900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En LEGALCAR hemos oído muchas veces eso de «he tenido un accidente con el coche y mi compañía de seguros lo quiere dar como siniestro«. Tienes un accidente y tu coche tu compañía de seguros no quiere arreglarte el coche. ¿Qué hacer? ¿Se puede reparar? ¿Quién se queda con el coche? ¡Resuelve tus dudas con asesoramiento legal especializado!

Has tenido un accidente. Y, obviamente, has sufrido daños materiales. Además de resultar perjudicado, cuando te pones a tramitar la reclamación para que te reparen los daños empiezas a encontrarte problemas. Nadie te informa de nada, no sabes qué hacer con el coche, la moto o la bici, no te dicen si se puede o no reparar. Mientras tanto, pasa el tiempo y tú de momento te has quedado sin tu medio de desplazamiento y sin saber qué va a pasar con los daños.

Hasta que un buen día recibes una llamada de tu aseguradora que te dice que te van a dar tu vehículo siniestro. Y ahí empieza para ti otro nuevo calvario, porque seamos claros: estos supuestos nunca te van a compensar.

¿Qué puedes hacer? ¿Y si tu vehículo no está para ser declarado siniestro? ¿Cómo vas a saber si la oferta que te hacen está correcta? ¿Qué ocurre con los restos de tu vehículo? ¿Y si tú prefieres repararlo?

Todas estas son preguntas habituales que los clientes de LEGALCAR nos hacen muy a menudo cuando tienen este problema. Posiblemente estas dudas se parezcan a las tuyas. Es fundamental que si te encuentras en esta situación busques siempre ayuda legal de un letrado especialista para asesorarte sobre lo que puedes hacer en estos casos.

¿Cómo actúan las compañías de seguro ante un siniestro?

Cuando te ves involucrado en un accidente de circulación y no eres el culpable exclusivo del mismo, comienza para ti un proceso lleno de dudas en el que la compañía de seguros del responsable te va a tener que abonar todos los perjuicios que hayas tenido.

¿Cómo se comportan las aseguradoras ante un siniestro? Pues al final, todo se trata para ellas de una cuestión económica. Y eso supone el desembolso de cantidades que cuando el accidente es de gravedad, pueden ser muy elevadas.

Las compañías solo tienen un interés en estos casos y es el suyo propio. Les va a dar igual que hayas tenido daños, que si has sufrido lesiones te quedes mejor o peor o que si te quedas sin vehículo tengas que pasar por los perjuicios que ello va a acarrearte. Porque, al final, lo que van a hacer es intentar pagar siempre lo menos posible.

Todas las aseguradoras funcionan en base a los convenios entre ellas y, por lo tanto, su interés es pagar lo menos posible. Cuando tienes que reparar tu vehículo, tienen que hacerse cargo de ello. Van a intentar que la operación les salga lo menos costosa posible.

Y, como es natural, eso te va a repercutir a ti que eres el perjudicado. Por eso es muy importante que te asesores y que busques ayuda legal pero externa, con un letrado experto en accidentes pero ajeno a las aseguradoras.

Que pasa cuando te dan el coche siniestro total

Un siniestro total nunca compensa.

Cuando nos tienen que reparar el vehículo ya es una faena pero cuando declaran su pérdida total el perjuicio es mucho mayor porque nunca te va a compensar.

El siniestro total lo declara la aseguradora cuando, desde un punto de vista técnico, no se pueden arreglar los daños. Principalmente porque el coste de la reparación supera el valor del mismo. Aunque, a veces también lo declaran porque con el arreglo no se mantendrían sus condiciones óptimas de seguridad.

Dependiendo de lo que tengas incluido en tu póliza de seguros, tu aseguradora tendrá que pagarte una compensación económica o  reponerte tu vehículo. Por eso deberás revisar bien las condiciones de tu póliza para ver lo que hayáis estipulado.

La norma general es que cuando el importe económico de la reparación de tu vehículo supera el 75% de su valor, te lo van a declarar siniestro total. La referencia que toman las compañías para calcular el valor de mercado de tu coche son las Tablas GANVAM-EUROTAX, donde consta el valor estadístico de ventas reales de cada marca, modelo y antigüedad de cada uno.

¿Cómo se calcula el valor del coche?

Tu aseguradora va a calcular la cantidad que te tiene que pagar por el siniestro de tu vehículo en base al tipo de valor del mismo que se recoja en tu póliza de seguro y que pueden ser tres:

  • El valor a nuevo: El precio venta al público de tu vehículo nuevo.
  • El valor de mercado o reposición: Su valor si lo compraras en el momento inmediatamente anterior al accidente.
  • El valor de afección: El valor venal incrementado en un tanto por ciento, que en términos generales se estima en el 30%.

Algunas compañías de seguros incrementan el valor venal dependiendo de los extras o el número de kilómetros que tengas en el momento del accidente, aunque no suele ser habitual porque ello supone que tienen que pagar más.

Quién se queda el coche

Hay que añadir al tipo de valor que figure en tu póliza para estos casos (valor a nuevo, valor de mercado o valor de afección) el valor de los restos. Es decir, lo que pagaría un taller, un desguace o un particular por tu vehículo siniestrado.

También se pueden añadir los extras que tengas instalados que estén incluidos en la póliza y no sean de serie. Y, si quieres quedarte con tu vehículo, descontar el valor de los restos que te vas a quedar tú, para calcular lo que te va a pagar la compañía de seguros.

¿Se puede reparar?

Si tú no eres culpable del accidente y a consecuencia de los daños sufridos te declaran tu vehículo siniestro total, podrías reclamar en base a lo establecido en el artículo 1902 del Código Civil la cantidad que corresponda para reponerlo al mismo estado en que se encontraba antes de tener el accidente.

Ello supone la reparación o  la compensación económica que te cubra un vehículo igual al que tenías cuando sufres el siniestro, y en este caso se reclamaría a la compañía de seguros del culpable del accidente.

¿Te encuentras en una situación así? ¿No sabes cómo gestionar el siniestro? No esperes para consultar a un letrado especialista, contacta con LEGALCAR y nuestro equipo de expertos te darán a información que necesitas sin compromiso alguno para garantizar el éxito de tu reclamación.