Reclamar un daño en accidente de autobús

Reclamar un daño en accidente de autobús

El autobús se ha convertido en los últimos años en un medio de transporte más demandado por los viajeros, y constituye una alternativa económica al vehículo privado. En las grandes ciudades la oferta de líneas de autobús es amplia y permite desplazarse prácticamente a cualquier punto. En pequeñas poblaciones el autobús se convierte en la única alternativa al vehículo privado.

Como usuarios de un medio de transporte público, los pasajeros de un autobús o autocar están expuestos al riesgo de sufrir un accidente de tráfico que les provoque daños materiales y/o personales de distinta consideración.

Para reclamar un daño en un accidente de autobús debemos conocer los derechos que tenemos como pasajeros y qué pasos debemos dar para percibir la indemnización que nos pueda corresponder.

¿CUÁNDO PUEDO RECLAMAR UN DAÑO EN UN ACCIDENTE DE AUTOBÚS?

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el pasajero de un autobús tiene la consideración de ocupante, por lo que en caso de accidente que no se produzca por culpa exclusiva suya, podrá reclamar siempre una indemnización, independientemente de quien haya sido el responsable del accidente. Incluso si se trata de una caída fortuita o accidental, es posible reclamar indemnización con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros.

Únicamente no hay derecho a indemnización si el accidente de tráfico se ha producido por culpa del pasajero, que se encuentra en estado de embriaguez, bajo los efectos de las drogas u otras substancias, o consecuencia de actos dolosos del mismo. No habrá entonces opciones de reclamar indemnización ni por el Seguro Obligatorio de Automóviles (RC) ni por el Seguro Obligatorio de Viajeros.

Los daños producidos en un accidente de autobús pueden ser personales (lesiones) o materiales (objetos dañados en el siniestro).

Las indemnizaciones a cargo del Seguro Obligatorio de Viajeros solo cubren lesiones, y el pago se realiza en una sola cantidad no por el tiempo de curación, sino por el tipo de lesión sufrida, cantidad que se especifica en alguna de las 14 categorías establecidas en el Baremo del SOV.

En caso de reclamar indemnización por responsabilidad civil con cargo al Seguro Obligatorio de Automóviles, la misma podrá comprender tanto los daños personales como los daños materiales, siempre que se acredite en ambos casos la relación causal con el siniestro sufrido.

¿QUÉ NECESITO PARA RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN?

 

Para poder reclamar la indemnización que nos pueda corresponder por un accidente de autobús necesitaremos una serie de documentos:

  • Estar en posesión del correspondiente billete o título de transporte válido en el viaje donde ha ocurrido el siniestro.
  • Disponer de una prueba fehaciente de que el accidente se ha producido y cómo ha sido. El documento con mejor valor probatorio en estos casos es un Atestado o Parte de Accidente emitido por la Policía o Guardia Civil que acudan in situ al lugar del siniestro, de ahí la importancia de darles aviso siempre que ocurra un accidente de este tipo. Los testigos también son una prueba cuyo testimonio puede en su momento ayudar a ratificar la dinámica del siniestro.
  • Haber comunicado al conductor que hemos sufrido daños antes de abandonar el autobús. Los conductores deben dar un parte de cualquier incidencia acaecida en el interior del autobús, por lo que sin esta comunicación no tendremos derecho a reclamar indemnización alguna. Conviene también poner una reclamación a la empresa de autobuses, independientemente de quien haya tenido la culpa en el accidente, especificando lugar, fecha, hora, matrícula del autobús, datos del conductor, línea que cubría el trayecto, lesiones sufridas, etcétera.

 

INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS MATERIALES

 

La indemnización por daños materiales se refiere a todos aquellos elementos que el viajero llevaba consigo en el momento del accidente y que a causa del mismo han sufrido daños de consideración.

Lo más común es que se hayan producido esos daños en teléfonos móviles, gafas de ver o de sol, indumentaria, equipaje, etcétera.

La reclamación de daños materiales puede realizarse si el accidente se ha producido por responsabilidad del conductor del autobús o por culpa de un tercero, y conviene para poder reclamar sacar fotos de los objetos dañados, hacer constar estos daños o bien en el Parte o Atestado de la policía, o bien en la reclamación que pongamos en la empresa de autobuses.

En caso contrario, es decir, si esos daños se han producido en una caída accidental o fortuita imputable solo al pasajero, no habrá opciones de reclamarlos porque en estos casos solo tendremos indemnización con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros, que no cubre daños materiales, solo lesiones.

INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS PERSONALES

 

Los daños personales sufridos en un accidente de autobús se indemnizan siempre, con algunas variaciones dependiendo de quien haya sido responsable del siniestro.

En caídas accidentales donde no interviene nadie más aparte del pasajero, podrá reclamar indemnización por las lesiones sufridas a través del Seguro Obligatorio de Viajeros, del que disponen todos los usuarios de medios de transporte público por el mero hecho de haber adquirido el billete. Se trata de un pago único que no indemniza el tiempo de sanidad, sino la lesión concreta sufrida, por la que se percibirá la cantidad asignada a la categoría del Baremo del SOV donde esté incluida dicha lesión. Aparte también se indemniza el daño personal con resultado de muerte a través del SOV.

En accidentes donde haya intervenido la culpa o negligencia bien del conductor del autobús, bien de un tercero, las lesiones se reclaman a través del Seguro Obligatorio de Automóviles por responsabilidad Civil. En estos casos la diferencia estará en la compañía que tenga que indemnizar, que será la del autobús si el responsable del siniestro es su conductor, o la del tercero interviniente que haya sido el culpable. La indemnización en estos casos se calcula en base la Baremo de Tráfico 2016, es decir, el Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas en Accidentes de Circulación (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación).

Además en estos supuestos puede reclamarse también una segunda indemnización que es la que corresponde al SOV, por las lesiones sufridas, que no es excluyente, y en base a los parámetros ya expuestos (un solo pago atendiendo al tipo de lesión).

LEGALCAR ABOGADOS

 

La mayoría de las víctimas de accidentes de autobús desconocen los derechos que les asisten si resultan lesionados en el siniestro. Por ello es fundamental que busquen cuanto antes un asesoramiento especializado por un abogado independiente y experto en este tipo de reclamaciones.

En LEGALCAR abogados contamos con un completo equipo de profesionales entre tramitadores, abogados, peritos médicos, reconstructores de accidentes, laboralistas y especialistas en incapacidades, que se ponen al servicio de la víctima y sus familias para ayudarles a reclamar la indemnización que les corresponda por los daños sufridos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita