Uno de los problemas más frecuentes en este tipo de accidentes es determinar quién tiene la culpa en un atropello. Como pueden darse multitud de supuestos, es conveniente que la víctima se informe desde el principio con LegalCar sobre su caso concreto. El peatón se encuentra desasistido y recibe el impacto en un atropello de manera directa sobre su cuerpo, lo que provoca que las lesiones sean mayores, pudiendo llegar a provocar la muerte del mismo.

¿CÓMO SE DECLARA LA CULPA?

En muchas ocasiones el principal problema que puede surgir en un atropello se refiere a determinar quién ha sido responsable del mismo. Este dato es fundamental, ya que si se demuestra que el siniestro ha ocurrido por culpa exclusiva del peatón, no podrá reclamarse indemnización alguna.

Por ello acreditar la culpa en un atropello es lo primero que debe gestionarse. Para ello la principal prueba que hay que conseguir es el atestado que levanten los agentes de la autoridad. En casi todos los atropellos se persona la Policía o la Guardia Civil, y si no es así se les debe llamar de inmediato.

 

¿QUÉ ES LA CULPA COMPARTIDA?

Uno de los problemas más comunes es que haya versiones contradictoras sobre el accidente o que el mismo haya sido culpa de ambas partes. Son los supuestos de culpa compartida o concurrencia de culpas, atropellos en los que tanto el conductor como el peatón tienen cierta responsabilidad en el desarrollo del accidente.

En los supuestos de culpa compartida puede reclamarse una indemnización, pero la misma se reducirá en cuantía proporcional al porcentaje de culpa de cada parte. Es decir, si se determina que el conductor tiene un 75% de culpa y el peatón un 25%, la indemnización de la víctima del atropello se reducirá un 25%.

En estos casos también será necesario contar con pruebas sobre la dinámica del siniestro. Los testigos pueden resultar fundamentales para acreditar la culpa, por lo que es conveniente contar con sus datos, si es posible, por si en caso de tener que interponer un procedimiento judicial, necesitemos que declaren sobre la forma de ocurrir el atropello.

CONSECUENCIAS PARA EL QUE ATROPELLA

Tras la despenalización de los juicios de faltas en verano de 2015, los procedimientos derivados de accidentes de tráfico, que antes se iniciaban por vía penal mediante la denuncia de la víctima contra el conductor

Solamente en los supuestos más graves, donde por ejemplo se produce el fallecimiento del peatón (el conductor ha atropellado a la víctima circulando bajo los efectos del alcohol o las drogas), se iniciará un procedimiento penal que puede tener consecuencias para el conductor.

INDEMNIZACIÓN POR ATROPELLO EN PASO DE PEATONES

La indemnización por atropello en paso de peatones va a depender de las lesiones sufridas en el mismo.

Es muy importante que la víctima, antes de dar ningún paso, se asesore debidamente para que LegalCar le indique la documentación que va tener que recopilar para luego poder hacer la reclamación con garantías. Normalmente, si la víctima cuenta con seguro de hogar, es muy probable que el mismo le cubra en todo o en parte los honorarios del abogado particular que designe para que le lleva el caso, a través de la cobertura por defensa jurídica que incluyen dichas pólizas.

La indemnización por daños personales cubre los días en los que haya estado incapacitado para realizar las actividades básicas de la vida diaria, que pueden ser con o sin baja laboral y que deberán estar acreditados con los partes de baja y alta laboral o con los informes médicos que indiquen el tiempo de inmovilización, reposo o incapacitación para hacer la vida habitual.

Asimismo deberemos ser indemnizados por las secuelas, acreditadas por médicos correspondientes, o a través de una pericial médica de un especialista en valoración del daño corporal. Y lo mismo respecto de cualquier operación a que nos hayan sometido, o cualquier incapacidad sobrevenida a raíz del atropello, sea parcial, total o absoluta, que también deben ser indemnizadas.

En cuanto a los daños materiales, podremos solicitar indemnización por todos aquellos elementos u objetos que portáramos en el momento del atropello y que hayan resultado dañados, tales como gafas de sol o de ver, o teléfonos móviles. Necesitaremos acreditar su pérdida o reparación y si es posible, hacer constar que los llevábamos en el momento del accidente para que la aseguradora responsable no discuta dicho pago.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita