Nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial 2015

Nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial 2015

Hace ya casi un año que entró en vigor la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial que trajo consigo varias novedades con respecto a la seguridad vial en carreteras y núcleos urbanos.

Sin embargo, las nuevas medidas de la Ley de Tráfico no han llegado a aplicarse de forma completa ya que penden de la aprobación de un Reglamento General de Circulación. En cualquier caso, desde la Dirección General de Tráfico se ha apuntado recientemente que la normativa ya está lista a expensas del visto bueno por parte del Consejo de Ministros.

A continuación, repasamos algunas de las normas de la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial que, si todo marcha como debe, se pondrían en marcha en 2015.

Consumo de drogas y alcohol

La Ley de Tráfico prohíbe conducir bajo los efectos del alcohol o bajo la influencia de drogas ilegales. Sí se permite el consumo de sustancias que tengan una finalidad terapéutica y que además hayan sido prescritas por un facultativo como, por ejemplo, la metadona.

Los conductores que den positivo por el consumo de drogas deberán pagar una sanción de 1.000 euros y se les retirará seis puntos del carnet de conducir. Por su parte, la infracción por conducir con tasas de alcohol que están por encima de las establecidas en la Ley de Seguridad Vial sigue siendo de 500 euros y la detracción de cuatro a seis puntos.

La nueva ley contempla una sanción de hasta 1.000 euros para las personas que sean reincidentes, esto es, que el año anterior al momento de la falta hubieran recibido una infracción por la misma causa. Esta sanción también atañe a los conductores que dupliquen la tasa permitida.

Velocidad máxima

A la espera de la aprobación del Reglamento General de Circulación, se prevé un aumento del límite de velocidad a 130 km/h en autopistas y autovías. También podrían fijarse zonas de 20 y 30 km/h en ciudades para que los vehículos monitorizados puedan reducir la velocidad a la que circulan hasta esta velocidad máxima.

Por otro lado, los vehículos que circulen por carreteras convencionales lo harán bajo un límite de velocidad de 90 o 70 km/h, en función de la anchura del carril y no del arcén como estaba establecido hasta la llegada de la nueva Ley de Tráfico.

Los detectores de radar

La nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial 2015 prohíbe el uso de detectores de radar. Estos detectores consisten en un aparato eléctrico que rastrean la localización de los radares de tráfico a través de ondas.

Las personas que infrinjan esta prohibición pagarán una multa de 200 euros y perderán tres puntos del carnet. Esta prohibición también se extiende al empleo de inhibidores que se encargan de anular o cambiar el funcionamiento de los radares de tráfico. No ocurre así con los avisadores, que si están permitidos y sirven para conocer la posible localización de los radares.

La seguridad y los niños

La Ley de Tráfico apuesta por medias más restrictivas en pos de mejorar los niveles de seguridad de los niños que viajan en un vehículo. Así, es posible que se incurra en la prohibición de la ocupación de niños en asientos delanteros o traseros según la edad o estatura del menor.

Ciclistas y el uso del casco

Los ciclistas deberán, en virtud de la nueva Ley de Tráfico, utilizar el casco en vías interurbanas, urbanas y travesías, una medida que ya existe actualmente, y si son menos de 16 años lo llevarán siempre, independientemente del lugar por donde circulen. De todos modos, un agente no podrá inmovilizar la bicicleta de aquellos que no cumplan con estos requisitos.

¿Quieres que te llame un abogado expertos en accidentes de tráfico?