900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

¿Sabes cuál es el tiempo de baja laboral por cervicalgia? Te contamos en qué consiste el latigazo cervical y tiempo de baja que te correspondería.

Se denomina latigazo cervical al movimiento de flexión y extensión que realiza nuestro cuello tras un accidente de tráfico. Muchas veces se confunde al “latigazo cervical” con una lesión pero realmente es el mecanismo que produce daños en esta zona tales como:

  • Cervicalgia
  • Esguince cervical
  • Rectificación de la lordosis cervical
  • Protrusión
  • Apofisalgia
  • Hernia discal cervical

 

¿CÓMO SE CALCULA EL TIEMPO DE BAJA POR CONTRACTURA CERVICAL?

El tiempo de baja por cervicalgia postraumatica dependerá de la lesión y de la persona. Por eso, desde Legalcar siempre insistimos en recordar que cada caso es único. Antes de explicar el tiempo o la duración de la baja por cervicalgia, vamos a repasar sus síntomas.

  • Esguince cervical: Cuando tras la lesión se ven afectados los ligamentos o tejidos blandos del área.
    • Primer grado: Los ligamentos se estiran pero no llegan a moverse provocando dolor y dificultad de movimiento.
    • Segundo grado: Provocan mayor intensidad de dolor y dificultad de movimiento.
    • Tercer grado: Dolor agudo e intenso y discapacidad motriz.
  • Cervicalgia postraumática: Dolores que se producen en diferentes zonas tras un golpe. Los principales síntomas son el dolor agudo, rigidez en el cuello, dolor irradiado en hombros y brazos, vértigo, náuseas vómitos y cansancio.
  • Rectificación de la lordosis: El latigazo cervical provoca que nuestro cuello se mueva bruscamente y este movimiento puede afectar la curvatura normal que tiene la cervical, rectificándola. Tiene como síntomas la sobrecarga muscular, dolor cervical, cefalea, rigidez, mareos, adormecimiento de manos, entre otros.
  • Protrusión discal: Consiste en un abombamiento de la membrana fibrosa que rodea el disco. Los síntomas suelen ser dolor intenso en la zona cervical y lumbar, entre otras molestias.
  • Hernia discal o apofisalgia: En este caso el núcleo pulposo se desplaza hacia la raíz. Dependiendo del disco afectado los síntomas pueden variar.
    • C4-C5: dolor en los hombros y debilidad en los deltoides.
    • C5-C6 debilidad en los bíceps, entumecimiento, dolor y hormigueo.
    • C6-C7: debilidad tríceps, entumecimiento y hormigueo que puede irradiar a este músculo
    • C7-C8: dolor y debilidad en la empuñadora, dolor irradiado al brazo. 

 

LOS INFORMES MÉDICOS

Para reclamar una indemnización por esguince cervical es fundamental tener una documentación médica completa. Lo más importante es que acudas a urgencias dentro de las 24 y 72 horas transcurrido el accidente. El lesionado debe detallar todos los síntomas porque si dentro del primer informe no se menciona una posible lesión, la compañía puede decir que se ha roto el nexo causal y no reconocer dicha lesión como proveniente del accidente. Lo que dificultaría la reclamación de la indemnización por latigazo cervical.

Además del informe inicial, necesitas informes médicos donde se constate la necesidad de la baja. Si la persona no está trabajando, debe solicitarle a su médico de cabecera un informe que explique que como consecuencia de la lesión, el perjudicado se ve impedido de realizar sus labores diarias.

Si estás apuntado en el paro, debes acudir al INEM y solicitar la baja laboral. Aunque no estés trabajando, si durante el tiempo que estés lesionado te sale una oferta laboral no podrás acudir debido al accidente.

También, necesitas todas las pruebas médicas que te realicen para justificar ante las compañías la gravedad de las lesiones. De igual manera, los informes del traumatólogo y del centro de rehabilitación; donde se explique tu estado al finalizar las terapias. Con este informe se determinará si el paciente tendrá secuelas o no.

 

LA IMPORTANCIA DE LA VALORACIÓN DE LAS LESIONES

Hay una premisa de la que partimos que seguro que has oído muchas veces: tu compañía de seguros no te va a ayudar.

A la hora de valorar los daños en un accidente de tráfico, las aseguradoras van a partir siempre de mínimos, y si es posible, negarán su obligación de responder económicamente en cuanto haya cualquier duda en la dinámica del siniestro que les permita discutir el pago.

Todos sabemos ya que las aseguradoras se mueven por su propio interés, y que, por tanto, en base a los acuerdos y convenios que tienen entre ellas, buscan el arreglo más favorable a sus intereses en detrimento de las víctimas, lo que repercute en ofertas muy bajas, insuficientes y no adecuadas a los daños sufridos.

¿Qué ocurre en el caso de las lesiones? Pues básicamente, que una parte muy importante de la cantidad que corresponde a esos daños personales, y que es ahí donde las compañías de seguros tienen que pagar más, sobre todo cuando son graves o muy graves.

Por tanto, es en la parte de los daños personales donde las aseguradoras discuten más, y donde la valoración de las mismas es completamente distinta cuando la hace la compañía y cuando la hace la representación de la víctima.

Como es evidente, cuanto mayores hayan sido los daños personales, mayor será la cuantía a reclamar. Y el punto de partida será su valoración.

Y aquí es donde el perjudicado tiene el problema, porque la compañía de seguros valorará a la baja para pagar menos, y la víctima tiene que demostrar que la oferta de la aseguradora no es adecuada porque no se corresponde con la realidad de sus lesiones, y, por tanto, están mal valoradas.

Llegados a este punto, es fácil entender por qué el lesionado en un accidente va a necesitar siempre ayuda legal. Y es principalmente, porque necesita acreditar sus daños personales,y que, por un experto independiente y ajeno a las compañías, apoyado si es necesario en una pericial, se haga una valoración justa y adecuada de esas lesiones.

De hecho, podemos decir que la mayoría de las demandas judiciales que se ponen a las aseguradoras son por discusiones sobre la valoración de los daños personales sufridos por la víctima, o lo que es lo mismo, por no estar conformes con la cantidad ofrecida al lesionado.

 

TIEMPO MEDIO DE BAJA POR LATIGAZO CERVICAL

Con respecto a los días de baja por cervicalgia postraumatica y su tiempo recuperación, lesiones como esguince cervical, rectificación y cervicalgia pueden tener entre 15 a 90 días de baja. Como mencionamos anteriormente, depende del lesionado, su edad y su sexo. Las mujeres, al tener una musculatura más débil, pueden tardar más en curarse. Lesiones más graves como las protrusiones y hernias tienen un periodo de curación más largo, dependiendo de su gravedad y si requieren o no una intervención quirúrgica.

L.A.P iba conduciendo su coche cuando un coche la impactó por detrás, en el momento del accidente la lesionada de 28 años de edad fue diagnosticada con rectificación de la lordosis cervical, dicha lesión le provocaba dolor intenso en el cuello y hombros, además adormecimiento de las manos y entumecimiento, lo cual le impedía realizar su trabajo, pues el estar sentada frente al ordenador escribiendo le era difícil. L.A.P estuvo de baja 30 días, además recibió tratamiento rehabilitador por un mes.

Otra lesionada M.M.P  de 55 años iba de ocupante de un vehículo, el accidente se produjo al chocar en una rotonda por error de su esposo, como consecuencia del siniestro M.M.P sufrió una protrusión discal en la zona cervical, aunque la compañía intentaba justificar que por la edad de la lesionada la protrusión era degenerativa, pero esta no tenía antecedentes previos. La lesión provocó que M.M.P estuviera de baja cerca de 150 días, debido a la intensidad del dolor y molestia que esta le causaba.

J.P.C de 65 años sufrió un choque en cadena, su vehículo se encontraba en el medio por lo que fue impactado traseramente por un vehículo y como consecuencia del impacto ha impactado por alcance con el coche de adelante. Como consecuencia J.P.C fue diagnosticado con una hernia cervical postraumática entre las vértebras C4-C5. Luego de 12 semanas con un dolor intenso en la zona de los hombros, el médico de J.P.C le recomendó que la mejor opción en ese caso era operar, por lo que sus días de baja se extendieron.

 

¿CUÁNDO TIENEN QUE VALORAR LAS LESIONES?

Este es otro punto importante que genera muchas dudas en nuestros clientes, que cuando vienen a vernos os preguntan cuánto van a cobrar

Imaginemos que la víctima sufre un accidente de moto, con el resultado de una fractura de hombro, una cervicalgia y un esguince de rodilla. Con estas lesiones, no podemos saber inicialmente, cuánto va a tardar el lesionado en curarse. Por ejemplo, la fractura de hombro puede tardar un tiempo en consolidar, o hacerlo mal y requerir una operación posterior que lógicamente alarga el periodo de curación.

Igualmente, una cervicalgia puede tardar en curar poco tiempo, y no dejar ninguna secuela, o resultar muy incapacitante para la víctima porque tiene antecedentes previos en la región cervical y necesita más tiempo, más tratamiento, y va a tener secuelas

¿Qué queremos decir con esto? Que las lesiones no se pueden valorar hasta que la víctima no ha finalizado su periodo de curación, y esos daños se han estabilizado, con o sin secuelas.

Por lo tanto, la valoración de las lesiones se hace una vez que el perjudicado alcanza la estabilización lesional, es decir, recibe el alta médica. Es entonces, cuando a la vista de toda su documentación médica, su evolución y cómo ha quedado, cuando se puede hacer una valoración de daños personales de cara a calcular la cantidad a percibir.

Ahora bien, seguramente sabes que muchas veces, sobre todo en lesionados con daños de cierta entidad, las compañías de seguros solicitan o requieren a la víctima para ser reconocida por sus servicios médicos. Pueden hacerlo al final, cuando el lesionado tiene el alta médica, o varias veces a lo largo de su proceso evolutivo, si las lesiones son de más larga duración.

Esto va a servir a la compañía para realizar posteriormente la valoración de los daños personales. Pero de la misma manera, y sabiendo que la objetividad de los servicios médicos adscritos a una aseguradora no es precisamente independiente, la víctima necesita contar con otros profesionales para que le hagan una valoración mucho más objetiva y justa.

Y para ello va a necesitar, por un lado, un profesional de LEGALCAR que le acompañe en el proceso y le indique los documentos que necesita y las pruebas que debe hacerse para acreditar las lesiones que luego habrá que valorar.

Y por otro, un perito médico, ajeno a las compañías, que emita un informe de valoración de daños personales que luego permita contrastarse con el informe médico de la aseguradora y tener así una base para discutir la oferta que hayan hecho al lesionado.

 

LEGALCAR ABOGADOS

Las lesiones provocadas por el latigazo cervical son comunes en la mayoría de los accidentes de tráfico. Como hemos explicado en este artículo, son muchas lesiones que se pueden generar y aunque de diferente gravedad; todas ellas pueden dejar secuelas en la víctima. Los lesionados tienen derecho a recibir una indemnización por cada día de baja si el accidente no ha sido provocado por su responsabilidad.

El Baremo de Tráfico establece que por cada día de baja el perjudicado recibe 52€ diarios bajo el concepto de perjuicio personal moderado. Muchas veces las compañías no reconocen todo el tiempo de baja o las secuelas del lesionado, intentando disminuir la indemnización. Por esto, recomendamos que tramites tu indemnización con un abogado especialista e independiente a la compañía, para que sea este quien luche por obtener tu máxima indemnización.

 

¿Has sufrido una lesión por un latigazo cervical?

Consulta como reclamar la indemnización por esguince cervical que te corresponde.

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita