¿Quiere reclamar por daño y perjuicio un accidente de tráfico?

¿Quiere reclamar por daño y perjuicio un accidente de tráfico?

En el concepto de indemnización por accidente de tráfico, son reclamables todos aquellos daños sufridos, tanto personales como materiales. Dentro de este último tipo encontramos los daños y los perjuicios. En este artículo vamos a desarrollar el procedimiento de reclamación de los daños materiales, ya sean estos daños o perjuicios, y describir uno a uno todos los conceptos a los que podemos referirnos.

En el concepto de indemnización por accidente de tráfico, son reclamables todos aquellos daños sufridos, tanto personales como materiales. Dentro de este último tipo encontramos los daños y los perjuicios.

Los lesionados de tráfico pueden recibir indemnización por sus lesiones y también por los daños materiales, en este artículo comentaremos ambos conceptos, pero profundizando los daños patrimoniales.

PEDIR INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Para reclamar una indemnización debes cumplir con una serie de requisitos básicos:

  1. No ser culpable absoluto del accidente
  2. Disponer de documentación que acredite la culpa y explique la dinámica del accidente
  3. Ser ocupante de un coche o moto (los ocupantes siempre tienen derecho a una indemnización)
  4. Haber acudido a urgencias dentro de las 78 horas siguientes al accidente
  5. No esperar más de 1 año para reclamar

Estas condiciones son fundamentales, pues los culpables absolutos de los accidentes no tienen derecho a  una indemnización, si la culpa del accidente no ha sido tuya, pero no dispones de  un atestado o parte amistoso, es como si el accidente no existiera, por lo que no puedes reclamar, tomando en cuenta que sin atestado o parte no dispones de los datos del otro  involucrado.

En el caso de que hayas tenido un accidente con un coche que se ha dado a la fuga, debes igual llamar a la policía para que realicen el atestado y además debes poner una denuncia, esta documentación debe ser enviada al Consorcio de Compensación de Seguros.

En el caso de haber sufrido lesiones, debes haber acudido a urgencias dentro del plazo de tiempo establecido, la aseguradora entenderá que el la lesión pudo ocurrir después del accidente, por lo que se pierde el derecho a reclamar la indemnización por las lesiones.

CÓMO RECLAMAR INDEMNIZACIONES POR ACCIDENTE 

Si cumples con los requisitos explicados anteriormente, el paso siguiente es reunir toda la documentación médica,  todas las facturas, y toda la documentación que tu abogado te solicite. Una vez que envíes la documentación y comiences la tramitación de tu caso, la compañía tiene tres meses para responder tu oferta.

En ese transcurso de tiempo es muy probable que tengas que pasar por el médico de la compañía para que este te explore y verifique tus lesiones, además este realizará un informe al partir del cual la compañía realizará su oferta.

En caso de no estar de acuerdo con la oferta recibida por parte de la compañía, es labor de tu abogado, realizar una negociación con la compañía, pues así lo exige la ley. Si no se logra un acuerdo extrajudicial, se debe interponer una demanda contra la compañía, para la cual necesitarás contratar una pericial médica y un procurador Tu abogado debe asesorarte si es conveniente ir a juicio, pues en algunos casos, no sale rentable para el lesionado, por los gastos que deben hacer.

Si quieres profundizar sobre el cálculo de la indemnización te recomendamos nuestro artículo y el uso de nuestra herramienta gratuita.

INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS Y PERJUICIOS

Por daños materiales se entiende a los daños provocados en los bienes de la víctima: Normalmente, suponen una depreciación de los objetos. Otras, directamente la pérdida de este objeto. Serán reclamables siempre y cuando se pruebe de la existencia de dicho objeto y se tase su valor conforme a criterios medios de mercado o atendiendo a facturas abonadas en un momento determinado.

Así, la cantidad total indemnizable por los daños será la resultante de la tasación de la depreciación de dichos objetos y la valoración de la pérdida económica que supone perder dichos objetos. Por ejemplo, son numerosos los casos en los que hay los daños materiales abarcan daños en objetos tales como cascos de moto, ropa y, por supuesto, los daños de los vehículos, pudiendo llegar al caso del siniestro total.

 Cuando el vehículo es declarado siniestro total, se utilizan las Tablas Ganvam de valoración de vehículos para establecer el valor venal del vehículo en el momento del accidente, al que habrá que añadir el valor de afección en un porcentaje concreto en función de cómo afecte la pérdida del vehículo a la vida cotidiana de la víctima.

Por otra parte, se entiende como perjuicio todo aquel gasto o pérdida económica derivada del accidente de tráfico del que deba hacerse cargo directamente la víctima. Estos gastos son, en la mayor parte de los casos, gastos de farmacia, de objetos tales como collarines cervicales, muletas, etc., gastos médicos de rehabilitación, pruebas y consultas, así como los gastos por vehículos de sustitución u otros medios de transporte, abonos de transporte público, facturas de taxi, etc. Estos daños no necesitan de ser tasados, simplemente deben ser justificados mediante facturas originales y la suma total será reclamable en concepto de daños materiales.

 Hay que hacer una mención especial en este bloque al lucro cesante. Este concepto hace referencia, no al daño material sobre la economía presente de la víctima, sino sobre su economía futura, es decir, sobre lo que se prevé que va a recibir pero con motivo del accidente no se recibe. El lucro cesante, pues, es todo aquel ingreso que la víctima puede justificar que iba a recibir pero que con motivo del accidente ve reducida de una u otra manera dicho ingreso.

En la mayoría de los casos, el lucro cesante que se reclama tiene su origen en la pérdida económica derivada de la reducción de los ingresos en concepto de nómina. Normalmente, los estados de baja laboral llevan acarreada la disminución de los ingresos, dándose casos en los que incluso la víctima deja completamente de recibir ingresos, por ejemplo, los autónomos.

RECLAMAR DAÑOS

Para reclamar los daños materiales a la aseguradora debes justificar que dichos objetos han sido dañados en el accidente, lo que algunas veces puede ser difícil de probar, por lo que es importante contar con la asesoría de un abogado experto, para que te oriente en lo que necesitas para tu reclamación.

Por otra parte, la forma de calcular el lucro cesante varía si la víctima ha fallecido, pues en ese caso los ingresos netos del fallecido por el coeficiente actuarial según corresponda a la persona perjudicada (conyugue, hijos menores y mayores de edad y otros allegados que dependieran económicamente de la víctima)

En el caso de lesionados con secuelas se utiliza la misa lógica de totalizar los ingresos netos, tomando en cuenta los ingresos del año anterior o de los tres años anteriores al accidente, además el baremo indica que  en caso de que el lesionado estuviera en el tramo analizado en situación de desempleo se tomarían en cuenta también las prestaciones recibidas para el cálculo del lucro cesante.

El multiplicador comprende las pensiones públicas que recibiera el perjudicado por su incapacidad (permanente, parcial o absoluta) , duración del perjuicio,  riesgo de fallecimiento y tasa de interés de descuento

Los lesionados temporales también pueden reclamar lucro cesante, la forma de calcularlo, se toma en cuenta la disminución temporal de ingresos,  basado en lo explicado anteriormente, tomando en cuenta también las deducciones por prestaciones y se indemnizará su importe.

LEGALCAR ABOGADOS

Como vemos, todos estos daños deben ser debidamente justificados y solo de la mano de un abogado especialista en este tipo de reclamaciones se podrá conseguir la indemnización conforme a los daños sufridos, porque este profesional dedicado exclusivamente a las reclamaciones de accidentes de tráfico conoce las herramientas y procedimientos para reclamar el total de los daños materiales sufridos en un accidente de tráfico.

Consulta tu Indemnización totalmente gratis

900901450 – Teléfono gratuito