¿Problemas para conseguir la indemnización por accidente de tráfico?

¿Problemas para conseguir la indemnización por accidente de tráfico?

Muchos de nuestros clientes vienen a resolver algunos de los problemas que tienen para conseguir una indemnización por accidente de tráfico. Hoy os explicamos cómo se tiene que tramitar este proceso.

La experiencia que tenemos en todos estos años en LEGALCAR nos ha demostrado que en muchas ocasiones, los clientes vienen a vernos absolutamente convencidos de que tienen derecho a reclamar su indemnización desconociendo los problemas concretos que tiene su caso.

En otras ocasiones la reclamación se complica posteriormente según se van recopilando las pruebas necesarias para tramitarla.

Los problemas para conseguir la indemnización por accidente de tráfico que nos pueda corresponder pueden surgir en cualquier momento de la tramitación del caso, de ahí nuestra recomendación de acudir lo antes posible a LegalCar, ya que de poco sirve hacerlo cuando el caso está avanzado y nos damos cuenta de que la reclamación no es tan fácil como parecía, porque puede ser tarde.

RECLAMAR LA INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que podremos reclamar una indemnización derivada de un accidente de tráfico siempre que no seamos culpables exclusivos del mismo. Si el accidente es claro y la culpa es nuestra, decae nuestro derecho a reclamar.

Las compañías de seguros pueden discutirnos en una reclamación o bien la culpa en el accidente (quien ha sido el responsable), o bien la entidad de las lesiones (en la inmensa mayoría de los casos siempre las valoran a la baja) o ambas cosas.

Reclamar la indemnización por accidente de tráfico no es tarea fácil, sobre todo a raíz de la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico 2016. En una reclamación intervienen multitud de factores que van a influir de una u otra manera en la misma, y lo normal es que la víctima no las conozca, puesto que lo que suele hacer en un primer momento es fiarse de lo que le dice su compañía de seguros.

Sin embargo y es un hecho que en nuestro despacho hemos comprobado, hay ocasiones en los que nuestra compañía de seguros nos dice que no tenemos derecho a reclamar, o incluso nos da traslado de la oferta indemnizatoria de la compañía contraria, y la realidad es que o bien el caso es perfectamente defendible aunque nuestra compañía nos diga que no es así, o bien la oferta por lesiones es ínfima, incompleta y no acorde con la realidad de las lesiones sufridas por la víctima.

Lo primero que debe tener en cuenta cualquier víctima de un accidente de tráfico es que debe contar con toda la información sobre el proceso de reclamación de su indemnización, y para ello tiene que contar con una opinión especializada, imparcial y objetiva.

CÓMO SE CALCULA LA INDEMNIZACIÓN

Para conocer cómo se calcula la indemnización deberemos también contar con opinión de LegalCar. Es cierto que en Internet encontramos muchos sitios que nos ofrecen la posibilidad de hacer un cálculo aproximado de la indemnización.

Sin embargo y sobre todo tras la entrada en vigor del nuevo baremo de Tráfico en 2016, los cálculos se complican ya que hay muchas partidas reclamables, gastos, tipos de secuelas, etc. Por ello cuando un lesionado nos dice que por lo mismo que él tiene, un conocido ha cobrado tal cantidad, siempre decimos que cada caso es un mundo, y aunque hay unos parámetros generales para todos, hay que estudiar y valorar cada caso en concreto, y las circunstancias que lo rodean.

Para calcular la indemnización tendremos que tener en cuenta que la misma debe incluir tanto los daños materiales como los personales.

Los daños materiales comprenderán no solo la reparación de nuestro vehículo o el pago del siniestro en caso de que el arreglo supere el valor venal, sino cualquier otro daño en objetos o cosas que portáramos en el momento del accidente. Tendremos que acreditarlo con presupuestos de arreglo y/o facturas de compra, y será conveniente contar con fotografías de dichos objetos.

La indemnización por los daños personales o lesiones comprenderá el tiempo que hayamos tardado en restablecernos de las mismas, tiempo que puede ser de hospitalización (tiempo que hemos estado hospitalizados por las lesiones sufridas), de impedimento (periodo que hemos estado incapacitados para hacer nuestra vida habitual, o bien con una baja laboral, o bien porque tenemos que estar en reposo o inmovilizados) o de curación (el tiempo en el que sin estar incapacitados tenemos que compaginar nuestra vida habitual con un tratamiento curativo, que normalmente va a ser la rehabilitación).

Dependiendo de un caso u otro hablaremos de perjuicio personal básico o perjuicio personal particular, y la cuantía de la indemnización será diferente en cada caso, estando fijada en las Tablas del Baremo de Tráfico.

Para calcular la indemnización por las secuelas que nos hayan podido quedar después del alta por el traumatólogo tendremos que acreditar la existencia de las mismas a través de los informes médicos que tengamos y las pruebas diagnósticas que nos hayan hecho. Lo más complicado es reclamar indemnización por secuelas en los casos del ya famoso ‘esguince cervica’, donde el nuevo Baremo nos exige un informe “concluyente”, en cuyo caso deberemos además contar con pruebas diagnósticas precisas que acrediten la existencia clara y concluyente de lesión cervical.

También se reclama como indemnización las operaciones que nos hayan hecho, las posibles incapacidades sobrevenidas al accidente, y el denominado perjuicio patrimonial, que en el nuevo Baremo se divide en lucro cesante y daño emergente, y que se refiere a los gastos directos que hayamos tenido a causa del siniestro, como los gastos de rehabilitación, farmacia, taxis para desplazarnos si estamos inmovilizados, etcétera, y cualquier perjuicio económico padecido, por ejemplo cantidades dejadas de percibir en nuestra nómina por estar de baja a causa del accidente.

Si la reclamación de indemnización es por un accidente con grandes lesionados o fallecidos, la situación se complica más porque el nuevo Baremo 2016, que ha mejorado sustancialmente estas indemnizaciones, establece gran cantidad de parámetros, partidas indemnizatorias, y conceptos nuevos que hay que conocer para poder reclamarlos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita