Reclamar un siniestro sin lesiones

Reclamar un siniestro sin lesiones

En los accidentes de tráfico existen dos grupos de daños reclamables: los daños personales y los daños materiales. Mientras que los daños personales son aquellos daños físicos y psicológicos de la víctima, los los daños materiales se refieren al perjuicio económico sufrido en todas sus formas. En este artículo vamos a hablar de reclamar un siniestro sin lesiones.

Una indemnización por accidente de tráfico se compone de todos aquellos daños que la víctima ha sufrido en el accidente. Estos daños pueden afectar tanto en el plano físico/psicológico como en el plano económico. Por un lado, los daños personales son aquellos daños que afecten a la integridad física de la víctima así como a su estado psicológico. Es decir, tanto las lesiones meramente físicas como aquellas que afecten a la esfera psicológica. Ambos grupos vienen recogidos en el Baremo Legal de Tráfico.

Lesiones físicas

Las secuelas físicas vienen desglosadas por zonas del cuerpo humano e incluso se recogen también las que afecten a los sentidos. Hay que tener en cuenta que una lesión física puede afectar a un sentido, por ejemplo, una lesión que haya provocado un daño físico en el oído probablemente afecte también al sentido del oído.

Una lesión física que afecte al ojo, probablemente también afecte al sentido de la vista. Una grave lesión en el cráneo probablemente también afecte a la actividad cerebral de la víctima. Cualquier posibilidad de lesión viene recogida en el Baremo y valorada en una horquilla de puntuación que los forenses y peritos utilizan para valorar las secuelas y así poder cuantificar económicamente lo que corresponde a cada una. Aquí hay que hacer una especial mención al perjuicio estético, recogido al final del Baremo.

Su inclusión es absolutamente necesaria puesto que una lesión no solo afecta propiamente como tal, sino también estéticamente. En las amputaciones, el hecho de perder un dedo de la mano afecta a la propia función de la mano, pero también afecta a la estética ya que la víctima vivirá el resto de su vida con un perjuicio estético muy importante. Perder una oreja o un ojo son más ejemplos de cómo afecta el perjuicio estético. En cuanto a las lesiones psicológicas, también vienen recogidas en el Baremo Legal de Tráfico, concretamente en el Capítulo I de la Tabla VI.

Daños materiales

Por otro lado, están los daños materiales, que se reclamarían individualmente por la vía civil al reclamar un siniestro sin lesiones. Estos daños corresponden con el perjuicio económico que suponga el accidente para la víctima. Incluye, desde facturas y gastos justificados hasta el lucro cesante. Estos daños son más fácilmente cuantificables porque corresponden con la suma de las cantidades justificadas, al contrario de las lesiones, que son más difícilmente cuantificables puesto que necesitan la valoración de un perito especializado y su adaptación al lenguaje del Baremo Legal de Tráfico.

Siniestro sin lesiones físicas

Reclamar un siniestro sin lesiones se refiere a los casos en los que afortunadamente no se sufran daños personales derivados de un accidente de tráfico o hablamos de casos en los que el daño personales se reduce al grupo de daño psicológico, es decir, a aquel daño que afecta de una u otra manera a la esfera psicológica de la víctima. Las lesiones psicológicas, como por ejemplo el habitual trastorno reactivo compulsivo, tienen un tratamiento médico-psicológico específico, ya sea con fármacos propiamente indicados para la concreta lesión psicológica o terapias específicas.

En estos casos, las lesiones se acreditan de la misma manera que las lesiones físicas: documentación médica que acredite el tratamiento seguido, pautado por un especialista en la materia, y que delimite las lesiones que la víctima sufre. Las secuelas psicológicas, como hemos comentado, se recogen en el Baremo Legal de Tráfico, en el que deberá basarse el especialista en valoración de daño que vaya a realizar la valoración para realizar un informe conforme a la Ley.

De este informe se podrá extraer, en función del Baremo, la cuantía resultante en concepto de indemnización por los daños psicológicos de la víctima.

En estos casos pueden darse, de igual manera, daños materiales, cantidades que se añadirán a la reclamación de la indemnización por daños psicológicos.

En LegalCar Abogados somos expertos en la reclamación de indemnización por accidente de tráfico.

¿Tienes dudas? te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida