Medidas de seguridad para ciclistas

Medidas de seguridad para ciclistas

Necesitamos aumentar la seguridad de los ciclistas de manera urgente. Son muchos muertos y no parece, al menos de momento, que las cifras vayan a frenar su escalada. Más de 20 ciclistas han muerto atropellados en las carreteras españolas en lo que llevamos de 2017. La seguridad de este colectivo cuando se ponen encima de una bici es muy baja. Las cifras de muertos han aumentado en los últimos meses de manera escalofriante. Por un lado, la llegada del buen tiempo ha multiplicado la presencia de aficionadas a la bicicleta y por otro los que terminan una noche de fiesta, en ocasiones borrachos o drogados, y al volante, coinciden en la carretera en las primeras horas del sábado o domingo con consecuencias fatales. La estadística es alarmante: en España muere un ciclista cada seis días.

MEDIDAS A USAR EN CARRETERA

En la carretera los ciclistas deben hacerse notar, deben alertar al resto de conductores de su presencia, de esta manera aumentarán su seguridad y evitarán atropellos por despistes o baja visibilidad. Una buena opción es vestir ropa reflectante o de colores chillones. La elección de la vía por donde van a circular también es vital para nuestra seguridad. Es aconsejable elegir carreteras con rectas, pocas curvas y arcenes anchos.

Es obvio que la bicicleta tiene que estar revisada y en perfectas condiciones y que el casco, siempre homologado, es el complemento imprescindible para cualquier persona que decida circular en bici en vías interurbanas. Un estudio realizado por una universidad australiana asegura que usar casco reduce un 70% el riesgo de sufrir una lesión grave en la cabeza. Sin duda puede salvarte la vida en caso de accidente.

MEDIDAS A USAR EN MONTAÑA

Aunque en la montaña la seguridad con respecto a los atropellos aumenta, hay otro tipo de riesgos que hay que tener en cuenta. Si vas a circular por montaña hazlo en caminos abiertos que ya hayan sido transitados por otros y ten precaución en las curvas, sobre todo si es un recorrido nuevo para ti ya que puedes llevarte un buen susto.

En ocasiones quizá te encuentres con otros ciclistas o peatones haciendo la misma ruta que tú. Adelanta siempre por la izquierda y con una distancia de un metro para evitar roces. Respeta el entorno por lo el que te muevas. Convive con los animales y las plantas con los que te cruces y evita situaciones de tensión con ellos.

Y algo importante, respeta las señales, no circules por fincas privadas, hazlo siempre por terreno público y para tu seguridad: evita lugares por donde nadie ha pasado, no sabes lo que puedes encontrarte.

MEDIDAS A USAR EN CIUDAD

En la ciudad la densidad de tráfico es mucho mayor y la seguridad inevitablemente se reduce. En primer lugar, aconsejamos leer la normativa de cada ciudad porque es específica y en ocasiones contradice la propia ley. En cualquier caso, debes circular por el carril bici si lo hubiera, de lo contrario siempre al lado derecho de la vía.

Como normal general no se puede llevar a nadie en la bici como pasajero, a excepción de un menor de menos de 7 años con su correspondiente sillín homologado y si el conductor es mayor de edad. Y siempre se deben señalizar y advertir los giros o maniobras que se vayan a hacer.

Los ciclistas no tienen permitido circular con cascos o hablando por teléfono ya que provoca falta de atención. Y de noche siempre deben llevar el alumbrado correspondiente para hacerse ver. Sobre todo y para aumentar la seguridad, hay que ser conscientes de que la bici es un vehículo más y debe respetar las normas como cualquier otro.

DENUNCIAR UN ACCIDENTE DE BICICLETA

Con la reforma del Código Penal en julio de 2015 no es posible denunciar los daños tras un accidente de tráfico. Antes del cambio sí se podía hacere a través de la vía judicial penal y para ello había que denunciar al conductor del vehículo responsable.

En la actualidad solo hay dos formas de reclamar la indemnización por los daños sufridos después de un accidente: la vía extrajudicial y la vía judicial civil. La vía extrajudicial es un intento amistoso que la víctima dirige contra la aseguradora para llegar a un acuerdo. Y la vía judicial civil se produce cuando pasado el trámite anterior no hay posibilidad de acuerdo, la víctima puede plantear una demanda con la que reclamará una cantidad por los daños materiales y personales sufridos.

De ahí la importancia de contar con LegalCar. Los recientes cambios en la legislación y el nuevo Baremo de tráfico hacen esencial que un profesional asesore a la víctima desde el inicio del proceso, es decir, inmediatamente después de tener el accidente.

 

Llámanos sin compromiso y te informaremos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita