900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En 2016 la indemnización a las familias de víctimas de accidentes de tráfico podría aumentar si finalmente llega a buen puerto la propuesta de víctimas y aseguradoras.

El proyecto tiene en cuenta a los allegados de los fallecidos en accidentes de tráfico, aunque deja a un lado a aquellas víctimas que sufren lesiones leves, para quienes sería más difícil recibir una compensación. Así, la propuesta fruto del consenso de víctimas y seguros reconoce los modelos de familia como la monoparental y valora económicamente el trabajo de las amas de casa en caso de indemnización, al tiempo que se cubren los posibles gastos médicos.

Por su parte, las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, han intervenido decididamente para que se apruebe de manera urgente el citado proyecto de ley de reforma del baremo. En este sentido, se ha afirmado que el actual baremo “estaba completamente fuera de lugar” y que esta propuesta no hace sino situar a España cerca de “ los niveles europeos». Para Francisco Canes, presidente de la asociación de víctimas de accidentes DIA, la propuesta sencillamente “era cuestión de sentido común”.

Las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico también coinciden en señalar que el baremo actual “ha quedado obsoleto”, pues tiene “más de 20 años y no se sostiene, desde el momento en que no determina cómo se repara el daño patrimonial y sus cuantías distan mucho de las europeas”. Del mismo modo, las asociaciones de afectados hablan del poco valor que el citado baremo le da al trabajo doméstico y que descuida “la protección que merecen los menores y otros aspectos que son fundamentales para la valoración del daño corporal”.

Ejemplos de víctimas de accidentes de tráfico

Este sería un ejemplo claro para entender la propuesta que estudian los ministerios de Economía y Justicia. Víctimas y aseguradores califican como insuficiente la indemnización de 240.000 euros para el caso de una familia de una víctima, con 50 años de edad, que ha resultado fallecida en accidente de tráfico. Por el contrario, proponen que la indemnización para la familia del fallecido, casado, con dos hijos e ingresos anuales de 80.000 euros, alcance los 600.000 euros.

También hay algunas voces que van en contra de determinados apartados de la propuesta. Este es el caso de Mar Cogollos, presidenta de la asociación de víctimas Aesleme, quien recalca el hecho de que las indemnizaciones para las lesiones más leves han descendido. Al hilo de esta idea, el presidente de la asociación de víctimas de accidentes DIA mostró su desacuerdo a que se fije una cantidad de antemano para indemnizar a las víctimas y que lo conveniente sería cubrir los gastos que son consecuencia del accidente a medida que se van produciendo.

Canes, de la asociación de víctimas de accidentes DIA, recuerda, asimismo, que al verse reducido el número de indemnizaciones para las personas que sufren lesiones temporales o cortos periodos de invalidez, las aseguradores resultan favorecidas a pesar de que se amplían las indemnizaciones para familias de fallecidos y personas con secuelas graves tras un accidente de tráfico.

Las tasas judiciales

El pasado 28 de febrero de 2015 tuvo lugar la aprobación de la Ley por la cual, entre otras medidas, las personas que sufran un accidente de tráfico ya no tendrán que pagar tasas judiciales para efectuar una reclamación.

Una situación que beneficiaba a las aseguradoras y privaba a las víctimas de accidentes de tráfico con pocos recursos económicos de su derecho a reclamar una indemnización. Tasas judiciales que en alcanzaban hasta los 20.000 euros, una cantidad privativa para muchas familiar que padecen los efectos negativos de la crisis económica que arrastra el país desde hace varios años.

Antes de la aprobación de la Ley, las víctimas de accidentes de tráfico se veían forzadas a aceptar la oferta de las compañías de seguros aunque no estuvieran de acuerdo con la misma. Y ello, precisamente, porque en muchos casos la oferta de las aseguradores coincidía con la indemnización mínima que estaban obligadas a ofrecer.