Tener un accidente con seguro del Consorcio

Tener un accidente con seguro del Consorcio

Si te planteas sacarte un seguro para tu vehículo con el Consorcio de Seguros debes que es lo que puede pasar en caso de tener un accidente de tráfico. Dentro de los distintos tipos de accidentes se encuentran aquellos en los que de una u otra forma interviene el Consorcio de Compensación de Seguros.

Así, hay determinados vehículos que se encuentran asegurados en dicho organismo, y por otro lado, el Consorcio cubre una serie de riesgos en casos especiales que vienen determinados en su ámbito de cobertura.

QUÉ ES EL CONSORCIO DE COMPENSACION DE SEGUROS

 

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es una entidad pública empresarial española, cuya actividad se desarrolla dentro del sector asegurador, está adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad y tiene personalidad jurídica propia.

Su ámbito de actividad se refiere a los siguientes campos:

  • Seguro de Riesgos extraordinario: en este supuesto el Consorcio indemniza por daños que hayan sido producidos por fenómenos de la naturaleza (inundaciones, terremotos, maremotos, siendo el más común en nuestro país el daño derivado de inundaciones), terrorismo o derivados de hechos de los Cuerpos de Seguridad del Estado o Fuerzas Armadas en tiempo de paz.
  • Seguro de automóviles: en este caso el Consorcio va a sumir la cobertura obligatoria de vehículos no aceptados por las aseguradoras o de organismos públicos que lo soliciten. Indemniza asimismo los daños materiales y personales provocados por vehículos desconocidos (siniestros ocurridos en España), robados (vehículo con estacionamiento habitual en España que haya sido robado, excluyendo casos de ocupación voluntaria del vehículo que causa el siniestro, sabiendo que es robado) o que circulen sin seguro (para vehículos con estacionamiento habitual en España y ocasionados en España a personas con residencia habitual en nuestro país).
  • Liquidación de entidades aseguradoras: en estos supuestos el Consorcio responde por daños a personas y bienes cuando la compañía de seguros del vehículo haya sido declarada en suspensión de pagos, en quiebra, o se encuentre en liquidación que se haya encomendado a dicho Organismo, o cuando estén en concurso de acreedores.

 

QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA EL FIVA EN LOS ACCIDENTES DE TRAFICO

 

Dentro de las funciones del Consorcio de Compensación de Seguros dentro del Seguro de Responsabilidad Civil de Automóviles de Suscripción obligatoria se encuentra la labor de gestión del denominado FIVA (Fichero Informativo de Vehículos Asegurados), que tiene dos objetivos:

  • Por un lado poder facilitar a cualquier víctima de un accidente de circulación el poder averiguar cuál es la compañía aseguradora del vehículo responsable que tiene que hacerse cargo de la responsabilidad civil.
  • Por otro lado favorecer el control de la obligación de cualquier propietario de un vehículo con estacionamiento habitual en nuestro país, de disponer de un contrato de seguro en vigor, que cubra la responsabilidad civil del conductor del mismo.

 

El FIVA pues, juega un papel de gran importancia para las víctimas de accidentes de circulación, que de esta manera disponen de un sistema rápido para localizar la aseguradora de cualquier vehículo responsable de un siniestro cuando se desconoce dicho dato y poder hacerle la reclamación de la indemnización.

CÓMO RECLAMAR AL SEGURO DEL CONSORCIO

 

Si hemos sufrido un accidente de tráfico en el que el vehículo responsable es desconocido, ha sido robado o circula sin seguro, la reclamación deberemos realizarla al Consorcio de Compensación de Seguros.

Para que el Consorcio no nos ponga pegas al realizar la reclamación, lo primordial es acreditar que se da alguna de estas circunstancias por las que está obligado al pago de la indemnización.

Para ello es necesario contar con un parte amistoso o un Atestado levantado por los agentes de la autoridad, según el caso, e incluso testigos del siniestro, que acrediten que el vehículo causante se ha dado a la fuga tras el accidente, analizando los vestigios que hayan quedado (frenadas, trozos de cristal o de cualquier otro elemento) o que el vehículo carece de seguro obligatorio, o que se trata de un vehículo robado.

Esta prueba es tan necesaria que si no se dispone de ella el Consorcio puede negarse a pagarnos indemnización alguna. Muchos desconocen la labor del Consorcio y como tienen que actuar en este tipo de reclamaciones, motivo por el cual es conveniente asesorarse cuanto antes con un abogado especialista en este tipo de accidentes.

Una vez tengamos acreditada esta circunstancia, habrá que recopilar el resto de pruebas que acrediten la existencia de los daños materiales y/o personales sufridos (informes médicos, facturas, presupuestos de reparación, partes de baja y alta laboral, etcétera) para remitir en su momento al Consorcio solicitando la indemnización que corresponda.

También va a indemnizar el Consorcio tanto los daños personales como los materiales en los supuestos de víctimas de accidentes de circulación cuando haya controversia sobre quién debe indemnizar al perjudicado. Y si luego se determina que quien debía abonar la indemnización era la compañía, ésta tendrá que satisfacer al Consorcio la suma indemnizada más un incremento del 25% desde la fecha de pago de la indemnización.

INDEMNIZACIÓN QUE ME CORRESPONDE CON EL CONSORCIO

 

Las indemnizaciones que abonará el Consorcio según cada caso son las siguientes:

  1. Accidente con vehículo sin seguro: en estos casos el Consorcio indemniza tanto daños materiales como personales, independientemente de la mayor o menor gravedad de las lesiones sufridas.
  2. Accidente con vehículo robado: en estos supuestos el Consorcio indemniza daños personales y materiales, salvo indemnizaciones a ocupantes del vehículo robado que viajaran en el mismo sabiendo que es robado, debiendo el CCS acreditarlo.
  3. Accidente con vehículo desconocido:  en estos casos el Consorcio paga la indemnización por lesiones, y abona también los daños materiales siempre y cuando las lesiones e la víctima requieran como mínimo 7 días de hospitalización.
  4. Accidente con compañía de seguros que está en quiebra: en estos casos el Consorcio abonará indemnización tanto por daños personales como por daños materiales si la aseguradora del vehículo responsable está disuelta o es insolvente.

 

Dependiendo de cada supuesto deberemos aportar en la reclamación todos los documentos acreditativos de los daños personales y materiales sufridos y de que se cumple alguno de los supuestos por los que procede solicitar la indemnización al Consorcio de Compensación de Seguros.

LEGALCAR ABOGADOS

 

Desde LEGALCAR abogados recomendamos que en caso de sufrir un accidente de tráfico donde se dan alguna de las circunstancias que determinan la intervención del Consorcio de Compensación de Seguros como entidad que abonará la indemnización que corresponda, es importante asesorarse con un despacho de abogados especializado que oriente a la víctima desde el principio de modo que la reclamación prospere con garantías.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita