900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Tienes que reclamar y te preguntas qué es un accidente de trabajo in itinere? Conoce qué son y qué hacer en este tipo de accidentes, cuando se producen, cómo interviene la Mutua Laboral y qué puedes reclamar por los daños sufridos.

Cualquiera de nosotros puede sufrir un accidente de circulación utilizando su propio medio de transporte para ir a trabajar o volver del trabajo, o incluso acudir al mismo en el transporte público, sobre todo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Si no somos culpables del siniestro, sea en uno u otro caso, y hemos sufrido perjuicios materiales y/o personales, podremos reclamar por todos los daños sufridos como en cualquier otro caso.

El accidente de trabajo in itinere, sin embargo, tiene algunas particularidades que conviene conocer. De esta forma se podrá reclamar con garantías los perjuicios sufridos. Para ello lo que necesitarás es asesoramiento legal y en LEGALCAR podemos ayudarte acompañándote en todo el proceso desde el primer momento.

Qué es un accidente in itinere

El accidente “in itinere” es aquel que le ocurre al trabajador en el trayecto que va de su domicilio al trabajo o viceversa.

Está considerado como un accidente laboral, igual que si lo hubieras tenido en tu propio trabajo, ya que para trabajar necesitas desplazarte obligatoriamente a tu lugar de trabajo.

Para que un siniestro sea considerado “in itinere” tiene que cumplir los elementos que se indican en el artículo 156.2 de la Ley General de la Seguridad Social:

  • Geográfico: el siniestro tiene que ocurrir en el trayecto que va de tu domicilio habitual a tu lugar de trabajo, y se cuenta desde el mismo momento que sales de casa hasta que entras en el lugar donde trabajas. Si recorrieras más kilómetros, no se cumpliría este elemento.
  • Teleológico: el fin de tu desplazamiento es acudir a tu lugar de trabajo, lo que significa que no se puede alterar el mismo ni haber interrupciones durante ese trayecto.
  • Cronológico: indica que el siniestro tiene que haber ocurrido dentro del tiempo normal y habitual que tardas en recorrer el trayecto que va de tu domicilio a tu lugar de trabajo y al revés, es decir, esa distancia concreta debe recorrerse en un tiempo determinado.
  • Idoneidad: indica que el medio de transporte que utilices para hacer el recorrido de tu domicilio al trabajo y al revés debe ser el habitual, o el adecuado o idóneo, que no esté prohibido ni provoque situaciones de riesgo.

¿Qué hacer?

Si eres víctima de un siniestro “in itinere” debes tener en cuenta, lo primero, que sufres un accidente de tráfico y uno laboral al mismo tiempo.

En este tipo de siniestros, las cosas pueden complicarse por las dudas que surgen a las víctimas no solo a la hora de cuantificar el daño, sino también cuando hay que gestionar el tratamiento médico, que en principio debería ser con tu Mutua laboral, o cuando esa Mutua no te reconoce secuelas.

¿Qué debes hacer?

  • Como en cualquier otro siniestro, asegúrate de poder acreditar la responsabilidad del contrario firmando un parte amistoso o avisando a la Policía para que levante un Atestado, sobre todo si la otra parte no quiere firmar el parte o niega la culpa.
  • Dispones de 7 días para cursar el parte a tu aseguradora.
  • Acude a urgencias de inmediato, y nunca dejes pasar más de 72 horas desde el accidente, y recuerda que siempre debes ir a tu Mutua Laboral para que gestione el siniestro y tu baja, en su caso.
  • Busca ayuda legal especializada contactando con LEGALCAR, y nuestros letrados expertos en responsabilidad civil pueden asesorarte desde el principio para tramitar tu reclamación con éxito.

¿Quién paga?

La doble naturaleza como accidente de tráfico y laboral hace que puedas reclamar por un lado por los daños sufridos y el pago que te corresponda a la aseguradora del contrario responsable del siniestro. Este se va a calcular según lo estipulado en el Baremo de Tráfico.

Y, por otro lado, al tratarse de un accidente laboral, puedes tramitar otro pago con cargo al Baremo de Lesiones Permanentes no invalidantes.

Depende de las lesiones que hayas sufrido variará la cantidad de dinero que te corresponderá. Otros factores que influyen son el tiempo que tardes en restablecerte, las secuelas que te puedan haber quedado y cómo éstas pueden afectarte a la hora de realizar tu trabajo o profesión habitual.

Las Mutuas de trabajo

La principal particularidad que tiene el accidente “in itinere” en la gestión del tratamiento médico a recibir cuando tienes lesiones es que debes acudir a tu Mutua Laboral para que te hagan el seguimiento y evolución de tus daños, y es tu Mutua quien se ocupa de sufragar los gastos médicos derivados de tu asistencia, en lugar de la Seguridad Social.

Esto implica que, aunque podrías hacer la rehabilitación en cualquier centro concertado con las compañías de seguros en virtud del Convenio UNESPA, las Mutuas laborales suelen oponerse, porque no controlan la evolución de tus daños.

Y esto es un inconveniente para ellas, porque tienen, igual que las aseguradoras, sus propios intereses, y eso implica que lo que buscan es que te recuperes cuanto antes y vuelvas a tu trabajo.

¿El inconveniente? Que, en muchas ocasiones, las Mutuas emiten informes médicos muy escuetos, que no reflejan realmente tu situación evolutiva, y por supuesto no te van a incluir secuelas por su propio interés.

No olvides, además, que sufres lesiones de cierta entidad y te quedan secuelas que te van a impedir desarrollar con normalidad tu trabajo, podrás pedir una incapacidad, que dependiendo de tus limitaciones puede ser parcial, total, absoluta o una gran invalidez.

Dada la complicación de este tipo de reclamaciones, la opción de pedir dos tipos de compensaciones económicas, y los problemas que te vas a encontrar tanto para reclamar los daños a la aseguradora responsable como para tramitar la parte laboral, debes contar con un buen asesoramiento legal y en LEGALCAR podemos ayudarte.

¿Te surgen dudas? ¿Has sufrido un accidente de trabajo in itinere? Contacta con LEGALCAR para que nuestro equipo jurídico te haga una valoración gratuita y sin compromiso.