¿QUÉ SE PUEDE INDEMNIZAR?

Por otro lado surge la pregunta de ¿qué se puede reclamar indemnización tras sufrir un accidente? se puede reclamar en primer lugar por las lesiones físicas, que son aquellas que sufres como consecuencia del accidente, también se incluyen las posibles secuelas. Para calcular la cuantía final dependerá del tipo de la lesión y los puntos que se asignan a las secuelas tomando como referencia el Baremo de Tráfico, así como los días en los que la el lesionado no ha podido desarrollar sus actividades habituales.

Se puede reclamar por lesiones psicológicas tras sufrir un accidente de tráfico como puede ser estrés postraumático y las derivaciones de este síndrome como híper-excitabilidad, inquietud, pesadillas, miedo a que esta situación vuelva a repetirse… y cualquier otro tipo de afecciones psicológicas, todo esto es indemnizables y se encuentran recogidas en el Baremo de Tráfico. Este tipo de lesiones se dan en la mayoría de los accidentes de tráfico y son las que más dudas generan a la víctima a la hora de reclamar.

Por último, también se pueden reclamar por daños materiales que es todo perjuicio económico que la víctima sufra como consecuencia del siniestro. Aquí se incluyen gastos y factura que asume la víctima, la compra de medicamento. Otros gastos como las facturas del taxi, la rehabilitación, adaptación de la vivienda.

Se incluye en el nuevo Baremo de Tráfico el lucro cesante que es una forma de daño patrimonial que consiste en la pérdida de una ganancia legítima o de una utilidad económica por parte de la víctima o sus familiares como consecuencia del daño, y que ésta no se habría producido si el evento dañino no se hubiera verificado.

La indemnización por un accidente de tráfico debe comprender tanto los daños personales como los materiales, así como cualquier gasto médico o en objetos y cosas que haya tenido que sufragar el lesionado.