Secuelas de un accidente

Las secuelas de los accidentes de tráfico son los dolores, limitaciones o problemas médicos de diversa índole que resultan tras el periodo de curación y tratamiento de la víctima.

Las secuelas pueden ser funcionales o estéticas, además de las psicológicas, muy habituales en las víctimas de accidentes debido al trauma que sufren las víctimas derivado del propio siniestro.

Un mismo lesionado puede tener secuelas tanto funcionales como estéticas, dependiendo del tipo de lesión que ha sufrido.

Así, si por ejemplo el perjudicado sufre una fractura de húmero y tiene que ser operado, las secuelas a valorar podrán ser funcionales (dolor, limitación de la movilidad), estéticas (cicatrices derivadas de la operación que se le ha realizado a causa de la lesión) e incluso psicológicas, si a consecuencia del tiempo de curación, la víctima ha requerido atención psicológica por un síndrome de estrés postraumático.

Para cualquier lesionado por un accidente de tráfico, el fin último del tratamiento a recibir por las lesiones sufridas es la curación completa, sin embargo, no siempre se consigue.

Tras la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico, la valoración por parte de las aseguradoras de las secuelas a pagar en una indemnización se ha complicado, sobre todo si se trata de secuelas derivadas de lesiones consideradas “menores”, como puede ser el famoso esguince cervical.

Pero tenemos que pensar que, en otras ocasiones, las víctimas de un accidente de tráfico sufren lesiones muy graves, que les tienen en tratamiento largos periodos de tiempo y cuyas secuelas del accidente son de tal entidad que requieren una valoración muy exhaustiva, como puede ser el caso de un gran lesionado, que va a requerir gastos de asistencia futura, ayuda en otros casos de una tercera persona, sillas de ruedas, etcétera.

Para que se pueda reclamar una indemnización por secuelas de un accidente, es fundamental que las mismas estén acreditadas en los informes médicos correspondientes.

En la mayoría de los casos, y teniendo en cuenta que las aseguradoras tienden a pagar las secuelas en valores mínimos o incluso a no pagarlas, se necesita la ayuda de un perito médico especialista en valoración del daño corporal, que explore al lesionado, y que valore en el correspondiente informe pericial cada una de las secuelas que le haya quedado, tanto en número, como en puntuación.

El informe pericial donde se recojan las secuelas de un accidente sufridas por la víctima, es el principal medio de prueba, junto con la documentación médica, que tendrá el perjudicado para reclamar la indemnización que le corresponda por el siniestro sufrido.

La valoración de la/s secuela/ realizada por el perito médico, se hará a partir de la clasificación establecida en el Baremo de Tráfico 2016.     

Un abogado del bufete de LegalCar, experto en reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico, es el profesional que mejor puede guiar a la víctima en caso de tener secuelas tras el periodo de curación y la estabilización de sus lesiones

Los profesionales de LegalCar acompañarán a la víctima en todo el proceso de curación de sus lesiones, indicando en cada momento los pasos a dar y la documentación que va a requerir para demostrar las lesiones sufridas y las secuelas que hayan podido quedar tras el alta médica.