico” es la  siguiente: 1992 euros.

Si por el contrario sufriste una lesión más seria habría que agregar también los puntos por secuelas, las secuelas son aquellas molestias residuales que quedan en el paciente a estar de recibir tratamiento, estos puntos son indemnizables,  analicemos otro ejemplo con una lesión muy común en motoristas: fractura en las piernas, para este ejemplo utilizaremos la fractura de tibia y peroné en un hombre de 30 años, suponiendo que esta lesión ha provocado que el lesionado haya estado 45 días de reposo y otros 80 días con molestia, además ha necesitado dos intervenciones quirúrgicas una para  colocar tornillos y placas y otra para retirar, en este sentido la indemnización se dividiría en: 2.475 euros por perjuicio personal moderado, 2.400 euros por Perjuicio personal básico, 3.535,10 euros por  puntos por secuelas derivado a retirar el material de osteosíntesis, además de 800 euros por cada intervención quirúrgica. Faltando agregar el lucro cesante, otros gastos resarcibles y gastos de asistencia sanitaria.

Si quieres saber aproximadamente cuanto sería tu indemnización  de acuerdo a tu lesión, puedes consultar con LegalCar.

¿CUÁNTO ME COBRARÍA UN ABOGADO?

En LegalCar no cobramos nada por adelantado, solo cobramos si nuestro cliente cobra, nuestros honorarios representan un porcentaje de la indemnización final, además nos encargamos de gestionar para nuestros clientes la defensa jurídica, mediante la cual pueden recuperar una parte o el total de nuestros honorarios profesionales.

La defensa jurídica es una cláusula disponible en la póliza de seguros, esta establece una cuantía para que el dueño de la póliza contrate los servicios legales de quien el decida, la cantidad varía entre póliza y póliza, por lo que es importante que leas tu contrato para saber de cuanto corresponde según tu póliza. En los casos de las motos, algunas pólizas al ser muy económicas tienen una cantidad mucho más baja que otras.