No respetar la prioridad de paso

No respetar la prioridad de paso

¿Qué ocurre en caso de no respetar la prioridad de paso? Te contamos qué infracciones más habituales se cometen, las señales de prioridad más comunes y las sanciones que pueden imponerse en estos casos.

No respetar la preferencia de paso es una de las infracciones que más se cometen habitualmente en la circulación, y además puede darse en una infinidad de situaciones.

Existe mucho desconocimiento en esta materia, hasta el punto de que muchos conductores no respetan la prioridad de paso porque no saben quién la tiene en cada circunstancia concreta o no conocen las señales de tráfico que lo regulan.

El artículo 21 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial recoge las normas generales sobre la preferencia de paso.

Algunos casos muy comunes son las dudas sobre prioridad del paso en las intersecciones sin señalizar, en los cruces, en una rotonda o en un estrechamiento.

Las mismas dudas surgen en casos como saber si los ciclistas tienen prioridad de paso respecto a otros vehículos y en qué supuestos, cuándo la tienen los peatones, o en qué supuestos la tienen, por ejemplo, los animales.

De esta forma, son muchos los accidentes de tráfico que se producen por este motivo.

Y, de hecho, la Dirección General de Tráfico informa que, dentro de las 5 multas más habituales, tanto en carretera como en núcleos urbanos, que se imponen a los conductores, se encuentran las impuestas por no respetar la preferencia de paso.

Las estadísticas demuestran que los conductores españoles solo recuerdan el 52,2% de las señales de tráfico. Por tanto, muchos de ellos no conocen las señales más importantes que regulan la prioridad de paso.

Quizá las más conocidas y que sin embargo siguen generando multitud de infracciones y, por tanto, accidentes que pueden ser muy graves, son las señales de stop (R2) y de ceda el paso (R1).

En el caso del stop, el 20% de los accidentes que se producen en vías urbanas ocurren por no respetar esta señal, que obliga a detenerse antes de la intersección o ante la siguiente línea de detención.

Y lo mismo ocurre con la señal de ceda el paso, que además viene señalizado en muchas ocasiones tanto por señal de tráfico como pintada en la calzada, y, aun así, siguen siendo de las infracciones por no respetar la prioridad de paso más comunes.

En estos dos casos hay que ceder siempre el paso a los vehículos que circulan por la vía preferente, al margen del lado por el que vengan.

Otra señal poco respetada en muchos casos es la que indica la prioridad respecto del sentido contrario (R6), que se encuentra en zonas con estrechamientos que no permiten el paso de dos vehículos a la vez, o la de prioridad en sentido contrario (R5).

Y las otras dos señales más utilizadas para regular la preferencia de paso son la de calzada con prioridad (R3) y la de fin de la misma (R4).

También es habitual no respetar el paso en las señales que indican preferencia a los vehículos que circulan por una vía frente a los que lo hacen por otra que la cruzan o que se incorporan a la principal.

Según indican las normas de tráfico para el caso de las intersecciones, la preferencia de paso la indica la señalización, y en caso de que no exista, debe cederse el paso a los vehículos que circulen por la derecha, salvo las excepciones siguientes:

-Que en la intersección haya un agente de la autoridad que esté regulando el tráfico, que será quien marque en ese caso quien tiene la preferencia de paso.

-En las autopistas y autovías tienen preferencia los vehículos que circulan por ellas respecto a los que se incorporan a las mismas.

-También tienen preferencia los vehículos que circulan por una vía pavimentada frente a los que lo hacen por una sin pavimentar.

-Igualmente tienen preferencia los vehículos que circulan sobre raíles frente a los demás.

-En las rotondas tienen preferencia los vehículos que circulan por el interior de las mismas frente a los que se van a incorporar a ellas.

Las sanciones más habituales por no respetar la prioridad de paso son de 200 euros para los estos supuestos:

Cambiar de carril sin respetar la preferencia del que ya está circulando por él.

No respetar la preferencia de los peatones cuando la tienen, y si crean una situación de riesgo, la sanción incluye, además de la multa, la retirada de 4 puntos del carnet de conducir.

No facilitar la circulación a un vehículo de emergencias que circula en servicio urgente.

También se sanciona con 4 puntos de retirada del permiso de circulación, además de la multa, a los conductores que se salten una señal de stop o de ceda el paso.

Los accidentes de tráfico provocados por no respetar la prioridad de paso pueden llegar a ser muy graves porque la velocidad puede intervenir en algunos casos y el factor sorpresa también.