Siniestralidad vías interurbanas: cifras del último año

Siniestralidad vías interurbanas: cifras del último año

Analizamos los datos de siniestralidad en vías urbanas, las causas y las medidas de prevención para evitar los accidentes en este tipo de vías.

Que en España seguimos arrojando cifras elevadas de siniestralidad no es ningún secreto. Todos escuchamos diariamente en los medios de comunicación noticias relacionadas con los accidentes de circulación en nuestras carreteras y sabemos que, con pequeñas variaciones, seguimos manteniendo un alto índice de fallecidos y heridos en vías interurbanas.

Las distracciones, el no respeto de las normas de circulación, la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas y la velocidad, continúan siendo factores de riesgo que, pese a las campañas de concienciación sobre seguridad vial, siguen interviniendo de manera determinante en la producción de siniestros.

Vamos a ver en este post datos, causas y formas de prevenir la siniestralidad en vías interurbanas, donde el índice de fallecidos y heridos graves se incrementa respecto a los accidentes que ocurren en vías urbanas.

Cifras de siniestralidad en vías interurbanas

Los datos de siniestralidad correspondientes a 2018 fueron comentados por la Dirección General de Tráfico y el Ministro del Interior el pasado 3 de enero en el Balance de Accidentalidad Vial 2018, a la espera de cifras definitivas consolidadas.

¿Cuáles han sido las conclusiones más importantes?

  • En 2018 se han producido 1.072 accidentes mortales en vías interurbanas, con un total de 1.180 personas fallecidas y 4.515 heridos que necesitaron hospitalización.
  • Los siniestros mortales aumentaron un 0,7% respecto al año anterior, pero descienden los fallecidos (18 menos que en 2017) y heridos con hospitalización en un -1,5% y -7,6% respectivamente.
  • De los fallecidos en vías interurbanas, 303 lo fueron en autopistas y autovías, lo que supone un aumento del 8% respecto al año 2017.
  • El 21% de los fallecidos eran mayores de 65 años.
  • En el año 2018 aumentaron los desplazamientos en un 2%, el número de vehículos un 3% y el censo de conductores un 1%.

Si hacemos un poco de historia, los datos demuestran que en los últimos 10 años se ha producido una disminución en el número de fallecidos de un 46%, pasando de los 2.180 muertos en las carreteras en 2008 a los 1.180 en 2018.

El pasado año la peor época correspondió al verano (31 fallecidos más que el año anterior), meses en los que las vacaciones disparan el número de desplazamientos por carretera, mientras que la siniestralidad se redujo en los cuatro últimos meses del año, con 40 fallecidos menos que en 2017.

Otro dato a tener en cuenta es que de los fallecidos el año 2018, el 80% son varones frente al 20% que son mujeres.

Causas de siniestralidad en vías interurbanas

Ya hemos visto que en las vías interurbanas sigue siendo recurrente la intervención de una serie de factores que precipitan la siniestralidad, como son la velocidad, las distracciones.

Más de 360 fallecidos es el balance de los accidentes de circulación en carreteras convencionales donde resulta protagonista el exceso de velocidad con el resultado de salida de la vía. Si añadimos a este dato los siniestros producidos en autopistas y autovías, las cifras de fallecidos se disparan.

Desde hace años en nuestro país, conducir a velocidad excesiva se ha convertido en una de las causas de principales en los siniestros, sobre todo porque la capacidad de reacción de los conductores disminuye y el margen para evitar una posible colisión es menor.

En el caso de los motoristas, 7 de los 211 fallecidos en accidente de motocicleta no llevaba el casco reglamentario y tampoco lo hacían 5 de los 30 fallecidos usando un ciclomotor. En el caso de los ciclistas, 5 de los 36 fallecidos circulando en vías interurbanas no llevaban el casco, obligatorio en este tipo de vías.

La situación se complica en las carreteras convencionales o secundarias, primero porque al contar con un solo carril para cada sentido, maniobras como los adelantamientos son especialmente peligrosas al ser necesario invadir el carril contrario para adelantar, lo que se ha traducido en una alta siniestralidad en colisiones frontales.

Por otro lado,  en las que 7 de cada 10 casos el siniestro ocurre por invasión del carril contrario, y un 10% por maniobras de adelantamiento antirreglamentarias.

¿Cómo prevenir accidentes en vías interurbanas?

  • Antes de viajar, asegurarnos de que estamos en perfectas condiciones físicas, descansados y sin fatiga, y asegurarnos de que nuestro vehículo está en perfecto estado para circular sin riesgo.
  • Cuidado si estamos consumiendo algún tipo de medicación, que puede provocar sueño o disminución de la atención mientras conducimos.
  • Por supuesto, nunca debemos conducir si hemos consumido alcohol o algún tipo de drogas, aunque pensemos que estamos perfectamente.
  • Descansar cada 200 kilómetros o cada 2 horas haciendo una parada para tomar el aire, comer algo, o refrescarnos.
  • Extremar la prudencia, respetando las normas de circulación y los límites de velocidad, prestando especial atención a las carreteras convencionales o secundarias y teniendo mucho cuidado en los adelantamientos.
  • Evitar las distracciones: nada de manejar teléfonos móviles, navegadores o GPS que nos pueden llevar en unos segundos a provocar un siniestro.

En LEGALCAR apostamos por el mejor consejo para evitar accidentes de tráfico, que es la precaución.
Si necesitas asesoramiento legal porque eres víctima de un siniestro, no sabes qué debes hacer, o quieres informarte sobre tus derechos, estamos para ayudarte. Contacta con LEGALCAR a cualquier hora los 365 días del año y nuestro equipo te hará un análisis sin compromiso y gratuito de tu caso.