Reclamar un accidente producido en la A2 de Madrid

Reclamar un accidente producido en la A2 de Madrid

La autovía A2 de Madrid, es una de las arterias de mayor condensación de tráfico de la capital, conocida también como Autovía del Nordeste, y una de las seis radiales de España, que comunica Madrid con Barcelona, y pasa por Guadalajara, Zaragoza y Lérida. Por otro lado esta autovía es una parte de la E-90 de la Red de Carreteras Europeas, y canaliza el tráfico que proviene de parte de Europa, que se dirige al centro de España o a Portugal. Nuestro abogado accidente de tráfico Madrid te cuenta cuáles son los accidentes más comunes en esta autopista y cómo reclamar una cuantía por tus daños.

QUÉ ACCIDENTES SON LOS MÁS COMUNES EN LA A2 DE MADRID

Como autovía con gran densidad de tráfico, sobre todo teniendo en cuenta que une las grandes ciudades de Madrid y Barcelona, la A2 de Madrid concentra una parte de los accidentes de tráfico que se producen en nuestras carreteras.

Los siniestros más comunes en esta autovía son de coche, aunque también es una autovía con gran tránsito de camiones, que han provocado accidentes de tráfico. Así, el pasado mes de enero de 2017 se produjo un accidente en el kilómetro 103 de la A2 al volcar un camión en Guadalajara, resultando herido su conductor, accidente que resultó doble puesto que poco después, un operario que trabajaba en las labores de retirada de los elementos de este accidente fue atropellado, resultando herido grave.

El pasado mes de febrero de este 2017 se nos informaba de otro siniestro en la confluencia de la A2 con la vía de servicio de Alcalá de Henares, que provocó un atasco de más de 10 kilómetros en la entrada a Madrid.

La mayoría de los siniestros, que a veces no son de gravedad, provoca en horas punta en esta autovía auténticos colapsos en la circulación, al quedar inutilizado como mínimo un carril hasta que llegan los servicios de emergencias o agentes de la autoridad para levantar Atestado y restablecer la normalidad del tráfico.

QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA EN ESTA AUTOVÍA

Como otras carreteras, la A2 tiene tramos de concentración de accidentes o puntos negros que obligan a adoptar especial precaución cuando circulamos por ella.

Uno de los puntos negros más conocidos de esta autovía se encuentra en el kilómetro 15, con una longitud de unos 600 metros, que ha dejado multitud de accidentes. Según un estudio de la Dirección General de Tráfico, en 2013 el tercer punto negro con más accidentes de tráfico se localizaba en la A2, a dicha altura, con 19 siniestros contabilizados. Otro tramo peligroso se encuentra en el kilómetro 211 de la A2.

En esta autovía debemos tener en cuenta que hay que extremar la precaución por el importante tránsito de camiones que circula por la misma, teniendo en cuenta que la A2 une Madrid y Barcelona, por lo que existe un importante flujo de vehículos pesados que viajan por la misma. También es importante que la A2 recibe el flujo de camiones y vehículos que utilizan el tramo La Junquera-Barcelona de la autopista del Mediterráneo para dirigirse tanto a Portugal como a otros puntos de España.

NUESTRA RECOMENDACIÓN 

En LegalCar hemos atendido multitud de reclamaciones por accidentes ocurridos en la autovía A2, la mayoría de ellos de coche, y en los que ha sido importante contar con los medios probatorios necesarios para acreditar la responsabilidad en el siniestro.

Tratándose de accidentes en una autovía, la mayoría de ellos cuentan con asistencia tanto de unidades de la Guardia Civil, como de emergencias. La Guardia Civil levantará el Atestado correspondiente, que nos servirá para demostrar la dinámica del accidente y en su caso, la culpabilidad del vehículo contrario en el mismo. Los Servicios de emergencia sirven para dar una primera asistencia médica a los lesionados por el accidente, y en su caso para trasladarlos al centro hospitalario más cercano, lo que suele ocurrir en este tipo de siniestros en los que los accidentes se producen a alta velocidad (impactos de alta energía), con lo que los daños materiales suelen ser de gran importancia y las lesiones también.

El Atestado deberá solicitarse a la Guardia Civil, que normalmente lo remite al Juzgado correspondiente al partido judicial donde ha ocurrido el accidente, por lo que habrá que personarse y solicitarlo como perjudicados por el mismo.

En cuanto a los daños personales, deberemos acreditarlos empezando con el informe de los servicios de emergencias y posteriormente con el que nos hayan dado en urgencias del Hospital donde nos hayan trasladado.

Posteriormente deberemos hacer tratamiento para la curación de nuestras lesiones, normalmente rehabilitación, que será más o menos larga dependiendo del tipo de lesión que hayamos tenido. En estos accidentes con fuertes impactos, es muy común sufrir, además de lesiones cervicales y/o lumbares, lesiones en el hombro, o incluso fracturas de brazos o piernas, hasta llegar a los casos más graves que pueden requerir tiempo de hospitalización, inmovilización o incluso operaciones médicas.

Por todo ello tendremos en su momento que solicitar la correspondiente indemnización, siendo necesario ir recopilando toda la documentación y pruebas que nos hagan, hasta el último informe donde conste nuestra alta médica, así como las secuelas que nos hayan quedado tras el periodo de recuperación.

Igualmente tendremos que reclamar los daños materiales de nuestro vehículo, que suelen ser importantes en impactos de alta intensidad, y que en muchas ocasiones terminan con la declaración de siniestro total del mismo. Si en el accidente se han dañado objetos que portábamos en el coche o la motocicleta, deberemos reclamarlos también, por lo que es importante que lo hagamos constar cuando nos tomen declaración en el Atestado.

Igualmente deberemos reclamar cuantos gastos hayamos tenido a consecuencia del accidente, y cualquier perjuicio patrimonial sufrido (lucro cesante).

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita