900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

El perjuicio personal es un concepto que debes conocer si has sufrido un accidente de tráfico, ya que representará una parte bastante importante de tu cuantía final de tu compensación económica.

Si has sido víctima de un accidente de tráfico, y has estado leyendo sobre cómo reclamar, seguramente estarás confundido entre tantos conceptos jurídicos, en este artículo queremos explicarte en detalle lo que es el perjuicio personal, cómo reclamarlo y cuánto te corresponde por tus daños.

¿PERJUICIO PERSONAL BÁSICO O PARTICULAR?

El perjuicio personal está relacionado a los daños personales, entiéndase, lesiones que sufre una persona al ser víctima de un siniestro de tráfico.

Dentro del baremo de tráfico, los perjuicios personales derivados de una lesión temporal se dividen en varios tipos:

  • Perjuicio personal básico: se refiere a los días en los que el lesionado ha estado acudiendo a rehabilitación, en el antiguo Baremo, el nombre era más intuitivo “día no impeditivo” que nos indica que durante este periodo, el lesionado ha estado afectado por su lesión, pero ha podido seguir realizando en cierta sus medidas sus actividades habituales, la cuantía en estos casos es de 30 euros diarios.
  • Perjuicio personal particular: este corresponde a los días de baja laboral o incapacidad, pero a su vez se subdivide en:
  • Perjuicio personal moderado: se refiere a los días en los que el lesionado ha estado impedido completamente de hacer sus actividades diarias, ya sea trabajar o actividades diarias en el caso de desempleados. Por este periodo se pagan 52 euros diarios.
  • Perjuicio personal grave: si la gravedad de las lesiones han requerido que el lesionado haya estado hospitalizado, estos días se indemnizan con mayor cuantía, ascendiendo a 75 euros cada día en el centro.
  • Perjuicio personal muy grave: En caso de que la víctima haya estado en UCI este periodo se resarce con 100 euros.

En caso de fallecimiento también se contemplan perjuicio personales particulares para los beneficiarios, sin embargo, es mucho más complejo describirlo ya que depende del caso particular de cada uno.

¿Cómo reclamar mi compensación económica?

Ahora que ya sabes en qué consiste el perjuicio personal, te estarás preguntando qué hacer para iniciar tu reclamación. No hace falta esperar a que estés de alta para comenzar con los trámites,  al contrario, mientras antes se abra el expediente en la compañía responsable de indemnizarte, mejor.

Para reclamar la cantidad compensatoria necesitarás una serie de documentos, dos son primordiales:

  • Atestado o Parte amistoso: Le confirma a la compañía que efectivamente son el responsable civil de los daños provocados en el siniestro.
  • Informe de urgencias dentro de las primeras 72 horas: Sin este documento, se pierde el derecho a la reclamación por lesiones, ya que así lo exige el Baremo de Tráfico.

Además de estos documentos, es importante que guardes todos los informes médicos que indiquen tu evolución, la baja médica, facturas de medicinas, tickets de transporte, informes de rehabilitador, etc. Debes tomar en cuenta que la compañía no te va a pagar nada que no esté acreditado en documentos.

Es importante que contrates a Legalcar desde el principio del procedimiento, porque te indicaremos exactamente qué informes necesitas para tu reclamación. Por ejemplo, aunque no estés trabajando, si tu lesión te está incapacitando hay ciertos documentos que puedes aportar para cobrar en concepto de perjuicio personal moderado, si no lo aportas la compañía reconocerá todos tus días como perjuicio personal particular.

¿La compañía se puede negar a pagar mi Perjuicio Personal?

Se pueden negar a pagar si no cumples con los requisitos que se establecen en el Baremo de Tráfico, ya te comentamos uno de ellos que es acudir a urgencias, este concepto se llama “criterio cronológico”, otro criterio importante, si has sufrido una lesión cervical es el “criterio de intensidad” el cual establece que los daños materiales deben ser importantes para justificar la lesión, sin embargo, este criterio es muy polémico.

Si no dispones de la documentación médica que acredite tus lesiones, la aseguradora puede negarse a pagarte perjuicio personal moderado y pagarte todos los días como perjuicio particular, esto bajaría considerablemente la cuantía.

Por estos pequeños detalles, es importante contar con asesoría jurídica especializada desde el principio, ya que tu letrado es el que se encargará de negociar con la aseguradora tu reclamación y en caso de no llegar a un acuerdo, podrá intentar otras vías judiciales a modo de que obtengas tu justa compensación.

Te recordamos que cada caso es único y que nuestra información en este artículo es orientativa, por lo que recomendamos que si tienes preguntas sobre tu caso, te pongas en contacto de inmediato con nuestro equipo. Te ayudaremos desde el primer momento y sin ningún compromiso, la primera consulta es gratuita.