900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

A menudo en los centros comerciales y establecimientos públicos se producen accidentes que pueden provocar lesiones y daños a las personas. La mayoría de los usuarios desconocen los derechos que les asisten si tienen una caída en un local público, y sobre todo, no saben qué pasos tendrían que dar si tienen derecho a percibir una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

La reclamación tiene que ir acompañada de una serie de elementos probatorios para que sea viable, sin los cuales será muy difícil acreditar la existencia del accidente y sobre todo, que las lesiones y daños sufridos son consecuencia del mismo. Si falta cualquiera de los requisitos imprescindibles, la aseguradora el centro comercial negará la obligación de pagar, por lo que conviene estar bien asesorados desde el principio por LegalCar para saber qué necesitamos para reclamar con garantías.

DECATHLON

Decathlon es una cadena de establecimientos que se dedica a la venta y distribución de material deportivo, y se encuentra presente en 22 países.

La primera tienda se abrió en Francia en 1976, contando en la actualidad con más de 1120 establecimientos repartidos en los cinco continentes.

Decathlon comercializa también sus marcas propias, entre las que se encuentran QUECHUA para deportes de montaña, KALENJI para running, ARTENGO para deportes de raqueta, o TRIBORD para deportes acuáticos, entre otras muchas, ofreciendo al cliente una amplia variedad de productos de todos los precios y en general bastante asequibles. Cuentan con equipaciones para todas las edades y tallas.

A su vez es una empresa comprometida con el medio ambiente, con voluntarios que realizan actividades como limpieza de playas, reforestaciones, etcétera, y organiza diversos eventos relacionados con el deporte, como jornadas de iniciación al mundo de la equitación o marchas ciclistas en diversas ciudades para familias y amigos.

¿CÓMO RECLAMAR?

Como en cualquier otro establecimiento comercial, Decathlon tiene su propio seguro de responsabilidad civil para cubrir los accidentes que puedan producirse en sus instalaciones. A menudo vemos muchos usuarios en estas tiendas probando objetos e instalaciones, sobre todo los niños, al tratarse de una tienda con un gran atractivo para los menores.

Para reclamar un accidente ocurrido en una tienda de Decathlon, lo primero a tener en cuenta es que solo podremos reclamar si la culpa del accidente no es nuestra. Si  por lo que sea sufrimos una caída accidental o fortuita en la que no hay responsabilidad del establecimiento, o  manipulamos algún tipo de objetos o elementos de la tienda que provocan el siniestro, no podremos reclamar si sufrimos daños, al ser por culpa exclusiva nuestra.

Para reclamar un accidente, el mismo tiene que haberse producido por intervención de un tercero. Así, si resbalamos porque hay una mancha en el suelo, nos caemos por una baldosa en mal estado o un desnivel no señalizado, nos lesionamos porque algún objeto mal colocado en las estanterías de la tienda cae sobre nosotros, o cualquier otra situación similar, podremos reclamar.

Para poder reclamar con garantías deberemos poner los hechos en conocimiento del establecimiento y no abandonar el lugar del accidente hasta que nos hayan atendido in situ los servicios de emergencias, y si es posible, debemos avisar a la Policía para que se persone a elaborar un parte de accidente.

Los testigos juegan un papel fundamental en este tipo de reclamaciones, porque estos siniestros suelen ser presenciados por otros clientes de la tienda. En estos casos es muy importante solicitar sus datos personales (nombre, dirección y teléfono) a esos testigos para que podamos con su testimonio, acreditar la dinámica del accidente y la responsabilidad del establecimiento.

Es importante también sacar fotos del lugar antes de que lleguen los encargados o empleados de la tienda que van a eliminar lo antes posible cualquier huella o vestigio de lo acontecido.

¿DÓNDE?

La primera reclamación debemos hacerla en el propio establecimiento. Si es posible, el mismo día del siniestro, y si no cuanto antes. En el Servicio de Atención al cliente nos darán un impreso donde debemos hacer constar nuestros datos, fecha y hora del accidente, lugar exacto donde ocurrió, y dinámica del mismo, explicando brevemente lo ocurrido.

Es conveniente adjuntar como documentos a esa reclamación si la ponemos al día siguiente del siniestro, fotos del lugar, los datos de los testigos para que la tienda sepa que hay personas que lo han visto y así lo van a declarar si es necesario, copia del primer parte de asistencia médica que nos hayan hecho y si lo tenemos, copia del parte policial.

El establecimiento se quedará con la reclamación original y nos entregará la copia sellada. Estas reclamaciones se remiten por el propio centro comercial a su aseguradora, que normalmente contacta con el denunciante para hacer seguimiento a efectos de una futura valoración económica.

Es muy importante que el lesionado en una caída en un establecimiento público contacte en cuanto le sea posible con LegalCar, para estar bien asesorado desde el principio y saber qué derechos le asisten, si tiene opciones de reclamar y qué documentos va a necesitar para ello.

La oferta solo se hará por la aseguradora cuando el lesionado haya curado de sus lesiones y tenga el alta médica, y disponga también de toda la documentación acreditativa de su proceso y de los daños que quiera reclamar, tanto materiales como personales.

¿POR QUÉ?

La reclamación por lesiones y daños materiales en un accidente sufrido que no ha sido nuestra culpa es un derecho de todas las víctimas, que están legitimadas para reclamar todos los perjuicios sufridos.

En ocasiones las lesiones son menores, pero se han dado casos donde por un accidente de este tipo las lesiones sufridas han sido de gravedad, y han supuesto para la víctima meses de incapacidad, largos tratamientos en el tiempo y secuelas para toda la vida.

Es por ello por lo que sea más o menos grave, cualquier daño sufrido en un establecimiento por responsabilidad del mismo debe ser reclamado. Para ello lo mejor es contar con la ayuda de LegalCar en estos temas, que nos va a facilitar la labor de la reclamación al hacerlo en nuestro nombre con la aseguradora.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita