Normativa paso de peatones

Normativa paso de peatones

¿Sabes qué dice el paso de peatones código circulación? La normativa para pasos de peatones es bien clara pero a pesar de esto los atropellos son muy comunes en las carreteras españolas. En España se producen 11.000 atropellos al año. De ellos más de 10.000 suceden en zonas urbanas: ciudades, pueblos, travesías,… Esto supone que en las ciudades españolas, cada día se producen 27 atropellos con víctimas. Por eso, hay que saber y tener presente siempre la normativa para paso de peatones.

Según la RAE, un peatón es la persona que va a pie por una vía pública. Además se considera peatón a las personas que empujan otro vehículo de pequeñas dimensiones y sin motor o personas que van en silla de ruedas a motor o sin él. Y un paso de peatones o cebra son las rayas blancas pintadas sobre el asfalto gris entre acera y acera para que los peatones puedan cruzar cómodamente y sin peligro. ¿Cómo? Con una regulación especial que compete a conductores y peatones. Te explicamos la normativa de los pasos de peatones.

Normalmente, los peatones deben circular siempre por las aceras. Lo mejor es hacerlo por en medio, es decir, ni muy pegados a la pared del edificio que haya para guardar su seguridad en caso de salida de un coche de algún garaje, ni al borde de la calzada ya que puede caer en esta y ser atropellado por un vehículo. Los niños deberán circular de la mano de un adulto y los animales siempre atados a sus dueños para evitar alguna situación de peligro.

Según la normativa de los pasos de peatones o de cebra, siempre que haya uno, se deberá cruzar por él. Si no lo hubiera se cruzará por el lugar de mayor visibilidad para el peatón y que no reporte peligro. Una vez se haya elegido el lugar se debe mirar a la izquierda y a la derecha, se cruzará en línea recta y con paso ligero. En ocasiones el paso de peatones o de cebra estará regulado por semáforos. En ese caso, habrá que esperar a que esté verde para cruzar los peatones. Aún así, siempre antes de cruzar habrá que cerciorarse de que los conductores se han detenido ante el semáforo. Hay ocasiones excepcionales en las que un agente de la policía local, normalmente, son los que regulan el tráfico. Esto ocurre, por ejemplo, a la entrada o salida de los colegios, siempre se hace con el objetivo de que el tráfico sea más fluido. En este caso, las órdenes del agente siempre prevalecerán sobre cualquier otra.

En el artículo 166 del Reglamento General de Circulación se establece en su apartado 1 que las marcas sobre el pavimento, o marcas viales, tienen por objeto regular la circulación y advertir o guiar a los usuarios de la vía y pueden emplearse solas o con otros medios de señalización. En el apartado 2 se dice que las marcas viales pueden ser blancas longitudinales, blancas trasversales, señales horizontales de circulación, otras marcas o inscripciones de color blanco y marcas de otros colores.

En los medios se realizan multitud de campañas de concienciación para peatones haciendo hincapié en la normativa de los pasos de peatones. A pesar de ello, todavía se producen unos 11.000 atropellos al año en España, 10.000 de ellos, en zonas urbanas. Una cifra muy elevada que probablemente se podría reducir si se tuviera más presente la normativa de los pasos de peatones.

Hay una buenísima campaña para reducir los atropellos a peatones que se realizó hace unos meses en Francia. Consistía en asustar a los peatones cuando cruzaban la calle con el sonido del frenazo de un vehículo para generar conciencia. Muchos de los peatones iban ensimismados con sus móviles o distraídos y cuando escuchaban el sonido de la frenada el sobresalto era tremendo. Un dispositivo instalado les sacaba una foto que proyectaban en una pantalla de publicidad junto a la calzada. Además de la instantánea le acompañaba un texto que decía: “No corra el riesgo de ver la muerte delante. Cruce respetando los semáforos”.

Ya te hemos contado cómo es la normativa de pasos de peatones en España. Ahora depende de ti que se reduzcan al máximo el número de atropellos. Siempre piensa en tu seguridad y no te expongas al peligro, mira a un lado y al otro antes de cruzar y hazlo siempre por un lugar con visibilidad. Si a pesar de todos estos consejos, sufres un atropello, desde LegalCar te aconsejamos que contactes con un especialista en este tipo de procesos. Es normal que tanto si has sufrido un atropello como si tú eras el conductor estarás despistado, sin saber qué hacer, ni qué pasos dar.

Por eso, lo mejor es que hables con LegalCar de tu caso para que te guíe, te resuelva tus dudas y te pueda ayudar con conocimiento de causa. Solo así tendrás más posibilidades de que tu reclamación llegue a buen puerto y puedas cobrar tu indemnización.