¿Qué es una indemnización? Tipos, actores y resultados

¿Qué es una indemnización? Tipos, actores y resultados

En una indemnización por accidente de tráfico intervienen una serie de factores que hacen de cada caso un supuesto distinto a los demás.

Para que la indemnización sea completa y se componga de todos los conceptos y partidas a los que la víctima tiene derecho, es necesario que intervenga un abogado especialista en responsabilidad civil derivada de accidentes de circulación que conozca a fondo la normativa que es de aplicación y sepa cómo desarrollar el caso concreto para que no se quede nada por reclamar.

¿QUÉ ES UNA INDEMNIZACIÓN?

Una indemnización es una compensación económica que percibe quien ha sufrido un daño y tiene derecho a ser resarcido por ese daño.

En el ámbito de los accidentes de circulación, la indemnización supone una cantidad de dinero, que se calcula en base al denominado sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación), conocido como baremo de tráfico, que entró en vigor en enero de 2016 para todos aquellos accidentes ocurridos a partir de dicha fecha, y que vino a sustituir al anterior baremo.

Pese a que la mayoría de las víctimas de accidentes de circulación conoce su derecho a reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos en el siniestro, casi todos desconocen la normativa de aplicación a su caso concreto, y cómo se realiza el cálculo de esa compensación económica.

Ese desconocimiento provoca que cuando un perjudicado no está debidamente asesorado por un abogado especialista en accidentes de tráfico, no sabe si la oferta de la aseguradora que tiene que indemnizarle es o no correcta o si recoge todos los conceptos a los que tiene derecho.

Partiendo de la base de que como regla general las compañías de seguros ofertan indemnizaciones muy por debajo de lo que realmente corresponde a la víctima, y de que el nuevo baremo de tráfico puede resultar complejo y difícil de interpretar por una persona no especializada en la materia, se hace necesario que toda víctima de un accidente de tráfico que tiene derecho a reclamar lo haga debidamente asesorada y con apoyo de un equipo jurídico especializado y profesional.

TIPOS DE INDEMNIZACIONES POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Cada accidente es un único, y por tanto cada indemnización también. Dentro de la indemnización se incluyen todos aquellos daños del tipo que sean sufridos por la víctima y que estén directamente relacionados con el siniestro.

Dependiendo de cada caso, los tipos de indemnización varían, y así la misma puede ser únicamente por daños materiales (por ejemplo, un accidente de coche sin lesiones), por daños personales (un atropello), o por ambas cosas (un accidente de moto con daños materiales y lesiones).

La indemnización por daños materiales comprende no solamente los sufridos por el coche, la moto, la bici, el taxi, el camión, el autobús, etcétera (tanto si son susceptibles de repararse como si resultan siniestro y debe pagarse el mismo), sino también cualquier otro daño en objetos o cosas que tenga su origen en el accidente.

La indemnización por daños personales comprende no solo el tiempo que haya tardado el lesionado en curarse sus lesiones (que se valora en función del periodo en que el mismo haya estado hospitalizado, de baja laboral, incapacitado para sus tareas básicas del día a día, en tratamiento rehabilitador, etcétera), sino también las secuelas, tanto funcionales como estéticas que hayan quedado tras la estabilización lesional, así como cualquier incapacidad derivada de esas lesiones (sea parcial, total, absoluta o gran invalidez).

Otros conceptos según el nuevo baremo, que también se pagan son, por ejemplo, las operaciones médicas a las que se haya sometido la víctima a consecuencia de las lesiones sufridas.

Además de lo anterior, en una indemnización se valoran y se pagan otros conceptos, como el denominado perjuicio patrimonial, que se divide en el lucro cesante y el daño emergente, y que se valorará dependiendo de los daños efectivamente sufridos y acreditando la relación causal con el siniestro.

¿QUÉ PERSONAS ACTÚAN EN LA INDEMNIZACIÓN?

En una indemnización suele haber dos partes: la reclamante, que es la víctima del accidente, y a la que se reclama, que es normalmente la compañía de seguros responsable de indemnizar.

Cuando la víctima contrata los servicios de un abogado particular especialista en accidentes de tráfico, dicho profesional actúa en representación del perjudicado frente a la compañía, defendiendo sus derechos y ocupándose del proceso de negociación amistosa con el fin de llegar a un acuerdo, o bien en caso necesario, interponiendo en nombre de la víctima una demanda civil contra la compañía.

En los supuestos de fallecimiento de la víctima, son sus herederos los beneficiarios de la indemnización, y, por tanto, los que deben ser asesorados y representados de cara a la aseguradora. En estos supuestos, el baremo de tráfico ha mejorado sustancialmente las indemnizaciones, si bien ha aumentado la complejidad a la hora de valorarlas y reclamarlas, por lo que la asistencia de un abogado particular se hace muy necesaria.

Cuando la víctima es menor de edad, la representación la ostentan los padres que serán quienes, en caso de ser necesario, interpondrán la reclamación oportuna en nombre de su hijo, por los daños sufridos en el accidente.

En cuanto a la compañía de seguros, es conocido por todos que todas tienen convenios y acuerdos entre ellas, y que su interés no  siempre es el de la víctima. De ahí que sea tan importante contar con asesoramiento externo y particular.

¿QUÉ ES LO QUE SE PUEDE ESPERAR DE UNA INDEMNIZACIÓN?

Un accidente siempre es una experiencia traumática que deja huella y es difícil, en muchos casos, de superar. Ninguna víctima puede esperar que una compensación económica pueda borrar las consecuencias de sufrir un accidente de tráfico.

Sin embargo, ya que existe ese derecho a ser compensado, es importante que los perjudicados y sus familias, al menos, perciban esas cantidades que constituyan una ayuda para las víctimas.

Por ello, lo menos que se puede esperar es que la indemnización que se paga por la compañía de seguros a la víctima sea justa, acorde con la realidad del accidente sufrido, que la compense por todos aquellos conceptos a los que tiene derecho.

LEGALCAR ABOGADOS

Desde Legalcar, como especialistas desde hace muchos años en la defensa de las víctimas de accidentes de circulación, creemos necesario que los perjudicados estén tranquilos y solo se ocupen de recuperarse de sus lesiones, de modo que sea el abogado quien se encargue de todo lo demás, ayudando, informando y asesorando durante todo el proceso de reclamación de la indemnización.