900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Iniciar un proceso judicial de reclamación de indemnización por cualquier accidente de moto puede ser un poco agobiante al principio por la desinformación que existe; seguramente tras sufrir el accidente llamaste  a tu seguro buscando soluciones para tus dudas y al colgar la llamada te diste cuenta de que realmente seguías con las dudas. Esta situación nos las cuentan a diario nuestros clientes, quienes llegan a nosotros con miles de dudas referentes a su caso, porque su compañía no les ha dado la información adecuada.

Lo más importante que debes saber antes de comenzar a solicitar una indemnización es que solo puedes reclamar en caso de que no seas culpable único del accidente. Con respecto a las responsabilidades, en la ley de responsabilidad civil se explica que el conductor es responsable en virtud del riesgo creado por la conducción y de los daños causados a terceros. En este sentido, si eres el culpable no tienes derecho a una indemnización y es tu aseguradora la que deberá hacerse cargo de los daños del resto de lesionados. En caso de concurrencia de culpas, las indemnizaciones se reducirán tomando en cuenta el porcentaje de responsabilidad de la persona en el caso.

PASO A PASO

Suponiendo que estás leyendo este artículo, días después del accidente, ya has sido atendido por los servicios sanitarios y ya dispones de un atestado de tráfico o parte amistoso, los pasos a seguir para reclamar la indemnización son:

  1. Avisar a tu propia compañía: luego de sufrir el accidente, dispones de un plazo de una semana para dar parte a tu aseguradora de lo ocurrido. En esta llamada la compañía tiene el deber (muy pocas veces lo hacen) de decirte qué: tienes derecho a recibir tratamiento rehabilitador gratuito en cualquier centro adjunto al convenio UNESPA; la compañía debe ofrecerte los servicios de algún profesional propio par que gestiones la indemnización; todas las pólizas disponen de una cláusula para la defensa jurídica la cual te cubre una parte o todos los honorarios en caso de que decidas contratar a un externo.
  2. Elegir un abogado: Para reclamar la indemnización es fundamental contar con LegalCar, debes elegir entre contratar los servicios del que te ofrece tu compañía de seguros, sin embargo, sabemos por comentarios de nuestros clientes generalmente la comunicación con estos abogados es fría, distante e incluso invitan a los lesionados a aceptar ofertas muy bajas, pues las compañías de seguro aunque creas que son competencia una de otras, en el fondo todas disponen de acuerdos entre ellas, un acuerdo ganar-ganar que perjudica al lesionado.
  3. Enviar Documentación a la compañía: para que la compañía realice una oferta, debes enviar toda la documentación que dispongas, siendo los informes médicos y el atestado los más importantes, pues tomando en cuenta estos la compañía realizará la oferta, tomando en cuenta todos los factores que influyen en el cobro de una indemnización (para conocer cómo se calcula una indemnización pincha aquí). Una vez que LegalCar ha aportado toda la documentación médica, la compañía dispone de un plazo de tres meses para responder, si luego de ese plazo no responden debes demandar directamente a la compañía.
  4. Negociación extrajudicial: la ley exige que las compañías y el abogado/lesionado intenten llegar a un acuerdo de indemnización sin necesidad de ir a juicio, en este sentido, comienza un proceso de oferta y contraoferta entre compañía y lesionado, sin embargo, en muchas ocasiones no es posible un acuerdo pues la compañía duda de las lesiones, o su perito considera que los puntos por secuelas son menores a los que el lesionado exige y de igual forma pasa con los días.
  5. Juicio: si no es posible llegar a un acuerdo, pues consideras que tu indemnización real por las lesiones es muy diferente a la ofrecida por la compañía, estás en tu derecho de interponer una demanda en contra de aseguradora. Para este procedimiento debes contratar los servicios de un procurador y de un perito médico, ya que ambas figuras son exigidas por la ley para un juicio. Si te preguntas como es el juicio, pues básicamente un debate entre ambos peritos, quienes defenderán sus informes y será el juez que basándose en ambas declaraciones e informes médicos determinará la cuantía indemnizatoria que el lesionado debe recibir. Nunca debe presionarte para ir a juicio, deben analizar el caso y las probabilidades de ganarlo, porque en caso de perderlo, deberás pagar las costas al contrario.