900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Muchas personas nos preguntan ¿qué pasa si mi compañía no quiere reclamar un accidente? Conoce los supuestos más habituales, qué debes hacer en estos casos para reclamar a la aseguradora y por qué necesitas ayuda legal.

Todos pensamos que de la misma manera que estamos pagando religiosamente el seguro de nuestro vehículo, si tenemos un percance nuestra compañía va a estar ahí para ayudarnos. Y, si llega ese día, nos ponemos al habla con la aseguradora para formalizar el parte y esperamos confiados a que nos vayan asesorando y defendiendo nuestros derechos frente a la compañía del culpable. Y, de repente, nos encontramos con que el tramitador de turno nos contacta y nos dice amablemente que no pueden hacerse cargo de nuestra reclamación.

¿Qué hacer? ¿A quién acudir? ¿Esto significa que no puedo reclamar nada?

Este tipo de situaciones se producen mucho más habitualmente de lo que pensamos y en LEGALCAR las hemos vivido en innumerables ocasiones. Normalmente, esa negativa siempre va a tener que ver de una u otra forma con la responsabilidad en el accidente.

Cuando tu compañía te dice que no va a reclamar suele haber pasado un tiempo que puede ser clave para organizar la estrategia de reclamación. El punto de partida es siempre buscar asesoramiento legal no en tu propia compañía, sino en letrados especialistas en accidentes de tráfico independientes.

Cómo empezar

En un accidente de tráfico las cosas no son blancas o negras porque cada caso es un mundo. Hay siniestros en los que la culpa está muy acreditada y, por tanto, está clara la obligación de la aseguradora de pagarte los daños que has tenido.

En los casos en los que la dinámica del accidente es confusa las compañías de seguros no quieren defender. Por eso, ante la más mínima duda, van a declinar amablemente la defensa de tus intereses y te van a decir que te busques la ayuda por tu cuenta.

¿Qué hay que hacer? Recopilar toda la información que tengas sobre el accidente y ponerte en contacto lo antes posible con un letrado particular, independiente y ajeno a las aseguradoras, y que pueda defender tus derechos con garantías.

Trámites necesarios

Cuando elijas un letrado de tu confianza que se encargue de la reclamación que tu aseguradora no ha querido defender. Será él quién te indique los trámites a realizar y qué documentación va a necesitar para reclamar a la contraria.

Ten en cuenta que puede haber otros motivos para que una compañía de seguros te ponga problemas. Como, por ejemplo, que hayas sufrido el accidente sin tener pasada la ITV.

En casos así, los trámites previos irían encaminados a acreditar que, aunque hayas cometido una falta administrativa susceptible de sanción, ello no influye en tu derecho a reclamar que te paguen los daños que hayas tenido. Salvo que se pudiera demostrar que el siniestro ocurre por un fallo mecánico de tu vehículo que en una ITV se habría puesto de manifiesto. Y, aun así, podría pelearse el cobro de una compensación por una posible concurrencia de culpas.

Otros casos por los que la aseguradora puede denegarte el pago son circular sin seguro o tener el carnet de conducir caducado. Se trata de faltas administrativas que no influyen en tu derecho a solicitar una compensación, pero que te pueden dar problemas y encontrarte con una negativa a pagarte.

Cualquier trámite a realizar en estos casos irá encaminado a demostrar que sigues teniendo derecho, al no ser culpable exclusivo, a reclamar el pago de las cantidades que te correspondan por los daños sufridos.

Para ello, vas a necesitar siempre la ayuda legal de un letrado especialista.

Cómo hacer una carta de reclamación a una aseguradora

En LEGALCAR recomendamos que nunca gestiones por tu cuenta este tipo de accidentes. En los que es muy importante tener toda la información y conocimientos para rebatir los argumentos de la compañía de seguros.

Si tu aseguradora no ha querido reclamar tu accidente, siempre tienes la cobertura por defensa jurídica incluida en tu póliza para poder elegir al letrado que quieras; ya que sus honorarios serán cubiertos en todo o en parte por esa cobertura.

Es importante que la carta de reclamación a la aseguradora la realices por medio de abogado. Ya que esta debe cumplir unos requisitos para garantizar que sigue las directrices estipuladas en la normativa vigente.

¿Se puede ganar el juicio?

La inmensa mayoría de las reclamaciones por accidentes controvertidos van a acabar en los Tribunales. Si tu compañía no quiere reclamar tu accidente es porque ya ha hecho gestiones previas con la contraria y sabe que ésta no acepta la reclamación y se niega a asumir responsabilidad.

Con una buena defensa legal, muchos de estos casos se pueden ganar en juicio. Pero requieren de mucha mayor especialización y en la mayoría de los casos de pruebas adicionales para demostrar la dinámica del accidente, como informes periciales de peritos reconstructores.

LEGALCAR ha defendido muchos siniestros controvertidos que se han podido reconducir y se han resuelto favorablemente, con un porcentaje de éxito del 92,5%, y se trataba de casos inicialmente rechazados por la aseguradora del cliente.

Por eso, no des nunca por perdido tu caso por mucho que te diga tu seguro que no quiere reclamar o que no es viable porque hay problemas con la culpa, con la versión del otro conductor o por cualquier otro motivo sin haber hablado antes con un especialista.

Contacta con LEGALCAR y nuestros letrados expertos en accidentes te harán una valoración inicial del caso y estudiarán su viabilidad sin compromiso.