Seguro Obligatorio de Viajeros

Seguro Obligatorio de Viajeros

En caso de accidente en transporte público, es importante conocer qué es el SOV, a qué tengo derecho con este seguro y cómo hacer para reclamar en caso de accidente. Todos somos usuarios de los medios de transporte público: metro, autobuses urbanos e interurbanos, tren, etcétera. En cualquiera de ellos, podemos sufrir un accidente.

Como somos ocupantes, en estos casos podremos siempre reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos. Es indiferente si el culpable del siniestro es el conductor del medio de transporte en el que viajamos o de un tercero, porque siempre podremos reclamar como perjudicados en el accidente.

Dependiendo del tipo de accidente, la indemnización será abonada por una aseguradora u otra. Sin embargo, en este tipo de siniestros, los pasajeros cuentan con una cobertura adicional, a cargo del Seguro Obligatorio de Viajeros o SOV.

QUE ES EL SOV

El SOV o Seguro Obligatorio de Viajeros lo tiene cualquier usuario de un medio de transporte público por el mero hecho de haber adquirido su billete o utilizado el correspondiente título de transporte.

Este seguro cubre los daños sufridos por los viajeros u ocupantes si sufrimos un accidente mientras viajamos en el mismo, o bien al subir o bajar del medio de transporte de que se trate, y cuyo resultado sea el fallecimiento, o una incapacidad temporal o permanente del viajero a causa de las lesiones sufridas.

Mediante el SOV podremos reclamar y percibir una indemnización contemplada en el Real Decreto 1575/1989 de 22 de diciembre.

Es muy importante saber que esta indemnización con cargo al SOV es compatible con la indemnización que pudiera correspondernos con cargo al Seguro Obligatorio de Automóviles por responsabilidad civil, de conformidad con lo dispuesto en la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

¿Qué significa esto? Pues que, en determinados supuestos en función de la responsabilidad en el siniestro, podremos como perjudicados en un medio de transporte público reclamar dos indemnizaciones, una con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros y otra con cargo al Seguro Obligatorio de Automóviles, ya que ambos no son excluyentes.

Para tramitar las reclamaciones de indemnizaciones en caso de accidente como pasajero de un medio de transporte público con garantías, es importante contar con el asesoramiento de un especialista como los de LegalCar, que conoce la normativa y sabe los pasos a dar para percibir si tenemos derecho a ello, las indemnizaciones con cargo a ambos seguros.

¿EN CASO DE ACCIDENTE?

En caso de accidente como pasajero de un medio de transporte público, el primer dato que tenemos que saber es quién es el culpable del mismo, porque ello va a determinar las indemnizaciones que, en su caso, podamos reclamar.

¿Qué supuestos pueden darse y a quien reclamaremos en cada caso?

-Que el pasajero sufra un accidente en el medio de transporte publico de que se trate de manera accidental, sin que haya resultado culpable nadie al margen del propio ocupante.

En este supuesto solo puede reclamar una indemnización si ha sufrido lesiones con cargo al SOV o Seguro Obligatorio de Viajeros.

-Que el siniestro se haya producido por responsabilidad del conductor de ese medio de transporte, es decir, que el culpable sea el conductor del medio en el que viajamos, bien por un frenazo, por saltarse un stop o ceda el paso, por un acelerón brusco, una distracción, etcétera. La indemnización la pagará la aseguradora del autobús, tren, etcétera en el que viajemos.

En este caso, podremos reclamar, por un lado, una indemnización con cargo al Seguro de Responsabilidad Civil de ese medio de transporte en el que hemos sufrido el accidente, que se calculará con base al Baremo de Tráfico.

Por otro lado, podremos también reclamar otra indemnización con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros, que se calcula con un Baremo independiente, que tiene 14 categorías en alguna de las cuales tiene que incardinarse la lesión concreta sufrida en el siniestro.

-Que el accidente se haya producido por culpa de un tercero, es decir, otro conductor distinto que con su negligencia ha provocado el siniestro. En este caso, el conductor del medio de transporte en el que viajamos es tan víctima como nosotros, y también podrá reclamar su indemnización si ha sufrido daños en el accidente.

En este supuesto, como en el anterior, pueden reclamarse por los pasajeros perjudicados dos indemnizaciones, la que nos corresponda por responsabilidad civil que se reclama a la compañía de seguros del ese tercero responsable, y la que nos pueda corresponder con cargo al SOV.

¿A QUÉ TENGO DERECHO?

En este tipo de accidentes, las indemnizaciones están en función de los daños efectivamente sufridos. Puede tratarse de caídas leves, que provoquen cervicalgias, contusiones, etcétera, o ser de mayor entidad, como frecuentemente ocurre, sufriendo fracturas o incluso traumatismos graves. Y en casos de colisiones importantes, los daños personales pueden ser de mayor entidad o provocar incluso la muerte en los supuestos más graves.

Tenemos derecho a reclamar indemnización por todos los daños que hayamos sufrido en el accidente, no solo personales (lesiones), sino también cualquier perjuicio patrimonial derivado del mismo (lucro cesante y daño emergente).

La reclamación con cargo al Seguro Obligatorio de Automóviles por responsabilidad civil, que se calcula conforme al Baremo de Tráfico, incluye por un lado el tiempo que hayamos tardado en curarnos desde la fecha del siniestro hasta recibir el alta médica (perjuicio personal básico y perjuicio personal particular).

A ello debemos añadirle la indemnización por secuelas, es decir, todo aquel dolor o limitación que nos haya quedado tras terminar el tratamiento médico y ser dados de alta, que se calculan por un sistema de puntos en función de la gravedad de la misma y de la edad del lesionado.

Si además nos queda algún tipo de incapacidad a consecuencia de las lesiones (parcial, total, absoluta o incluso una gran invalidez), también deberemos ser indemnizados por este concepto.

A todo ello debemos añadir cualquier otro perjuicio sufrido en el siniestro, sean gastos (daño emergente) o cantidades dejadas de percibir a consecuencia del accidente (lucro cesante).

En cuanto a la indemnización con cargo al SOV, se trata de un pago único, calculado tomando como referencia algunas de las 14 categorías que se recogen en un Baremo específico, teniendo que englobar la lesión sufrida en alguna de ellas.

LEGALCAR ABOGADOS

En LEGALCAR ABOGADOS somos especialistas en tramitar indemnizaciones derivadas de siniestros ocurridos en medios de transporte público contando con un equipo de expertos en la materia que van a tramitar cada caso en particular desde el primer momento.