¿MERECE LA PENA CONTRATAR EL SEGURO EN UN COCHE DE ALQUILER?

La respuesta es rotundamente sí. En el momento que cogemos un vehículo para desplazarnos, corremos un riesgo, y en caso de tener un accidente de tráfico debemos intentar estar cubiertos de la mejor manera posible, nosotros y los ocupantes del vehículo, y ello va a depender del seguro que tengamos contratado en el alquiler.

Lo habitual es que la mayoría de los vehículos de alquiler lleven incluido un seguro básico de responsabilidad civil por daños. Sin embargo, dicho seguro no nos cubre completamente, por lo que siempre es recomendable, aunque se encarezca el precio del alquiler, aumentar las coberturas para estar tranquilos si tenemos un accidente.

Podemos optar por contratar un seguro a todo riesgo o un todo riesgo con franquicia, siendo ambas opciones que nos amplían la cobertura, y en el caso de que suframos un accidente y seamos culpables, o si provocamos daños a otro vehículo por ejemplo al aparcar o salir de un garaje, estaremos cubiertos y no tendremos que pagar la reparación de esos daños o solo hasta el límite establecido en la franquicia, lo que no ocurre si solo hemos contratado un seguro a terceros, porque en ese caso tendremos que hacernos cargo de los gastos de reparación.

Debemos tener en cuenta situaciones cotidianas que pueden producirse cuando hemos alquilado un vehículo y que, si no las conocemos de antemano, nos pueden suponer un disgusto al devolver el vehículo. Son muy comunes situaciones como una piedra que salta en la carretera y provoca un daño en el cristal del vehículo alquilado, o aparcar el coche en una zona de playa o en un parking y encontrarnos con la desagradable sorpresa de que nos han dado un golpe y no sabemos quién ha sido.

En estos casos tan habituales, el problema que vamos a tener es que como no tengamos una cobertura amplia con el seguro que hayamos elegido, tendremos que hacernos cargo de esos daños, y en algunos supuestos pueden llegar a ser de una cuantía elevada, lo que no pasaría si el seguro elegido al alquilar el vehículo tiene una cobertura que incluye este tipo de daños imprevistos.