Sufrir una muerte por accidente de trabajo conduciendo

Sufrir una muerte por accidente de trabajo conduciendo

Los fallecimientos por accidente de trafico conduciendo en el horario laboral tienen la condición de accidentes de trabajo, si ocurren en el periodo de tiempo que coincide con el horario laboral, incluyendo los trayectos del domicilio al puesto de trabajo y viceversa.

Muchas personas utilizan sus vehículos o motocicletas para desplazarse a sus puestos de trabajo, a veces son pequeños recorridos, pero en ocasiones son trayectos largos, y en uno y otro caso, pueden sufrir un accidente de tráfico en el que no son culpables con resultado de muerte.

UNA DESGRACIA QUE AFECTA A MUCHOS

Un accidente de tráfico siempre constituye una experiencia traumática, que en muchas ocasiones deja secuelas psicológicas en la víctima.

Si el accidente es de tal gravedad que provoca el fallecimiento de una o varias personas, se genera un verdadero drama para las familias, que se encuentran con que no solo han perdido a un ser querido, con todo lo que ello supone, sino que además, en muchas ocasiones se ven incapaces para poner en marcha el engranaje de la reclamación a la aseguradora responsable de la indemnización que les pueda corresponder por la pérdida que han sufrido en el siniestro.

Muchas familias en nuestro país han vivido la terrible experiencia de perder a un ser querido en un accidente de tráfico, y en muchas ocasiones desconocen cuáles son los primeros pasos que deben dar para defender los derechos de la víctima en un siniestro con resultado de muerte.

CUÁNDO SE PUEDE INDEMNIZAR POR ACCIDENTE DE TRÁFICO

Lo primero que debe saberse es se puede indemnizar por accidente de tráfico con resultado de muerte siempre que la víctima no sea responsable del accidente, es decir, que no tenga la culpa del mismo.

A partir de enero de 2016, con la entrada en vigor del nuevo Baremo de Tráfico, se han aumentado cuantitativamente las indemnizaciones por accidente de tráfico con resultado de muerte. Sin embargo, influyen tantos factores y hay que hacer cálculos tan complejos, que es necesario, más que nunca, contar con el asesoramiento de abogados especialistas que conozcan a fondo la nueva normativa, y sobre todo, que no dejen ningún concepto sin reclamar.

En el caso de fallecimiento por accidente de tráfico, las consecuencias jurídicas son mucho más rápidas, porque se trata de siniestros en los que no hay que esperar a que la víctima se recupere de sus lesiones, lo que puede tardar un tiempo más o menos largo, con lo cual el fallecimiento implica que hay que hacer un estudio pormenorizado de cada caso concreto, donde el entorno de la víctima, los miembros de su familia que tienen derecho a indemnización, su edad, sus condiciones laborales, o el grado de dependencia de sus familiares más cercanos, van a condicionar la indemnización a percibir por los mismos.

INDEMNIZACIÓN POR MUERTE EN ACCIDENTE DE TRÁFICO

La indemnización por muerte en accidente de tráfico está regulada en los artículos 61 a 92 del nuevo Baremo de Tráfico.

El nuevo Baremo de tráfico introduce nuevos beneficiarios, que van a ser personas con una especial relación personal o de parentesco con la víctima, y que ahora van a tener derecho a percibir indemnización por fallecimiento.

Con las particularidades especificadas en el Baremo, y a modo de resumen, al haberlo desarrollado en otros post, tienen derecho a indemnización por muerte en accidente de tráfico los siguientes beneficiarios:

  • El cónyuge viudo, no separado legalmente ni que haya iniciado los trámites de separación o divorcio, y que acredite convivencia durante mínimo 15 años, percibiendo más importe por cada año adicional que haya convivido. Se incluyen las parejas de hecho.
  • Los ascendientes, que básicamente son los padres de la víctima, incrementándose la indemnización si el hijo fallecido tiene más de 30 años, y en caso de faltar alguno de ellos, el importe pasaría a sus padres (abuelos de la víctima).
  • Los descendientes, que son los hijos de la víctima, variando la indemnización en función de la edad del hijo.
  • Los hermanos, que cobraran una cantidad que depende de la edad.
  • Los allegados, nueva figura que incluye a aquellas personas que han convivido un mínimo de 5 años con la víctima (acreditada) y sean cercanas a ella por afectividad o parentesco, como el caso de hijos de padres divorciados que conviven con la nueva pareja de su progenitor.

La indemnización por muerte en accidente de tráfico comprenderá varios apartados:

Perjuicio personal básico

En la Tabla 1.A, que en el caso del fallecimiento se refiere al perjuicio que sufre cada beneficiario por el hecho de serlo.

Perjuicio personal particular

En la Tabla 1.B, que se añade al perjuicio personal básico, y que se refieren a otro tipo de perjuicios relacionados con la dependencia o vinculación con la víctima, y que según la Tabla son:

  • Discapacidad física o psíquica del beneficiario (superior al 33%), siempre que sea previa al accidente o consecuencia del mismo.
  • Convivencia del beneficiario con la víctima.
  • Perjudicado único de su categoría.
  • Condición de único perjudicado.
  • Fallecimiento de progenitor único.
  • Fallecimiento de ambos progenitores en el mismo accidente.
  • Fallecimiento del único hijo.
  • Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto.
  • Perjuicio excepcional: cajón de sastre en el que entrarían otros supuestos distintos a los anteriores, pero que de momento y hasta que no haya jurisprudencia que recoja qué supuestos serían será difícil de utilizar.

Perjuicio patrimoniales

En la Tabla 1.C, que se refiere a los gastos y perjuicios que nos haya causado el fallecimiento de la víctima, y que se divide en el Baremo en el lucro cesante y en el daño emergente. Entrarían en esta categoría, por ejemplo, los gastos de entierro, o de desplazamiento de los familiares al lugar del siniestro.

900901450 – Teléfono gratuito