900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

La bicicleta es un medio de transporte cada vez más usado especialmente para el desplazamiento de un punto a otro dentro de la ciudad. El buen tiempo que nos acompaña en esta época en la mayoría de los puntos de todo el territorio nacional impulsa el empleo de la bicicleta en detrimento del coche. Unos la usan para ir hacia su lugar de trabajo, otros para hacer deporte y los hay que simplemente salen en bicicleta para pasear.

Debido a que hoy en día es cada vez más habitual ver a personas en bicicleta por zonas urbanas, también son más los accidentes de tráfico que se producen en ciudades donde hay ciclistas involucrados. Para evitar riesgos y viajar de manera segura, un abogado para accidente en bicicleta recuerda estas normas de circulación con este medio de transporte.

Evita las distracciones

La distracción es uno de los principales peligros a los que se exponen los conductores en carretera, tanto ciclistas como el resto de usuarios de la vía. Los ciclistas tienen que prestar especial atención cuando circulan cerca de otros vehículos, mientras que éstos considerarán a los primeros como cualquier otro vehículo siempre y cuando no exista carril bici.

Lleva siempre el casco en bicicleta

El uso del caso en bicicleta es obligatorio siempre para los menores de 16 años, tanto los conductores como los acompañantes. Los mayores de 18 años están obligados a llevar casco sólo en vías interurbanas, tal y como indica la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. En caso de no cumplir con dicha normativa, podrías tener que pagar una multa de hasta 200 euros.

Las señales de tráfico

Las señales de tráfico de la vía también son de obligado cumplimiento para los ciclistas. Así, los que circulen en bicicleta deben respetar placas, semáforos, líneas continuas, el carril bus, los pasos de peatones y el ceda el paso. Por otro lado, cuando un ciclista utilice de manera temporal una acera deberá tener en cuenta que aquí los peatones siempre tienen prioridad.

Además de respetar las señales de tráfico, los ciclistas están obligados a acatar los límites de velocidad de cada vía y en ningún caso pueden sobrepasar la velocidad máxima permitida para bicicletas, esto es, 45 kilómetros por hora.

Señaliza correctamente todas tus maniobras

Tienes que señalizar cualquier maniobra que vayas a realizar en bicicleta. Antes de girar, y según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, es aconsejable levantar el brazo izquierdo formando un ángulo de 90 grados, si vamos a ir hacia a derecha, en caso de girar a la izquierda hay que alargar el brazo izquierdo  con la palma de la mano hacia abajo.

Hazte más visible en la calzada

Tan importante es ver como que nos vean, y esto último también depende de nosotros. En bicicleta, utiliza durante el día prendas claras o de colores y por la noche lleva puesto algún elemento reflectante homologado. Estas prendas nos valen para que nos distingan mejor los conductores de otros vehículos y los peatones.

También es obligatorio que nuestra bicicleta tenga una luz delantera fija y en la parte trasera un catadióptrico y una luz fija de color rojo. Si no llevamos estas luces reglamentarias en la bici, la multa a la que tendríamos que hacer frente puede ser de hasta 80 euros.

Nada de teléfonos móviles en bicicleta

Cada vez es más frecuente que el uso del teléfono móvil se convierta en la causa principal de distracciones al volante o en bicicleta que terminan provocando un accidente de tráfico. Además, la ley sanciona con 200 euros a aquellos ciclistas que comentan la imprudencia de utilizar el móvil mientras circulan.

Los ciclistas tampoco deben beber alcohol

La última reforma de la Ley de Tráfico ha supuesto un notable endurecimiento de las multas por conducir bajos los efectos del consumo de alcohol o sustancias psicotrópicas, y a los ciclistas también les atañe este cambio en la norma.

Consulta a nuestros abogados para accidentes de tráfico gratis.