900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Si eres copiloto de moto tienes que conocer qué es la indemnización por accidente de tráfico como copiloto, qué hacer si el piloto es culpable, a qué tienes derecho y cómo es el proceso de indemnización.

Los copilotos de una moto no tienen responsabilidad alguna en relación a la conducción, puesto que son ocupantes pasivos, y dependen del conductor de la moto en la que viajan, y esto esté directamente relacionado con su derecho a reclamar una indemnización en caso de sufrir un accidente de tráfico.

La ayuda al copiloto que haya sufrido daños por parte de LegalCar se va a traducir en el asesoramiento necesario para que la reclamación de esos daños frente a la aseguradora que corresponda, según el caso, se haga con garantías para que la indemnización sea justa y acorde con los perjuicios sufridos.

COMO COPILOTO

Estos daños van a depender, en gran medida, del tipo de accidente, y de la mayor o menor gravedad de las lesiones del ocupante. Lo que es muy importante tener en cuenta es que para reclamar esos daños hay que cuantificarlos, y para ello hace falta demostrar de manera fehaciente cuales son, y su relación causal con el siniestro.

No podemos olvidar que la carga de la prueba la tiene el perjudicado, es decir, de nada sirve reclamar unas secuelas si no podemos demostrar mediante los informes médicos que dicha secuela existe, que antes del accidente no la teníamos, y que la misma es consecuencia directa de las lesiones que hemos sufrido.

El copiloto de una moto que tiene un accidente, en primer lugar va a sufrir unos daños personales, daños que se indemnizan atendiendo al tiempo que ha tardado en curar de las mismas, y a la situación en la que haya quedado después de recibir el alta por el traumatólogo. Si le han quedado secuelas, también serán indemnizadas, siempre que consten en el informe de alta, y si sufre una incapacidad, que puede ser parcial, total, absoluta o incluso una gran invalidez si los daños han sido de gravedad, igualmente deberá reclamarse.

Pero además de los daños personales, el copiloto puede sufrir daños materiales, por ejemplo, la rotura de unas gafas o un móvil, o en el casco, mochila o en la indumentaria que llevaba puesta cuando tiene el accidente. Todos estos daños constituyen un perjuicio patrimonial derivado directamente del siniestro, y por tanto tienen que indemnizarse por la compañía de seguros responsable.

Y, por último, cualquier gasto adicional relacionado con el accidente que haya tenido el copiloto, como son los gastos de farmacia, desplazamiento, rehabilitación o pruebas médicas, también se indemnizan, así como el lucro cesante y el daño emergente, siempre y cuando se puedan demostrar.

PILOTO ES CULPABLE

Muchos copilotos que viajan de paquete en una moto pueden dudar si tienen derecho a reclamar si el piloto de la moto en la que viajan es culpable del accidente de tráfico sufrido.

La respuesta es clara: el copiloto de una moto es ocupante, y el ocupante siempre tiene derecho a reclamar por sus daños.

Es decir, en este caso es indiferente quien haya tenido la culpa en el siniestro, lo único que debe tenerse en cuenta es conocer quién es responsable del accidente, para saber a qué aseguradora debe reclamarse.

Y así, si el piloto de la moto en la que viajamos como ocupante ha sido el culpable, la reclamación se hará a la compañía de seguros de la moto.

Como es obvio, el piloto responsable no puede reclamar alguna si es culpable exclusivo. Ahora bien, si existe una concurrencia de culpas entre el conductor contrario y el piloto de la moto en la que viajamos, la reclamación puede complicarse más porque los daños sufridos por el copiloto deberán ser asumidos por ambas compañías de seguros, para lo cual debe primero acreditarse el porcentaje de culpa de cada una de las partes intervinientes.

Conviene consultar el caso siempre a LegalCar que pueda valorar el caso según la dinámica del accidente, y defender con garantías el derecho del copiloto, es muy común en estos casos que las aseguradoras tarden en ponerse de acuerdo en el porcentaje de responsabilidad de cada implicado.

¿A QUÉ TENGO DERECHO?

Tengo derecho, como copiloto de una moto que sufre un accidente, a que se me indemnice por todos los daños y perjuicios sufridos derivados del siniestro, lo que incluye no solo las lesiones o daños personales, sino también los daños materiales, y cualquier otro perjuicio directamente relacionado con el accidente.

¿Cómo van a cuantificarse esos daños a los que tengo derecho? Debe acudirse para ello al baremo de Tráfico, donde se indican todos los factores a tener en cuenta para calcular esos daños, y se cuantifican los mismos en función de cada caso concreto. Para ello, y teniendo en cuenta la complejidad del baremo, el copiloto deberá contar con la ayuda de LegalCar que conozca a fondo la normativa para poder calcular la indemnización copiloto a la que tiene derecho.

Igualmente, el copiloto tiene derecho a recibir asistencia médica y tratamiento rehabilitador con cargo a la aseguradora, quien deberá hacerse cargo también de cualquier otro perjuicio sufrido por el lesionado, que deberá ser demostrado como derivado del accidente y cuantificado económicamente mediante facturas, presupuestos, etcétera.

¿CÓMO ES EL PROCESO?

El proceso para reclamar debe trabajarse desde el primer momento, porque es necesario primero tener bien claras las circunstancias del accidente y a quien debe hacerse la reclamación, y después, valorar y cuantificar esos daños para saber qué cantidades nos corresponden.

Los daños personales no pueden valorarse hasta que el lesionado haya sido dado de alta tras su proceso de curación, y es entonces cuando, en función de las lesiones sufridas, el tratamiento realizado, las pruebas diagnósticas, y las secuelas o incapacidades que hayan quedado, se podrá, acudiendo al Baremo de Tráfico, calcular la indemnización y hacer el requerimiento a la compañía de seguros.

Si el copiloto cuenta con asesoramiento especializado para accidente de moto, no solo va a estar acompañado en todo el proceso de curación de sus lesiones, donde se le va a indicar lo que tiene que hacer para demostrar los daños que ha sufrido, sino que también será LegalCar quien reclame a la compañía, y negocie con ella la oferta de indemnización al perjudicado.

Siempre se va a intentar el acuerdo extrajudicial o amistoso, para que la víctima cobre cuanto antes. Pero si esto no es posible, porque la aseguradora dude o niegue la culpa, o la oferta por lesiones y daños sea insuficiente, o no se corresponda con el perjuicio sufrido, será necesario acudir a un procedimiento judicial contra la compañía.