Me han denunciado y tengo un juicio por alcoholemia

Me han denunciado y tengo un juicio por alcoholemia

Cuando oímos “me han denunciado y tengo un juicio por alcoholemia”, pocos saben en realidad lo que esto supone para el infractor.

Todos sabemos que no pude conducirse bajo los efectos del alcohol. Muchos tampoco piensan que el alcohol no afecta a todos por igual, y que factores como la edad, el sexo, el ingerir alimentos con el alcohol, o la complexión física, pueden influir de una u otra manera en nuestro estado cuando consumimos alcohol.

No hay que subestimar los efectos que el alcohol aunque sea poco alcohol el que tomemos, siempre va a influir en nuestro estado y nuestra capacidad para conducir. Si además de lo anterior, tenemos la mala suerte de provocar un accidente conduciendo bajo los efectos del alcohol, y causamos lesiones y daños a otros usuarios de la vía, podemos encontrarnos con responsabilidades no solo económicas, sino también penales.

Si nos paran en un control de alcoholemia rutinario y damos positivo en alcohol, pero no sobrepasamos la tasa legalmente establecida, la denuncia de los agentes supondrá una multa y a retirada de puntos del carnet.

Pero si arrojamos una tasa de alcohol superior a 0,60 miligramos/litro (o 1,2 g/l en sangre), estaremos por encima del límite permitido, en cuyo caso ya no se nos impondrá solo una sanción administrativa, sino que se nos va a imputar un Delito contra la Seguridad del Tráfico, que conlleva responsabilidad penal.

La denuncia conlleva que los agentes que nos han hecho la prueba de alcoholemia nos van a entregar una citación, donde nos indican directamente el día y la hora en que tendremos que acudir al Juzgado para un Juicio rápido, en todos aquellos casos en los que se trata de delitos que conllevan una pena que no supera los 5 años de cárcel, y que se va a celebrar, en términos generales, dentro de los 5 días posteriores a la comisión de los hechos.

Para el juicio rápido por alcoholemia vamos a necesitar ayuda de LegalCar, ya que, en este tipo de procedimientos, si el culpable reconoce los hechos y no es reincidente, podrá beneficiarse de una reducción de un tercio de la pena, para lo que LegalCar hablara el mismo día del juicio con el fiscal a efectos de conseguir dicha rebaja. La consecuencia es que el juicio se celebra con ese acuerdo, y el Juez dicta una sentencia de conformidad, que no se puede apelar.

El juicio por alcoholemia se complica si hemos provocando, circulando bebidos, un accidente de tráfico, en el que hay otras personas que resultan perjudicadas, con daños materiales y personales. Se nos va a imputar un delito contra la seguridad del tráfico, en estos casos el procedimiento se alarga porque hay que esperar que se periten los daños y que las víctimas pasen por el reconocimiento forense.

Debes tomar en cuenta que, aunque tengamos seguro, el mismo no va a cubrir las responsabilidades correspondientes si hemos dado positivo en alcohol, porque todas las compañías tienen unas cláusulas de exención de responsabilidad específicas para los casos de alcoholemia. Esto significa que, aunque nuestra aseguradora abone a los perjudicados las indemnizaciones que les correspondan, después van a repetir contra nosotros, que tendremos que abonar dichas cantidades.

En estos supuestos, el procedimiento penal va a incluir la valoración por el médico forense del Juzgado de las lesiones de los perjudicados, emitiéndose el correspondiente Informe de sanidad, que se traduce en la indemnización a percibir. Además, deberán peritarse y valorarse los daños materiales en los vehículos implicados, que también se reclaman, así como gastos, daños en objetos, y cualquier otro perjuicio sufrido por las víctimas del accidente con alcoholemia de un tercero.

LEGALCAR ABOGADOS

Desde hace muchos años en LEGALCAR contamos con un departamento específico de profesionales expertos en alcoholemias, que han defendido tanto a víctimas de accidentes provocados por conductores ebrios, como a conductores que han requerido asistencia letrada para un juicio por alcoholemia.