La importancia del tiempo para solicitar una indemnización por secuelas

La importancia del tiempo para solicitar una indemnización por secuelas

¿Sabes qué importancia del tiempo para solicitar tu indemnización por secuelas para determinar tus posibilidades de reclamarla?

La indemnización por secuelas es la parte más discutida por las compañías de seguros, y la que menos se valora.

La desinformación a la que se enfrentan la mayoría de las víctimas de accidentes de tráfico provoca errores iniciales que luego van a condicionar el resultado de la reclamación.

Así, muchos perjudicados desconocen la importancia del plazo de 72 horas para reclamar posteriormente su indemnización por secuelas.

Ponemos un ejemplo. La víctima acude al Hospital el día del accidente y el informe recoge únicamente lesiones en cuello y espalda. En los siguientes días el lesionado siente dolor en el hombro y en la rodilla, pero como está en reposo y con medicación, espera mejorar y no acude de nuevo al médico.

Pasan tres o cuatro días y cuando el dolor se hace mucho más agudo, vuelve al Hospital, y le diagnostican una lesión en el hombro. Esa lesión va a requerir tratamiento posterior, puede dejar secuelas y es evidente que es a causa del accidente.

Pues bien, ya se puede poner la víctima como quiera, que, si la primera vez que aparece mención en un informe médico al hombro es más tarde de las 72 horas posteriores al siniestro, la compañía de seguros no va a pagar indemnización por la secuela del hombro.

De ahí la importancia de dirigir bien la reclamación desde el principio, y que la víctima contacte cuanto antes con un abogado. Ese tiempo de espera, y esa desinformación, provoca muchas veces que las víctimas no puedan reclamar una indemnización por secuelas.

En LEGALCAR hemos recomendado en muchas ocasiones a las víctimas que han venido a visitarnos o nos han llamado recién accidentados, acudir de nuevo a urgencias porque los informes médicos que tenían no recogían la totalidad de las lesiones sufridas.

Y este paso, dado a tiempo, ha permitido luego a esos perjudicados, reclamar indemnización por secuelas derivadas de lesiones que inicialmente no estaban diagnosticadas en los informes de urgencias iniciales.

¿Qué pasos tienes que seguir para reclamar una indemnización por secuelas?

Para solicitar la indemnización por secuelas es, por tanto, fundamental, dar adecuadamente los primeros pasos tras el accidente.

De nada sirve a la víctima esperar a consultar a un abogado cuando los plazos iniciales han pasado, o cuando la compañía ha hecho ya una oferta por lesiones y el tiempo sin asesoramiento ha impedido obtener la documentación y pruebas necesarias para reclamar las secuelas.

Por eso, asesorarse cuanto antes es fundamental. La diferencia en cuanto al tiempo es tan importante que puede, incluso, impedir el cobro de una indemnización a la que, sin embargo, se tiene derecho.

La secuela es el estado residual del lesionado tras su periodo de curación, es decir, aquel dolor o limitación que haya podido quedarle tras el alta médica.

Hay víctimas que curan sin secuelas, cuando las lesiones han sido leves. Sin embargo, en la inmensa mayoría de los casos secuelas quedan siempre, y, sin embargo, son poco reconocidas por las compañías, y en caso de reconocerlas, son valoradas siempre en valores mínimos, para pagar menos indemnización.

Por tanto, para reclamar en su momento la indemnización por secuelas, es necesario que las mismas estén bien acreditadas en los informes médicos.

Esto significa que la compañía no va a pagar ninguna secuela que no cuente con un informe médico “concluyente” que acredite su existencia. Dicho de otra forma, ninguna aseguradora va a pagar indemnización por secuelas a un lesionado que diga que “le duele” si en el informe de alta médica se indica que el lesionado ha curado sin dolores o molestias residuales.

Y esto es especialmente escandaloso con las llamadas lesiones leves, o como indica el Baremo de Tráfico, “Traumatismos menores de la columna vertebral”, para que nos entendamos, secuelas derivadas de cervicalgias, lumbalgias o dorsalgias.

En estos casos, reclamar por estas secuelas se convierte en un verdadero problema para los lesionados, que se ven con grandes dificultades para demostrar que tras el alta médica siguen padeciendo dolores que deben valorarse y pagarse como indemnización por secuelas.

La importancia del asesoramiento legal

Para reclamar con garantías una indemnización por secuelas derivadas de un accidente de tráfico es fundamental que la víctima cuente con un buen asesoramiento legal.

No solo es necesario, como hemos visto, porque las aseguradoras no suelen reconocerlas, y si lo hacen, siempre es en valores mínimos.

También es fundamental para aquellos casos en los que sea necesario demostrarlas en toda su gravedad o intensidad, es decir, no solo que la secuela existe y hay derecho a reclamarla, sino que, además, es necesario valorarla de manera adecuada con la puntuación que le corresponde.

Y esto es así porque las secuelas se valoran por puntos y en función de la edad de la víctima, atendiendo a lo dispuesto en el Baremo de Tráfico. Cada secuela tiene una horquilla de puntos en el Baremo, que oscila entre un mínimo si es leve, y un máximo de puntos cuando es grave.

Cuando la víctima está debidamente asesorada por un abogado, primero va a contar con la ayuda necesaria durante todo el proceso curativo para ir solicitando cuantas pruebas e informes hagan falta para demostrar la entidad de la secuela.

En segundo lugar, el abogado pondrá a disposición del lesionado los medios que hacen falta para probar la intensidad de la secuela, lo que es muy importante sobre todo en lesiones graves, donde el número de secuelas suman más puntos y por tanto la indemnización se dispara.

La mejor manera de demostrarlo será a través de una pericial médica, donde un experto en valoración del daño corporal ajeno a la aseguradora emitirá un informe, tras explorar a la víctima, que indique el número de secuelas y el valor otorgado a cada una de ellas.

Este informe servirá para que el abogado pueda defender y reclamar, en nombre del cliente y ante a la aseguradora, la indemnización por secuelas que corresponda percibir al perjudicado.

LEGALCAR

Desde LEGALCAR abogados recomendamos siempre no esperar para recibir asesoramiento legal, por la importancia del tiempo a la hora de solicitar la indemnización por secuelas y por el hecho constatado de que las compañías de seguros siempre van a ofrecer un pago por debajo de lo que corresponde.

Los abogados de LEGALCAR defienden la indemnización por secuelas tanto en vía extrajudicial como, en caso de desacuerdo, acudiendo al correspondiente procedimiento judicial contra la compañía.

De esta forma, en LEGALCAR hemos conseguido que la inmensa mayoría de nuestros clientes obtengan la indemnización por secuelas que realmente les corresponde atendiendo al tipo de accidente sufrido y al tipo de lesión padecida.