900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

La profesión de taxista implica pasar muchas horas al volante, con lo que están especialmente expuestos a sufrir un accidente de tráfico. En un accidente, además de los daños materiales en el vehículo, puede sufrir lesiones no solo el taxista, sino también los pasajeros del taxi.

Reclamar un accidente como taxista puede hacerse siempre que el conductor del taxi no sea culpable exclusivo del mismo. En cualquier caso, conviene que como víctima del siniestro, el taxista acuda a asesorarse a LegalCar para conocer el modo de reclamar y cuál es su derecho a ser indemnizado.

TUS DERECHOS COMO TAXISTA 

 

Un taxista puede sufrir un accidente yendo solo o estando realizando un servicio con pasajeros en el taxi. En el caso de los ocupantes, podrán reclamar indemnización siempre y en todo caso, es decir, independientemente de que el taxista haya tenido la culpa o no en el siniestro.

 

Sin embargo el taxista solo podrá reclamar su indemnización en caso de no ser el culpable exclusivo del accidente.

 

En caso de sufrir un siniestro, lo primero que debe hacerse es llamar a los agentes de la autoridad para que acudan al lugar del siniestro y levanten un Atestado. De esa forma podrá acreditarse quien ha tenido la culpa en el accidente, y en caso de que haya una concurrencia de culpas el taxista tendrá derecho a reclamar indemnización, que será reducida en proporción al porcentaje de culpa que haya tenido cada conductor.

Si disponemos de testigos del accidente, podrán ayudarnos a demostrar como ha ocurrido el mismo en caso de que la aseguradora contraria nos niegue la culpa. Los pasajeros del taxi también pueden en su caso dar su versión del mismo.

¿QUÉ DEBE CUBRIR TU SEGURO DE TAXI?

 

Todos los taxis, de la misma forma que cualquier otro vehículo a motor, tiene que contar con una póliza de responsabilidad civil obligatoria, contratado normalmente de forma anual.

Este seguro, que tiene muchas ofertas para los vehículos particulares, suele subir si es para un taxi, ya que este vehículo es el medio de trabajo del taxista. Influye también el hecho de que un taxista recorre muchos más kilómetros que un particular, y el hecho de estar tantas horas circulando aumenta las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico.

El precio final de un seguro para taxi va a depender también del tipo de vehículo que se asegura, pues muchos taxis son también vehículos grandes para trasladar al mayor número de pasajeros, y también influye el área geográfica donde desempeña el trabajo el taxista.

El seguro de taxi también es más caro porque el taxi es un vehículo de transporte de pasajeros, y por tanto el seguro debe dar esa cobertura a los ocupantes, por lo que hay pólizas válidas para seguros de vehículos particulares que no lo son para taxistas. También hay que tener en cuenta que muchos taxis son conducidos por más de un conductor.

 

Con estas salvedades, las posibles pólizas para taxi son parecidas a las de cualquier otro vehículo, destacando:

  1. Seguro a terceros básico, que cubre la responsabilidad civil obligatoria que cubre los daños a terceros y para el caso del taxi cubre los daños a los pasajeros del mismo y el conductor.
  2. Seguro a terceros ampliados, que es igual que el anterior pero incluye otras coberturas como reparación de lunas, robo o incendio.
  3. Seguro a todo riesgo con franquicia, que suele ser como poco de 600 euros, y en el que a partir de esa cantidad previamente acordada entre aseguradora y asegurado será el seguro del taxi el que se ocupe del resto de los costes de reparación del taxi.
  4. Seguro a todo riesgo, que es el más completo y que cubre cualquier tipo de daño.

Algunas compañías incluyen otras coberturas para el taxi, como pueden ser vehículos de sustitución para que el taxista pueda seguir desempeñando su trabajo.

¿CUÁL ES TU INDEMNIZACIÓN ?

 

Si el taxista no ha sido culpable del accidente, podrá reclamar su indemnización tanto por los daños materiales como por los daños personales, igual que cualquier otra víctima de accidente de tráfico.

Los daños materiales incluyen la reparación del taxi, con la particularidad de que el taxista utiliza su vehículo como instrumento de trabajo, por lo que durante el tiempo que el taxi se esté reparando, el taxista no podrá desempeñar su actividad, por lo que sufrirá un perjuicio económico dejando de obtener los beneficios de su trabajo durante ese periodo (lucro cesante). Para poder reclamar por este concepto habrá que acreditar el tiempo que el taxi ha estado en reparación con un certificado del taller.

En cuanto a las lesiones o daños personales, el taxista podrá reclamar el tiempo que haya estado en tratamiento, hasta la estabilización lesional. Si tiene que estar de baja laboral, no pude conducir el taxi, motivo por el cual también sufre un perjuicio económico que debe ser indemnizado, y que no siempre es fácil de demostrar. Las lesiones sufridas deberán estar bien acreditadas en el informe inicial de urgencias, por lo que es necesario acudir al Hospital más cercano lo antes posible tras el siniestro, y en cualquier caso antes de que pasen 72 horas desde el accidente.

Fuera de la baja laboral o el tiempo de incapacidad el taxista puede reclamar el tiempo que haya tardado en curarse, que normalmente finaliza con el alta en rehabilitación, necesitando acreditarlo con el informe correspondiente.

Si tras el alta hay secuelas, o cualquier incapacidad sobrevenida a consecuencia del siniestro, podrá también reclamarse indemnización por estos conceptos.

TUS PASAJEROS DEL TAXI

 

Los ocupantes de un taxi cobran indemnización siempre, independientemente de si la culpa del accidente es del taxista del vehículo en el que viajan o del contrario.

La diferencia es que si el taxista ha sido el responsable, se hará cargo de la indemnización la compañía aseguradora del taxi, mientras que si ha sido culpa del contrario, serán indemnizados por la compañía de seguros de este último.

En cuanto a lo que pueden reclamar los ocupantes, su indemnización comprenderá los daños personales (días de baja o incapacidad, periodo de curación y posibles secuelas tras la estabilización lesional). Cualquier operación médica derivada del accidente o incapacidad sobrevenida también deberá reclamarse.

Si a consecuencia del siniestro los ocupantes han sufrido daños en algún objeto o elemento que portaban en el taxi, podrán también reclamar su reparación o sustitución, dependiendo de los daños, justificándolo con factura o presupuesto de arreglo.

 

Llámanos sin compromiso y te informaremos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita