Tener un accidente de moto en Madrid

Tener un accidente de moto en Madrid

Tener un accidente de moto en Madrid es más habitual de lo que pensamos, siendo necesario que las víctimas de estos accidentes estén bien asesoradas para conocer cuáles son sus derechos. La moto permite ganar movilidad, y ahorra tiempo y gastos. Cada vez más, proliferan empresas de alquiler de motocicletas, que permiten, sobre todo a personas que se desplazan a las grandes ciudades por trabajo, contar con un medio de transporte que abarata los desplazamientos.

La llegada del buen tiempo aumenta el parque móvil de motocicletas en nuestras ciudades. Paralelamente, la siniestralidad aumenta también, sobre todo en ciudades como Madrid, donde existen grandes aglomeraciones en horas punta, que provoca que el número de accidentes en esta ciudad hayan aumentado de manera importante.

MADRID Y LOS ACCIDENTES DE MOTO

La ciudad de Madrid sufre a diario los atascos y retenciones propios de una gran urbe, donde las motocicletas forman parte del parque automovilístico en una proporción importante. Tal es el uso habitual de las motos en Madrid que la DGT puso en marcha el llamado Plan Estratégico para la Seguridad Vial de Motocicletas y Ciclomotores, para intentar mejorar la seguridad vial de este medio de transporte en la ciudad.

Aun así, los accidentes de moto en Madrid se han incrementado, y los motoristas siguen corriendo riesgo cada vez que circulan tanto por vías urbanas como interurbanas.

Los accidentes en los que se ven implicados un vehículo y una motocicleta son los más comunes, superando el 50% de los casos, y en más de la mitad de las ocasiones el turismo implicado ha cometido algún tipo de infracción, provocando el siniestro. Las infracciones más habituales son no respetar la prioridad de paso de la moto, conducir de forma distraída u ocupar el sentido contrario de la marcha.

En ocasiones los accidentes de moto pueden producirse sin colisión, es decir, el motorista actúa con diligencia para evitar un mal mayor y realiza una maniobra evasiva para evitar el choque, maniobra que provoca que pierda el control de la moto, sufriendo el accidente. En estos casos también es posible reclamar una indemnización, siempre que la culpa del contrario quede convenientemente acreditada.

Otras veces el accidente se produce por culpa tanto de la motocicleta como del vehículo interviniente. En estos casos hablamos de una culpa compartida, y podrá reclamarse indemnización en proporción al porcentaje de culpa de cada uno.

VALOR VENAL DE UNA MOTO

Dentro de la reclamación de indemnización por un accidente de moto se encuentran los daños materiales y los daños personales sufridos.

Los daños materiales afectan tanto a la moto como tal, como a cualquier otro objeto dañado en el accidente (casco, indumentaria, móviles, gafas, etcétera).

Cuando la moto sufre daños materiales, hay que peritarla. En ocasiones los daños son susceptibles de ser reparados, por lo que se reclamará el coste del arreglo. Sin embargo en otras ocasiones, sobre todo colisiones de cierta gravedad, la motocicleta queda inutilizada, y el coste de la reparación supera el valor venal de la misma, es decir, el valor de mercado a fecha del siniestro.

En estos casos deberemos acudir a las Tablas GANVAM que son las que nos van a indicar cuál es el valor venal de nuestra motocicleta en el momento del accidente. Para calcularlo se van a tener en cuenta factores como la antigüedad o los accesorios añadidos, la marca y modelo.

A veces la compañía de seguros, dependiendo del tipo de póliza que tengamos suscrita, puede optar por abonar el valor venal más el valor de afección, que es un pequeño porcentaje de más calculado sobre el valor venal. En otras ocasiones la aseguradora utiliza el llamado ‘valor de nuevo’, que sería el precio de venta al público de la moto.

Todo ello dependerá siempre de las condiciones particulares que tengamos suscritas en nuestra póliza de seguro, por lo que conviene estudiarlas bien y acudir a un abogado especialista en accidentes de moto para que nos asesore y para que el pago en concepto de daños materiales sea justo y bien indemnizado.

INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE DE MOTO

La indemnización por accidente de moto va a incluir, además de los daños materiales que ya hemos visto, los daños personales que hayamos sufrido a causa del accidente, es decir, las lesiones.

Para reclamar la indemnización por lesiones deberemos contar con la ayuda de un abogado especialista. Hay que tener en cuenta que los motoristas están desprotegidos físicamente, y las colisiones suelen provocar lesiones de gravedad, porque reciben el impacto directamente sobre su cuerpo.

Acudir a urgencias de inmediato es el primer paso a dar, asegurándonos que en el informe que nos hagan se recojan todas las lesiones sufridas. Hay que tener en cuenta que algunos dolores tardan más en manifestarse, por lo que puede que los informes recojan las lesiones más graves (por ejemplo una fractura) pero no indiquen otras lesiones más leves (por ejemplo dolor cervical o lumbar). Hay que tener en cuenta que el primer diagnóstico es fundamental, de modo que si no se recoge alguna dolencia provocada por el accidente, la compañía aseguradora responsable luego no va a querer indemnizar por ese concepto alegando que no hay nexo causal entre el siniestro y esa lesión.

Es importante tener cuanta más documentación mejor, en ese sentido deberemos contar con informes de nuestro médico de cabecera indicando la necesidad de reposo si es necesario, o que estamos incapacitados para hacer nuestra vida habitual, e informes de pruebas diagnósticas como resonancias o ecografías. Si tenemos baja laboral reclamaremos esos días como perjuicio personal particular, y el tiempo que sin estar incapacitados o de baja nos estemos tratando para curarnos (principalmente haciendo rehabilitación) deberá indemnizarse como perjuicio personal básico.

Igualmente tendremos que reclamar la indemnización que nos corresponda por las secuelas que nos hayan quedado tras el alta por el traumatólogo, siempre que las tengamos acreditadas documentalmente, y cualquier incapacidad sobrevenida a causa de las lesiones sufridas.

Para cuantificar la indemnización que nos corresponde deberemos acudir a un abogado especialista, dada la complejidad del nuevo Baremo de Tráfico 2016, para que no se quede ninguna partida a la que tengamos derecho, sin reclamar.

LEGALCAR ABOGADOS

El desconocimiento de muchas víctimas sobre cuáles son sus derechos en un accidente de moto es utilizado por las aseguradoras para ofrecer indemnizaciones muy por debajo de lo que realmente corresponde al lesionado. De ahí que sea necesario contar con la ayuda de profesionales como el equipo de LEGALCAR abogados, especialistas desde hace 20 años en reclamar indemnizaciones por accidentes de moto.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita