¿Por qué elegir a un abogado particular especialista en tráfico?

 

Si has tenido un accidente quizá te preguntes si es necesario elegir a un abogado particular especialista en tráfico. Ante un situación tan traumática como esta lo más normal es que nuestra única preocupación sea recuperarnos de nuestras lesiones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a la hora de reclamar una compensación económica por nuestros daños y perjuicios nadie defenderá mejor nuestros intereses que un abogado particular especializado en la materia.

En el siguiente vídeo profundizamos en las razones por las que deberías elegir a un especialista para asegurarte de que estás recibiendo una compensación justa.

En este aspecto tenemos que diferenciar varias cosas. En primer lugar, la cobertura jurídica que ofrece una compañía de seguros y la cobertura jurídica que ofrece un abogado particular. En segundo lugar, diferencias entre abogado del seguro y abogado particular.

¿En qué consiste la cobertura jurídica que normalmente ofrecen las compañías de seguros?

Por contrato una compañía garantiza un servicio de tramitación de los siniestros, pero esto no quiere decir que te ponga un abogado, de hecho, en contadas ocasiones las compañías pasan el asunto a manos de un abogado. Lo que hacen utilizar tramitadores, personal sin estudios jurídicos, para la gestión de los expedientes. Este personal no está cualificado, ni por conocimientos ni por experiencia, para ayudar a la víctima a reclamar la máxima indemnización.

Es aquí entonces donde radica la principal diferencia con respecto a un abogado particular.

Claro. Un abogado particular es un profesional del derecho que conoce la materia y tiene experiencia en ella. Además, gestiona casos de principio a fin, es decir, desde el asesoramiento hasta el posible juicio. Dirige y gestiona todo el proceso de reclamación.

Además, no hay que olvidar los intereses de compañías: un tramitador de compañía sigue las directrices de la compañía que le paga mientras que un abogado particular tiene su propio criterio para ayudar a la víctima sin ninguna limitación.

Y en caso de que la compañía ponga un abogado, ¿qué lo diferencia de un abogado particular?

Como hemos dicho en el caso de los tramitadores, el abogado de compañía también sigue las directrices de la aseguradora, por lo que no tiene independencia para ayudar a la víctima. Todo lo que haga y diga está auditado por los intereses de las compañías. Conocemos casos de abogados que trabajan para varias compañías de seguros.

Si la víctima está llevando el caso con la compañía, ya sea a través de tramitador o abogado, ¿tiene libertad para escoger un abogado particular?

La víctima siempre tiene derecho a elegir abogado libremente. Aunque esté llevando el caso con la compañía tiene siempre la posibilidad de cambiar a un abogado particular. De hecho, tiene ventajas por elegir un abogado particular: además de que va a recibir una mejor ayuda porque el abogado particular no tiene intereses de compañía, existe lo que se conoce como defensa jurídica, que es la cobertura por la cual la víctima tiene la posibilidad de reclamar a su compañía que le devuelvan los honorarios que pague a ese abogado particular.