¿QUÉ FACTORES INTERVIENEN AL CALCULAR UNA INDEMNIZACIÓN?

Ya hemos visto que en el cálculo de una indemnización por accidente de tráfico se parte de la valoración de los días, y después, según cada caso concreto, se valorarán las secuelas, tanto funcionales como estéticas.

Por ejemplo, dos víctimas que iban en una motocicleta que sufre un accidente: una de ellas sufre solamente un esguince cervical, no ha necesitado baja laboral, ha hecho rehabilitación durante tres meses y se ha curado quedándole como secuela un dolor residual. Su indemnización comprenderá los tres meses de tratamiento computados como perjuicio personal básico, y un punto de secuela, al ser leve, por ese dolor residual.

La segunda víctima del mismo vehículo tiene la mala suerte de fracturarse el accidente el hombro y sufrir contusiones varias, está dos noches hospitalizado, de baja laboral acreditada dos meses, tiene que ser operado y se le coloca material de osteosíntesis en el hombro, necesita luego otros dos meses de rehabilitación, cuando recibe el alta le quedan como secuelas el material de osteosíntesis, y una limitación de movilidad.

En este caso la indemnización de este lesionado comprenderá los dos días de perjuicio personal grave (hospital), dos meses de perjuicio personal particular moderado, y otros 60 días de perjuicio personal básico (rehabilitación), y se valoran sus secuelas en 6 puntos funcionales (por el material de osteosíntesis y la limitación de movilidad) y 2 puntos de secuela estética por la cicatriz de la operación, y además percibirá una cantidad por la operación que se realizó, contemplado también en la Tabla 3.A del Baremo.

Por tanto, en cada caso han intervenido diversos factores que deben tenerse en cuenta a la hora de calcular la indemnización.

Otros puntos a tener en cuenta: la edad de la víctima y el número de puntos de secuela determinan la indemnización a percibir por este concepto.

Si el lesionado sufre una incapacidad derivada del accidente de tráfico, se tiene en cuenta, se valora y se paga, al igual que las intervenciones quirúrgicas, como hemos visto.

Las circunstancias laborales también es un factor a tener en cuenta: si la víctima sufre un menoscabo económico a consecuencia del accidente, como, por ejemplo, dejar de percibir unos incentivos o ver reducida su nómina por estar de baja laboral, estos factores deben también tenerse en cuenta a la hora de valorar el perjuicio patrimonial.

Y en el caso de una víctima fallecida en accidente, los factores que intervienen en el cálculo de la indemnización a percibir por los beneficiarios son también muy variados, en función de las circunstancias familiares y personales del fallecido, y también de las laborales.

 

Es fácil imaginar, con lo aquí expuesto, que calcular una indemnización no es tan sencillo, sobre todo porque si la víctima no tiene el apoyo de LegalCar, no va a saber si lo que le ofrece la compañía está o no correcto, o si puede reclamar más, ya que desconoce la normativa y todos los factores que pueden intervenir en el cálculo de la indemnización.

No obstante, para tener una idea aproximada de por dónde puede ir tu indemnización, puedes utilizar nuestra calculadora de indemnizaciones.

Es importante saber que se trata de un cálculo muy sencillo, puesto que, sin saber al alcance total de los daños y perjuicios sufridos, no puede determinarse con exactitud a cuánto ascenderá la indemnización.