900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Desde el Congreso se ha aprobado a fecha del 2 de diciembre de 2014, la propuesta de mejora con la que se actualiza el procedimiento que valora las indemnizaciones por daños y perjuicios que sufren las víctimas de accidentes de tráfico.

Esta era una propuesta no de ley iniciativa del Grupo Popular que se ha aprobado con las votaciones de este grupo y del grupo socialista también, que pese a no estar de acuerdo con todos los puntos que pretendía reformar  esta iniciativa, ha asegurado votar a favor porque no podía retrasarse más en el tiempo esta reforma. Se ha aprobado con 33 votos a favor de la misma, la abstención de UPyD y ningún voto contrario.

Y es que el baremo que regulaba estas indemnizaciones estaba más que obsoleto, ya que tenía casi 10 años, puesto que se aprobó en 1995. Con esta Reforma, elaboración en la que han participado todas las partes, como víctimas, abogados y aseguradoras, se han visto actualizadas las tablas de compensaciones para una agilización de las valoraciones de daños al revisar los perjuicios que padecen las víctimas de dichos accidentes.

Además, con esta Reforma uno de los principales beneficiarios por fin serán los grandes lesionados por accidentes de tráfico, que ya no tendrán con dichos accidentes, autonomía personal y un sinfín de gastos futuros. Estos gastos pasará a cubrirlos la seguridad Social a partir del segundo año y de ellos, podrían ocuparse las aseguradoras.

Esta nueva propuesta tiene en consideración los cambios sociales que se han ido sucediendo a lo largo de los últimos años, como son las nuevas tecnologías en el tema médico, las diferentes tipologías de familias de nuestra sociedad, la mejora de la red viaria española y del parque de automóviles.

Para el representante del Grupo Parlamentario Socialista, el centro primordial de esta reforma debe ser “el reconocimiento por las aseguradoras del gasto futuro medio de las víctimas con enormes secuelas para toda su vida (lesionados espinales, o en coma). Unos gastos que son, a partir de los dos primeros años asumidos por la Seguridad Social Española, y que según este grupo deberían estar siendo abonados por las aseguradoras. Según datos de la Comisión Europea, desde este grupo explicaron que un lesionado grave por un accidente de tráfico tiene un coste para la caja del Estado de 219.000 euros, en lo referente a servicios de urgencia, médicos, etc. sin que en este montante esté incluida, por ejemplo, la adaptación de la vivienda a las necesidades de ese enfermo.

Se pretende que con la aprobación de esta reforma no de ley las víctimas de tráfico se acerquen lo máximo posible al estado que tenían antes de sufrir el accidente.

Un baremo el de las indemnizaciones que con esta reforma se acerca un poco más a otros países europeos, que hasta ahora, triplicaban en muchos casos, los baremos de las indemnizaciones que se entregaban en España a estas víctimas, y por lo tanto, se ven actualizadas.

Y es que esta era ya una necesidad urgente ya que tal y como se refirió hace escasos días, Pilar González, presidenta de UNESPA, la patronal de Aseguradoras Españolas, era muy necesaria la actualización del baremo que mejorara en la medida de lo posible las indemnizaciones a las víctimas, que son siempre las mayores perjudicadas, y que todo lo que sea indemnizable, esté establecido de manera clara en ese baremo para que los cálculos sean ajustados.

 

¿Tienes dudas? te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida