Los puntos negros, son aquellas zonas que tienen una alta concentración de accidentes, la condición es que hayan ocurrido más de tres accidentes con víctimas en la misma área, la cual no debe superar los 100 metros. Estos puntos son marcados por la Dirección General de Tráfico y son actualizados cada año.

En 2016 la DGT reportó 1313 puntos de concentración de accidentes, los cuales representan cerca de 25.000 kilómetros en vías convencionales (las  de más alta peligrosidad durante 2016) y 166.284 km en carreteras, representando un 15% de todas las carreteras del territorio.

En Madrid hay 129 puntos negros, distribuidos a lo largo de las carreteras madrileñas: La M-40 es una de las carreteras con mayor afluencia de vehículos  de Madrid, también la que mayor cantidad de puntos negros, dispone de un total de 17 tramos, 173 vehículos implicados, el kilómetro 21, con 16 heridos y un fallecido. El kilómetro 11,9 y el 28..

Otra de  las carreteras con mayores puntos negros es la A-2, con un total de 12 y 153 implicados, dentro de esta carretera el tramo más peligroso es el que se encuentra en kilómetro 11,9, el cual ha dejado 24 heridos, ningún fallecido entre ellos.

También, se encuentra la carretera A-6, cuenta con 11 puntos peligrosos, con 114 vehículos involucrados, el kilómetro que concentra mayor número de  lesionados, 15 personas en total es el 17,0.

La carretera A-42 cuenta  con 10, con un saldo de 105 vehículos implicados. El tramo con mayor número de  siniestros comienza en el kilómetro 15,3, con un total de 19 vehículos implicados y 9 lesionados.

¿CÓMO SE PRODUCEN LOS ACCIDENTES DE TRÁFICO?

Las colisiones son el tipo de accidente más común dentro de los 129 puntos negros de Madrid, representando el 67% del total de accidentes, las salidas de vía representan el 26% de los accidentes.  En estos tramos se produjeron 589 accidentes que dejaron un saldo de 865 lesionados y cinco fallecidos.

Durante el 2015, basados en un total de 166622 accidentes con víctimas, un 5,93% de conductores  involucrados en accidentes, cometieron alguna infracción por exceso de velocidad, también un 5,93% no cumplía la distancia de seguridad, un 5,6% cometió una falta por no respetar una señal de prioridad. En total el 40,7% de los conductores involucrados en un accidente con víctima cometía alguna infracción.

La mayoría de los accidentes de tráfico son evitables, pues son provocados por imprudencias de los conductores, en nuestro artículos sobre las conductas irresponsables al volante repasamos otras conductas que provocan accidentes.

Los turismos son el tipo de vehículo con mayor siniestralidad vial, por lo que explicaremos cómo se pueden gestionar las indemnizaciones en caso de sufrir un accidente de coche.

Lo primero que debes tomar en cuenta, para reclamar una indemnización, es que siempre y cuando el accidente no haya sido provocado por culpa exclusiva del conductor, tendrá derecho a recibir una indemnización, por sus lesiones y daños.

¿Cómo se prueba que la culpa no ha sido del conductor? Aportando  a la compañía aseguradora el parte amistoso del accidente o el atestado de tráfico, te recordamos que si tras el accidente, los involucrados no llegan a un acuerdo, se debe llamar a las autoridades para que realicen el atestado.

En caso de que el siniestro sea culpa de ambos, se sigue manteniendo el derecho al cobro de una indemnización, pero se verá reducida, según el porcentaje de culpa que haya tenido cada implicado.

Para reclamar una indemnización por las lesiones, debes disponer de la documentación médica. Es vital que cuentes con un informe de urgencias que indique que has acudido al centro dentro de las 48 horas siguientes al accidente, si no dispones de este, perderás de tu derecho a indemnización, pues se rompe el criterio cronológico.

En el caso de lesiones leves, se debe aportar también la peritación de los daños del vehículo, pues si los mismos no superan los 500 euros, la compañía aplicará la falta de criterio de intensidad, pues supondrá que el golpe no ha sido lo suficientemente fuerte para provocar lesiones.

Cuando se producen lesiones en una accidente de tráfico tienes derecho a recibir una indemnización por el tiempo en que has estado lesionado (incluyendo periodos de baja o de tratamiento rehabilitador) y por las posibles secuelas provocadas a partir del siniestro.

El monto por el tiempo de curación varía dependiendo del perjuicio:

  • Perjuicio Personal Particular Básico: son los días en los que el lesionado ha estado recibiendo tratamiento rehabilitador, se indemnizan con 30€ diarios.
  • Perjuicio Personal Moderado: corresponde a los días en los que el lesionado ha estado de baja, el lesionado recibe 52€ por este concepto.
  • Perjuicio Personal Grave/ Muy Grave: representa los días en los que el lesionado ha estado hospitalizado. El resarcimiento depende del estado general de la víctima pudiendo ser 75€ o 100€ cuando la vida de la víctima corre peligro.

Las secuelas (dolores residuales que persisten la finalizar el tratamiento rehabilitador) se indemnizan basados en el Baremo de Tráfico, donde se establecen unas tablas que detallan todas las secuelas posibles y una horquilla de cantidad de puntos posibles.  La indemnización por puntos depende de la puntuación y de la edad del lesionado, siendo menor el valor por punto mientras más edad tenga el perjudicado.

¿Es muy caro contratar un abogado? Realmente, puede salirte gratis, pues en tu póliza de seguro, dispones de una cuantía por defensa jurídica, la cual cubre los honorarios de LegalCar hasta una cierta cantidad, la cual varía de acuerdo a la póliza y la compañía. En muchos casos, el cliente recupera todo el pago realizado al despacho.

900901450 – Teléfono gratuito 

Asociación Nacional de Seguridad Infantil