Un vehículo se ha saltado un ceda y me ha golpeado

Un vehículo se ha saltado un ceda y me ha golpeado

¿Has tenido lesiones y daños porque un vehículo se ha saltado un CEDA? Te detallamos cómo actuar, quién y cómo tiene que pagarte por los perjuicios y de qué forma debes reclamar a la aseguradora.

Seguro que, si eres conductor, en alguna ocasión te has encontrado con un vehículo que se salta una señal de CEDA EL PASO. En el mejor de los casos, te ha dado tiempo a reaccionar y has evitado una colisión. Pero ¿qué ocurre cuando no te lo esperas y se produce un accidente de tráfico?

No respetar la prioridad de paso está considerada como una infracción grave que conlleva la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir y 200 euros de multa. Pero las consecuencias pueden ser incluso penales si el culpable además provoca un accidente con muertos o heridos graves.

Reclamar al responsable de saltarse una señal de CEDA EL PASO no siempre es fácil porque, en muchos casos, el conductor contrario va a negar la culpa iniciando así una batalla entre aseguradoras donde el perjudicado siempre es la víctima que debe buscar de inmediato la ayuda legal.

¿Cómo actuar?

Hay veces que en un accidente con un vehículo que se salta un CEDA, el conductor reconoce la culpa, firma un parte amistoso y la reclamación puede iniciarse sin problemas.

Pero hay otros muchos siniestros donde el contrario no ha respetado la prioridad de paso que pueden dar lugar a dudas sobre la culpabilidad o, directamente, encontrarnos con versiones contradictorias o con que el conductor que se salta el CEDA niega los hechos.

En LEGALCAR siempre insistimos en la importancia de acreditar la responsabilidad, sea cuál sea el tipo de accidente. En los casos de conductores que se saltan un CEDA, al tratarse de una infracción grave, hay muchas veces que buscan posibles argumentos para, si no negar la culpa, sí pretender compartirla con la víctima que circulaba correctamente.

Por eso, y en la medida que sea posible, tras el accidente es fundamental demostrar tanto la dinámica como el resultado lesivo.

Salvo que el contrario no ponga pegas, reconozca los hechos y firme un parte amistoso correctamente rellenado y que no deje lugar a dudas sobre su responsabilidad, en el resto de los casos es fundamental llamar a los agentes de la autoridad para que acudan a levantar un Atestado.

El Atestado es un documento importantísimo de cara a la reclamación posterior a la compañía de seguros del responsable, porque suele contener el juicio crítico de los agentes que permitirá a la víctima reclamar con garantías.

Incluir en el mismo o recabar datos de testigos presenciales es un paso obligado si quieres contar con un medio de prueba clave en caso de que la aseguradora del culpable pretenda eludir su obligación de pago.

Y además de demostrar la culpa, tienes que acreditar la existencia de las lesiones y daños materiales.

Cualquier perjuicio que hayas sufrido debe reclamarse y pagarse por la compañía del responsable, pero ten en cuenta que las compañías tratarán de pagarte lo menos posible, por lo que debes, desde el primer momento, acreditar documentalmente cualquier concepto que vayas a reclamar.

¿Cómo funcionan las aseguradoras en estos casos?

En una reclamación a la compañía de seguros del responsable de saltarse un CEDA la polémica está asegurada salvo en los casos más claros y evidentes.

Si partimos de que, por norma, las aseguradoras buscan cualquier motivo para evitar el pago, los casos derivados de no respetar el derecho de preferencia del contrario son perfectos para discutir culpa.

Imaginemos un caso frecuente: circulas por una vía preferente y hay otro vehículo que se incorpora a la vía por la que circulas saltándose una señal de CEDA EL PASO. No te tiempo a frenar, se produce la colisión, y el contrario te echa la culpa porque no habías frenado cuando él ya estaba dentro de la intersección. ¿Te suena?

No olvides una premisa fundamental: tu compañía de seguros no va ayudarte y, en caso de que inicie una reclamación en tu nombre y haya la más mínima duda, se va a abstener de reclamar en tu nombre.

Por supuesto, en caso de hacerlo, en virtud de los convenios entre compañías, las ofertas nunca se van a corresponder con los daños que hayas tenido, de ahí la importancia de que busques cuanto antes asesoramiento legal.

¿Quién se hace cargo de los daños?

Como ya hemos visto, la compañía de seguros del vehículo que se salta el CEDA debe hacerse cargo de pagarte por los daños que te corresponda siempre.

Estos daños deben ser resarcidos en su integridad, es decir, todos ellos, tanto los materiales, como los personales, y cualquier otro perjuicio derivado del accidente que hayas tenido.

Para su valoración, se toma como referencia el Baremo de Tráfico, que como es natural, no tienes por qué conocer.

LEGALCAR

La experiencia de LEGALCAR nos demuestra que cuando la víctima cuenta con asesoramiento legal externo siempre supera con creces la oferta inicial de la compañía.

Si eres víctima de un accidente de tráfico porque el contrario se ha saltado un CEDA, no lo dudes, contacta cuanto antes con LEGALCAR y te daremos una primera valoración sin compromiso.