Sevici y los accidentes de bicicleta

Sevici y los accidentes de bicicleta

Si sufrimos un accidente de bicicleta con SEVICI podremos reclamar la indemnización por accidente de bicicleta que nos corresponda si no somos culpables. El uso de la bicicleta como medio de transporte cada vez gana más adeptos, que ven en la bici un sistema cómodo, barato, no contaminante y rápido para desplazarse, sobre todo en las grandes ciudades.

Paralelamente, los grandes núcleos urbanos han potenciado este medio de transporte creando servicios públicos de alquiler de bicicletas.

Madrid, con BICIMAD, Barcelona con BICING, Valencia con VALENBISI, o Zaragoza con BIZI, se han convertido en abanderadas de este medio de transporte, con un importante éxito de usuarios, existiendo también en Sevilla existe este servicio denominado SEVICI.  

RECLAMAR UNA INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE CON BICI DE SEVICI

Sevilla es una ciudad turística por excelencia, recibiendo millones de visitantes al año. Muchos de estos turistas son jóvenes, que ven en un servicio como SEVICI una manera barata y cómoda de desplazarse por la ciudad y hacer turismo. Igualmente los ciudadanos de Sevilla también han incrementado el uso de este medio de transporte incluso para desplazarse a trabajar.

SEVICI es el sistema de alquiler público de bicicletas para la ciudad de Sevilla que empezó a funcionar en el verano de 2007 y que está explotado por la empresa JCDECAUX y promovido por el Ayuntamiento de Sevilla. En la actualidad cuenta con más de 260 estaciones repartidas por toda la ciudad.

Al igual que en el resto de ciudades españolas en las que está implantado este servicio, los usuarios de las bicicletas de SEVICI están cubiertos por un seguro de responsabilidad civil concertado con la empresa JCDECAUX  tanto para cubrir daños provocados por el usuario de SEVICI a un tercero, como daños personales que sufra el propio usuario.

En la web de SEVICI (www.sevici.es) se incluye un apartado donde se recogen las cláusulas del seguro de responsabilidad civil y un formulario de siniestro que debe cumplimentar el usuario tras tener un accidente de tráfico con una bici de SEVICI.

Igualmente si sufrimos un accidente con una bici de SEVICI podremos reclamar la indemnización que nos pueda corresponder al responsable del mismo.

También existe un servicio de atención telefónica (900 900 722) y un servicio para información adicional en el Edificio Laredo, en la Plaza San Francisco (junto al Ayuntamiento).

INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE BICI EN SEVILLA

Si sufrimos un accidente de tráfico con una bicicleta podremos reclamar la indemnización por accidente de bicicleta que nos corresponda si no somos culpables exclusivos del siniestro.

Lo más recomendable en estos casos, antes de dar cualquier paso, es buscar el asesoramiento de LegalCar, para que nos dé las primeras pautas a seguir en la reclamación, máxime cuando en siniestros donde interviene una bicicleta podemos tener problemas para demostrar que la culpa fue del contrario, ya que las lesiones suelen tener cierta gravedad al recibir el impacto el ciclista directamente en su cuerpo, por lo que si nos evacúan los servicios de emergencias del lugar del accidente podemos llevarnos la sorpresa de que el culpable declare que la responsabilidad ha sido nuestra.

En ocasiones puede haber una concurrencia de culpas entre el ciclista y el otro conductor, lo que no significa que no podamos reclamar indemnización, pero en estos casos habrá que ponderar el porcentaje de culpa de cada parte y la indemnización se reducirá en proporción a ese porcentaje de culpa de cada uno.

Para acreditar la culpa en caso de sufrir un accidente de bicicleta en Sevilla, deberemos llamar a la Policía o a la Guardia Civil desde el lugar del siniestro para que se personen y levanten el atestado, que nos servirá para probar la responsabilidad del contrario. Si nos evacúan los servicios de emergencia, deberemos acudir posteriormente en cuanto las circunstancias nos lo permitan a prestar declaración y denunciar los hechos para que consten en el atestado. De lo contrario el responsable puede aprovechar que no estamos para echarnos la culpa y poner en peligro nuestro derecho a reclamar.

Es válido también conseguir que el contrario nos firme un parte amistoso reconociendo la culpa, siempre que nos aseguremos de que el croquis está correcto, y que se ha hecho constar los daños materiales de nuestra bici y cualquier otro elemento u objeto dañado, así como que hay lesionados (incluso leves) si tenemos la más mínima molestia en se momento.

Sacar fotos del lugar del siniestro y conseguir datos de testigos por si la contraria nos discute la culpa son pasos fundamentales para que nuestra reclamación tenga garantías de éxito.

CÓMO RECLAMAR NUESTRA INDEMNIZACIÓN

Dentro de la indemnización que podemos reclamar se incluyen, por un lado, los daños materiales, que comprenden tanto la reparación de la bici como el abono del siniestro si no puede arreglarse, siempre previa presentación de presupuestos de arreglo o factura de compra de la misma. En muchas ocasiones las compañías de seguros las peritan, pero debemos asegurarnos de que se incluyen en la peritación todos los daños para no tener problemas después, por lo que conviene que por nuestra cuenta la llevemos a un taller de confianza que nos haga un presupuesto completo de reparación.

Por otro lado podremos reclamar los daños en otros objetos dañados, como teléfonos o gafas, justificándolos con presupuestos de arreglo y fotografías.

En cuanto a los daños personales o lesiones, la indemnización comprenderá el tiempo que hayamos tardado en curarnos, que se divide en perjuicio personal particular (si hemos estado hospitalizados, o incapacitados para hacer nuestra vida normal, sea con baja laboral, o con necesidad de reposo o inmovilización) y el perjuicio personal básico (tiempo que hemos estado haciendo tratamiento aunque no estemos incapacitados, por ejemplo mientras hacemos rehabilitación).

Igualmente reclamaremos la indemnización por las secuelas que nos hayan quedado tras el alta médica y cualquier incapacidad sobrevenida a raíz de las lesiones sufridas.

Finalmente podremos ser indemnizados por el perjuicio patrimonial (lucro cesante y daño emergente) que hayamos sufrido derivado del siniestro, previa justificación documental.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita