¿Cual es tu indemnización como ciclista si te atropellan en carretera?

¿Cual es tu indemnización como ciclista si te atropellan en carretera?

En lo que va de año, se han producido varios accidentes de bicicleta que han vuelto a poner de manifiesto la fragilidad de los ciclistas, que se encuentran absolutamente desprotegidos ante las imprudencias de muchos conductores que infringen toda la normativa de seguridad para con este colectivo.

El ciclista constituye uno de los usuarios de la vía con mayores posibilidades de sufrir lesiones graves en un accidente de tráfico, sobre todo si el mismo ocurre en carretera y a alta velocidad.

LOS ATROPELLOS A CICLISTAS EN CARRETERA

El presente año 2017 se está convirtiendo en un año muy duro para los ciclistas, por la cantidad de accidentes en carretera que se han producido en poco espacio de tiempo, y que ponen de manifiesto la vulnerabilidad de este colectivo, lo que a su vez se ha traducido en un aumento de la alarma social, y un cierto miedo a utilizar la bicicleta, sobre todo por los aficionados, que cada día ven como la temeridad manifiesta de muchos conductores no solo pone en peligro su propia integridad, sino la de los demás usuarios de la vía.

El pasado 22 de abril fallecía Michele Scarponi, ciclista profesional, mientras entrenaba cerca de su casa, al ser embestido por una furgoneta.

El 9 de mayo otro ciclista profesional, Chris Froome, fue atropellado por un automóvil que se dio a la fuga, si bien consiguió salir ileso del accidente.

En España 6 ciclistas fueron atropellados el 7 de mayo mientras circulaban entre Oliva Y Denia, por una conductora que dio positivo en el control de alcohol y drogas. El siniestro causó la muerte de dos de ellos en el acto y un tercero que falleció unos días después en el hospital a causa de las heridas.

En Tarragona otros seis ciclistas fueron atropellados por otra conductora que cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida. Hubo varios heridos, uno de ellos grave.

El 16 de mayo el ciclista español Jesús Alberto Ruiz fue atropellado por un camión que pretendía adelantarle y que se dio a la fuga tras el accidente, causándole lesiones graves.

Y también en mayo dos ciclistas fueron atropellados en Navarra por un vehículo que inicialmente se dio a la fuga y cuya conductora regresó luego al lugar del siniestro. También dio positivo en el control de alcoholemia, y provocó heridas graves a uno de ellos.

El resultado en lo que va de año es de 19 ciclistas fallecidos frente a los 33 de 2016.

Todo ello está produciendo un efecto disuasorio a muchos aficionados de la bicicleta, que ven como una actividad lúdica y deportiva se está convirtiendo en un peligro constante para su integridad física.

Una de las principales causas de los accidentes, además de la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, se encuentra en no respetar, por parte de los conductores, la distancia mínima de seguridad de metro y medio que deben dejar al adelantar a los ciclistas.

DAÑOS FÍSICOS

En un accidente de bicicleta en el que no somos culpables, podemos reclamar lo que nos corresponda tanto por los daños materiales como por los daños personales sufridos.

Si el accidente se produce en carretera, es casi seguro que comparecerá la Guardia Civil, que levantará el oportuno Atestado donde se va a recoger las circunstancias del siniestro y los datos del responsable.

Normalmente los ciclistas no circulan solos por carretera, suelen ir en grupo, lo que permite a las autoridades tener una visión del accidente en la que no solo van a contar con la declaración del conductor, sino de todos ellos.

Para la reclamación de daños físicos o personales es importante la primera asistencia médica, que dependiendo de las lesiones, puede producirse en el mismo lugar del accidente por los servicios de emergencias, que normalmente van a trasladar a los heridos al Hospital más cercano.

Es importante que esa primera asistencia médica sea lo más completa posible, y recoja la totalidad de las lesiones sufridas por el ciclista, que en cualquier caso tienen que estar documentadas médicamente antes de que pasen 72 horas desde el siniestro.

Dependiendo del tipo de lesiones sufridas, el tiempo de curación de las mismas será más o menos largo en el tiempo. Así, la indemnización comprenderá por un lado todo el periodo que hayamos tardado en restablecernos de las lesiones, que pueden ser días de hospitalización (además de UCI en los casos más graves), días de impedimento o incapacidad, que pueden ser con o sin baja laboral, o de inmovilización a causa de las heridas (por ejemplo por una fractura).

También se computan los días de curación, tiempo en el que estamos haciendo tratamiento para restablecernos, y que se refiere sobre todo a la rehabilitación, y que llegará hasta que recibamos el alta médica por el traumatólogo.

TU BICICLETA

La reclamación por daños materiales en un accidente de este tipo comprenderá tanto los daños de la bicicleta como del casco, indumentaria, y cualquier otro elemento dañado en el siniestro, como las gafas de ver o de sol, móviles o dispositivos de hacer ejercicio, etcétera.

Si la bicicleta es susceptible de repararse tendremos que reclamar el importe de dicha reparación, bien con una factura de arreglo o con un presupuesto de reparación. Conviene hacer fotos de la bici dañada y es posible que la aseguradora qquiera peritarla. Es aconsejable llevarla antes a un taller de confianza donde nos valoren la reparación sin dejar ningún concepto fuera de la peritación.

Si el valor del arreglo de la bicicleta es superior a su valor de mercado, es posible que nos la declaren siniestro, en cuyo caso deberemos reclamar el valor del mismo atendiendo a su antigüedad, modelo, y otros factores.

TIEMPO EN COBRAR 

El tiempo para cobrar por un accidente de bicicleta va a depender sobre todo del tiempo que tarde la víctima en recuperarse, ya que hasta que no estén estabilizadas sus lesiones, no se podrá hacer la reclamación en firme a la aseguradora responsable de abonarla.

Si se consigue un acuerdo amistoso y extrajudicial con la aseguradora, el proceso es más corto y rápido.

Sin embargo si la aseguradora se niega a pagar o la indemnización que ofrece está muy por debajo de lo que realmente corresponde a la víctima, el proceso se alargará en el tiempo porque será necesario interponer contra la compañía de seguros un procedimiento judicial civil, que dado el atasco de nuestros Tribunales, puede prolongarse entre año y medio y dos años.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita