Me golpearon en una rotonda y no tengo la culpa

Me golpearon en una rotonda y no tengo la culpa

Los accidentes en rotondas son más comunes de lo que creemos, y en muchas ocasiones generan problemas para determinar quién es responsable del siniestro, dependiendo del modo de ocurrencia del accidente. Es muy importante en este tipo de accidentes contar con pruebas para acreditar la culpa, porque muchas veces las versiones no coinciden y ello va a condicionar toda la indemnización.

¿QUIÉN TIENE LA CULPA EN UN ACCIDENTE?

Ya sabemos que solo hay derecho a reclamar una indemnización en los casos en los que  no somos culpables del accidente, es decir, la culpa exclusiva excluye la opción de reclamar.

Ahora bien, nos encontramos con supuestos en los que puede haber una culpa compartida (la denominada “concurrencia de culpas”)  y esta situación se da en muchas ocasiones en los accidentes ocurridos en rotondas.

No suele haber problema en los casos más comunes, que son los alcances traseros mientras se espera para adentrarse en la rotonda. Sabemos que tenemos que ceder el paso a los vehículos que ya circulan por el interior de la misma, y este tipo de siniestros se producen cuando mientras esperamos, el vehículo que circula por detrás de nosotros nos colisiona, en la mayoría de las ocasiones porque piensan que nos vamos a adentrar directamente en la rotonda sin esperar a ceder el paso a los coches que circulan por ella.

Los problemas se producen principalmente cuando el accidente ocurre dentro de la propia rotonda. El caso más común está en relación con el carril del interior de la rotonda por el que circulamos. Así, nos encontramos con conductores que circulan por el carril interior y que de repente y sin previo aviso, se cruzan dos o tres carriles de golpe para coger la salida que quieren tomar, en muchas ocasiones de manera brusca e incluso sin señalizar, colisionando con uno o varios de los vehículos que circulen por los carriles que invaden.

Para poder acreditar la culpa en este tipo de siniestros conviene llamar siempre a la Policía o Guardia Civil para que levanten un Atestado, que nos sirva para probar la dinámica del accidente. El lugar donde se encuentren localizados los daños materiales en los vehículos intervinientes en el accidente también nos servirá para determinar quién golpea a quién. Conviene sacar fotografías que nos servirán para acreditarlo.

 

LOS ACCIDENTES EN ROTONDAS, GANADORES Y PERDEDORES

Es muy común que en los accidentes en rotondas no queden todas las partes contentas, sobre todo en los casos en lo que no contamos con elementos probatorios de peso para acreditar la responsabilidad del contrario.

Precisamente por la dinámica de estos accidentes, y porque normalmente cada conductor va a intentar echar la culpa del siniestro a otro de los implicados, se hace necesario contar con un buen asesoramiento de un equipo especializado.

En muchas ocasiones la discrepancia comienza con el tema de los daños materiales, en supuestos en el que nuestro vehículo sufre daños por ejemplo delanteros y laterales, debido a que primero recibimos el impacto de un vehículo que invade nuestro carril porque quiere salir de la rotonda, y a consecuencia de ese golpe golpeamos por lanzamiento al vehículo que circula delante nuestro en la rotonda. En muchas ocasiones la aseguradora quiere abonar solo una parte de los daños materiales, pero no todos, al considerar no probada la dinámica del accidente.

De ahí que nos podemos encontrar que como no tengamos un Atestado que determine quién es el responsable del siniestro, se nos complique mucho la reclamación e incluso nos den como culpables en parte, con lo que se minorará la indemnización que percibamos.

 

LAS INDEMNIZACIONES EN COLISIONES MULTIPLES

Es común, por todo lo expuesto, que en los accidentes en rotondas se produzcan colisiones múltiples, bien dentro de la rotonda o incluso al salir de ellas. Es conveniente extremar la precaución cuando nos incorporamos a una rotonda, señalizado convenientemente el momento en el que vamos a salir de ella o el cambio de carril que vayamos a hacer.

La reclamación de indemnizaciones en colisiones múltiples suele complicarse y requieren siempre de un asesoramiento por abogados especialistas por una razón sencilla: si hay varios vehículos implicados y por tanto varias aseguradoras, todas ellas van a querer eximirse de culpa repercutiendo la responsabilidad en las demás.

De ahí la importancia de contar con un Atestado elaborado por la Policía o la Guardia Civil, si bien en ocasiones y si se trata de varios vehículos puede ocurrir que el mismo no emita un juicio crítico, porque no tenga elementos suficientes para determinar quién ha sido el responsable. En estos casos será necesario acudir a un perito reconstructor de accidentes, que de la misma forma que un perito médico para las lesiones, va a analizar el lugar, la posición de los coches implicados, donde se ubican los daños materiales en cada vehículo, y con todo ello hará una reconstrucción de los hechos para determinar cuál es el vehículo responsable.

Todo ello hace que los procesos de reclamación de indemnizaciones en colisiones múltiples se alarguen en el tiempo más que en cualquier otro caso.

Podrá reclamarse indemnización por daños materiales, que pueden estar ubicados en la parte delantera y trasera, si se ha tratado de colisión por detrás y lanzamiento contra el vehículo precedente, o incluso daños laterales si la colisión se ha producido por invasión de carril.

Asimismo puede reclamarse también la indemnización por daños personales, que va a incluir el tiempo que hemos tardado en curarnos de nuestras lesiones, dividido conforme al nuevo Baremo de tráfico 2016 en perjuicio personal básico y/o perjuicio personal moderado (según hayamos o no estado incapacitados para hacer nuestra vida habitual), así como las secuelas que nos hayan quedado tras la estabilización lesional, además de los daños patrimoniales, divididos en el  lucro cesante y el daño emergente que podamos acreditar derivados del accidente.

 

LEGALCAR ABOGADOS

El equipo de profesionales de LEGALCAR abogados lleva más de 20 años defendiendo los intereses de las víctimas de accidentes de tráfico y ha tramitado multitud de reclamaciones derivadas de colisiones múltiples y accidentes en rotondas.

Debido a la especial complejidad de este tipo de siniestros en necesario que el lesionado contacte lo antes posible con abogados especialistas en reclamar este tipo de accidentes, que van a orientar a la víctima desde el principio para garantizar el éxito de estas reclamaciones, aconsejando tanto a nivel médico como jurídico, y contando con colaboradores peritos especialistas en reconstrucción de accidentes para defender los casos más controvertidos.

Llámanos y te ayudamos a resolver tus dudas sin ningún compromiso.

900901450 – Teléfono gratuito