900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Necesitas un modelo de reclamación por una caída? Si has sufrido daños y no es culpa tuya, te interesa saber cuáles hay, dónde solicitarlos y qué documentos necesitas aportar con ellos para reclamar.

Sufrir una caída es mucho más habitual de lo que pensamos. Cuando el accidente ocurre por causas ajenas a la víctima, es decir, que interviene algún tipo de factor que es causa directa del mismo, puede reclamarse una compensación por los daños sufridos.

Ahora bien, para que estos casos prosperen hacen falta unos requisitos.

Así, es fundamental demostrar la relación de causalidad, es decir, que en el lugar donde haya ocurrido la caída (por ejemplo, en la vía pública, un establecimiento comercial, un portal o unas escaleras, un garaje, un parque) hay un elemento de riesgo que es la causa del accidente (una mancha de líquido, unas escaleras defectuosas, un bolardo mal colocado, una alcantarilla o baldosa deficiente, un socavón).

Y por otro lado es necesario demostrar la entidad de los daños sufridos (normalmente las lesiones), así como acreditar la responsabilidad del contrario (un establecimiento, un Ayuntamiento o Administración, etcétera).

En este proceso de tramitación, realizar una reclamación por la caída como paso previo es fundamental para poner en marcha todo el proceso, que puede ser extrajudicial o judicial, dependiendo de los casos, y para el que conviene asesorarse.

¿Cuántos modelos de reclamación de caída existen?

Los modelos de reclamación dependen del lugar donde se ha producido la caída, porque el proceso de tramitación es diferente.

Así, si el accidente se ha producido en la vía pública, nos encontramos ante un caso de responsabilidad patrimonial de la Administración, en cuyo caso el modelo de reclamación es una instancia que se solicita en el Ayuntamiento (o en una Junta Municipal) y que se presenta en el Registro General del Ayuntamiento que sea titular de la vía o calle donde haya ocurrido el siniestro. El Registro lo derivará al Departamento de Reclamaciones Patrimoniales.

En estos casos, el procedimiento judicial, si es necesario interponerlo, se tramitará por la vía administrativa. Los Ayuntamientos tienen un Seguro de Responsabilidad Civil para atender las reclamaciones por lesiones producidas por caídas en la vía pública que se hayan producido por un defecto o mal funcionamiento de sus instalaciones (casos, por ejemplo, de accidentes por mala señalización, mala iluminación, defectos en el alcantarillado, o mal estado del pavimento, entre otros).

Cuando el accidente se produce en un establecimiento público (por ejemplo, un supermercado, un centro comercial, un restaurante, o una tienda), el modelo de reclamación por la caída se pide directamente en el mismo (lo que conocemos por una hoja de reclamaciones), y debe presentarse en el Servicio de Atención al Cliente, que lo cursará a su compañía de seguros.

En estos casos, el procedimiento judicial, si hace falta interponerlo, se tramitará por vía civil, por responsabilidad extracontractual del artículo 1902 y siguientes del Código Civil, imputable al establecimiento por no cuidar las medidas de vigilancia, control, mantenimiento, precaución y cuidado que le son exigibles.

¿Dónde puedo encontrar el modelo de reclamación que necesito?

La mejor manera de tramitar este tipo de siniestros es acudiendo siempre a un profesional que conozca el proceso a seguir. La reclamación debe presentarse cuanto antes, si bien cuando las lesiones son graves, la víctima no se encuentra de condiciones de acudir a presentarla, por lo que en ocasiones es un familiar quien la presenta en su nombre.

Como ya hemos visto, en los casos de caídas en la vía pública, el modelo de reclamación debe solicitarse en el Ayuntamiento correspondiente, y presentarse allí mismo.

Y en los casos de caídas en establecimientos públicos, se solicita en el Departamento de Atención al Cliente, donde igualmente se presenta.

En ambos casos, es fundamental conservar la copia de la reclamación presentada con el sello de entrada en el Registro del Ayuntamiento o de recepción en el establecimiento público de que se trate, ya que con este documento se pone en marcha el proceso de tramitación de este tipo de siniestros, y será necesario acreditar su presentación a efectos, sobre todo, del cómputo de plazos para reclamar.

¿Necesito aportar más documentos?

El modelo de reclamación por una caída debe especificar muy claramente el día, hora y lugar exacto del accidente, y la causa que ha originado el mismo, con una breve descripción de los hechos. Asimismo, es fundamental adjuntar los datos de testigos presenciales, porque son un elemento probatorio clave de cara a la aseguradora, que partirá siempre de imputar la responsabilidad a la propia víctima.

Junto con el escrito que se presente, deben adjuntarse, además, fotografías del lugar del siniestro y de la causa que lo motiva. Esto es importante porque normalmente, esa causa va a desaparecer de inmediato (arreglando lo que estaba mal, limpiando la mancha o líquido que ha producido la caída, o eliminando el elemento de riesgo que la ha provocado).

También debe adjuntarse el Atestado Policial (o si aún no se dispone de él, el Nº de Diligencias), si es que ha habido intervención, lo que justifica también el hecho cierto del accidente de cara a la aseguradora, por lo que es conveniente llamar siempre a los agentes para que acudan al lugar de los hechos a levantarlo.

Por último, es necesario adjuntar los informes médicos iniciales que acreditan la entidad de las lesiones sufridas por la víctima. Es fundamental avisar a los servicios de emergencias para que acudan al lugar del siniestro a realizar la primera asistencia, y posteriormente ir lo antes posible al Hospital más cercano para una valoración completa de los daños personales, incluyendo copia de dicho informe en la reclamación.

Muchos de estos casos pueden solventarse de manera extrajudicial si se cuenta con ayuda legal. Cuando las aseguradoras no quieren reconocer responsabilidad o las cuantías que ofrecen están por debajo de la valoración real de las lesiones, será necesario interponer un procedimiento judicial que varía dependiendo de quién sea el responsable y si el siniestro se ha producido en la vía pública o en un establecimiento público o privado.

En LEGALCAR hemos tramitado con éxito este tipo de accidentes en todas sus variantes. Si has sufrido una caída, no esperes para contactar con nosotros y recibir un primer asesoramiento gratuito y sin compromiso sobre tu caso y los primeros pasos que debes dar en la reclamación.