Requisitos para ser taxista

Requisitos para ser taxista

Explicamos los requisitos para ser taxita, desde el carnet, licencia de taxita, pruebas del examen y todo lo que puedas necesitar. Los taxistas son un colectivo muy numeroso en nuestro país, no solo en las grandes ciudades, sino también en poblaciones más pequeñas, que ofrecen al usuario un servicio de calidad para facilitarle sus desplazamientos, sea por motivos de trabajo, de ocio y turismo, de vacaciones o cualquier otra necesidad que requiera un medio de transporte de pasajeros.

Conocer los requisitos necesarios para ser taxista ayudará a quienes estén interesados en la profesión a saber qué es lo que deben hacer si desean dedicarse al servicio del taxi.

TIPO DE CARNET DE CONDUCIR

 

Hasta diciembre de 2015, se exigía a los conductores de taxis como vehículos de transporte de pasajeros, que además de necesitar el permiso normal de conducir (en B para los turismos o el D para los autobuses), necesitaban un permiso especial, el BPT, que habilita para conducir vehículos prioritarios o taxis, y para conseguirlo era necesario pasar unas pruebas tanto teóricas, como prácticas y psicofísicas.

El 31 de diciembre se suprimió el permiso de conducir BPT que se exigía entre otros, a los taxistas, a fin de adaptar la normativa de permisos de conducir a lo dispuesto en la legislación de la Comunidad Europea.

Así se modificaba el Reglamento General de Conductores a fin de equipararlo a la normativa comunitaria que solo reconoce tres tipos de permisos (el B para turismos, el C para camiones y el D para los autobuses)

LICENCIA NECESARIA

 

El servicio de taxi es un servicio municipal, de modo que cada Ayuntamiento tendrá sus propias condiciones para obtener una licencia de taxi. Sí es necesario que el solicitante esté empadronado en la localidad o ciudad para la que solicita la licencia.

Muchas localidades ya no expiden más licencias de taxis, y para conseguir una hay que comprarla a algún taxista que o bien se jubile o bien la quiera vender por otro motivo. El precio lo pone el comprador, y suelen oscilar entre los 80.000 y los 140.000 euros en ciudades grandes como Madrid o Barcelona.

En algunos casos la licencia se vende con el vehículo taxi ya preparado. En caso de no ser así hará falta adquirir un vehículo homologado dependiendo de la normativa que tenga cada ciudad o localidad, y adaptarlo con la pintura, taxímetro y demás elementos que hacen falta para que el taxi cumpla todos los requisitos necesarios para poder circular.

En Madrid, por ejemplo, para poder conducir un taxi es necesario ser titular de del permiso municipal de conductor de auto taxi y además contar con la tarjeta de identificación de conductor, documentación que se obtiene en el ayuntamiento. Además es necesario contar con el permiso municipal de conductor que se obtiene superando un examen de aptitud, y cumplir los requisitos correspondientes.

En Barcelona, para poder funcionar como taxista en el área metropolitana es necesario contar con la credencial profesional de taxista que otorga el Área Metropolitana de Barcelona – Instituto Metropolitano del Taxi. Para ello hay que pasar una prueba teórica y práctica.

En cualquier caso conviene enterarse en el Ayuntamiento de la localidad donde quiera ejercerse la profesión de taxista de los requisitos específicos para cumplir todos los trámites.

EXAMENES A APROBAR

 

Como ya hemos indicado, cada localidad o ciudad tiene su propio sistema de regulación de los requisitos y trámites para ejercer la profesión de taxista, por lo que deberá acudirse al Ayuntamiento para conocer los pasos a dar y donde nos van a indicar el tipo de examen que tenemos que hacer.

En Madrid, por ejemplo, el examen cuenta con unas 120 preguntas, tipo test, divididas en 4 bloques (un test psicotécnico, conocimiento del medio-planos, itinerarios y centros de interés-, una parte referida al marco jurídico (conocimiento de la normativa) y por último la parte tarifaria, referida a los conocimientos sobre el régimen de tarifas del servicio de taxi).

En el caso de Barcelona, el examen para obtener la credencial de taxista tiene dos partes o bloques, uno que trata de la normativa que se aplica al servicio del taxi, y el otro que hace referencia a todo aquello que debe conocer el futuro taxista sobre la zona metropolitana donde va a ejercer el servicio, que incluye conocer las entradas y salidas de la ciudad de Barcelona o el área del Eixample, además de las zonas de demandas de taxi. El examen es informatizado y plantea además una prueba práctica.

En Sevilla el examen de acceso para la profesión de taxista consta de un mínimo de 30 preguntas tipo test y que constará de materias tales como el conocimiento de la ciudad de Sevilla con sus zonas de ocio, paseos, conocimiento del callejero de la ciudad, con los puntos turísticos, monumentos, hoteles, estaciones de tren y aeropuertos, conocimiento de la red de carreteras, y también conocimiento de la normativa del servicio del taxi en el ámbito del municipio de Sevilla.

CERTIFICADO MÉDICO

 

Para ser taxista hace falta también contar con un certificado médico. Cada localidad tiene también sus propios requisitos en este concepto.

En Madrid, el certificado médico debe indicar que estamos capacitados para conducir un vehículo auto taxi y que no tenemos ningún impedimento físico o psíquico que dificulte el ejercicio de la actividad, además de indicar que no se padece ninguna enfermedad infecto contagiosa. Deberá también incluirse que no se consumen drogas ni bebidas alcohólicas. Se obtiene en un Centro autorizado y es fundamental asegurarse de que en el mismo se incluye de forma literal lo dispuesto en el artículo 38.3b de la Ordenanza Municipal del Taxi, que hace referencia a lo anterior.

En Barcelona, el examen psico físico debe ser expedido por un Centro de Reconocimiento de Conductores que esté acreditado por le Servei Catalá de Transit, y deberá indicarse que el solicitante cumple las condiciones psico físicas del Grupo 2 del Reglamento General de Conductores. El certificado debe estar sellado por el Centro que lo expida y constar el Código del mismo.

En Sevilla, se necesita un informe médico, que tiene que ser expedido por un médico colegiado, y que debe indicar que el solicitante no padece ninguna enfermedad ni ningún tipo de impedimento físico o psíquico que le dificulte o haga imposible el ejercicio normal de la profesión de taxista.

LEGALCAR ABOGADOS

 

LEGALCAR abogados pone a disposición de las víctimas de accidentes de tráfico un completo y personalizado servicio de ayuda y asistencia ante un siniestro vial. Nuestro equipo, formado por abogados, tramitadores, peritos y expertos en laboral, ofrece el mejor asesoramiento para que la reclamación de la indemnización por el accidente de tráfico sufrido abarque todas ñas prestaciones a las que la víctima tiene derecho, con todas las garantías.

 

Llámanos sin compromiso y te informaremos.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita