Tipos de accidentes de moto y su indemnización

Tipos de accidentes de moto y su indemnización

En artículos anteriores  hemos comentado sobre las indemnizaciones para accidentes en moto, así como la importancia de tener un profesional especializado como los del bufete de LegalCar en caso de sufrir un accidente de moto, pero esta vez queremos ampliar más sobre las causas y consecuencias de los accidentes más comunes en motos, tomando en cuenta el aumento que están teniendo estos en los últimos meses. Muchas personas tienen prejuicios contra los motoristas, alegando que conducen temerariamente y por eso provocan los accidentes, sin embargo, la realidad muestra que solo el 25% de los motoristas tiene la culpa en los accidentes que sufren. Además en DonCar.es han realizado un estudio en 2015 que dice que los motoristas son inocentes en 2 de cada 3 accidentes. En este artículo comentamos accidentes de moto, causas y consecuencias.

TIPOS DE ACCIDENTE DE MOTO

 

Pérdida control en curva:

 

Este tipo de accidente es de lo más comunes y suele ser de los más graves sobre todo cuando se conduce con un acompañante. Puede producirse por diversas circunstancias, como la falta de agarre del asfalto o suciedad en este, lo que provocará un derrape; exceso de velocidad, falta de experiencia, fallos mecánico, entre otros factores.

Para prevenir este tipo de accidentes lo recomendable es no exceder límites de velocidad, mantener los cauchos en buen estado para disminuir el riesgo de derrapes;  si no tienes mucha experiencia chequea primero las rutas antes de tomarlas, si tiene muchas curvas cerradas evítalas, hasta que adquieras la confianza para afrontarlas.

Reclamar una indemnización en caso de sufrir una lesión por pérdida de control en la curva, puede ser muy difícil, porque sin otro vehículo involucrado, se te alegará la responsabilidad del accidente, por lo que si eres el conductor, perderás el derecho a reclamar la indemnización. En el caso que seas ocupante, sí tienes derecho a recibir una indemnización por tus lesiones, ya que tienes siempre derecho a cobrar una indemnización por los daños sufridos en el accidente de moto como ocupante.

Choque trasero a un coche o Caída por frenazo repentino:

 

Otro accidente repetitivo entre los motoristas es el choque trasero a un vehículo. Esto ocurre sobre todo en vías urbanas, cuando el vehículo de delante frena de golpe, no activa la luz para cruzar o frena de pronto para aparcar, haciendo que la motocicleta que viene detrás pierda el control, causando la caída del motorista o que este choque contra el vehículo.

Aunque para los motoristas la culpa en este hecho es del vehículo, por frenar de repente, los choques traseros son culpabilidad de quien golpee por detás, porque se mantiene que si el motociclista mantiene la distancia de seguridad, pudiera evitar el accidente.

En estos casos no se podrá reclamar una indemnización por los daños sufridos ya que el conductor de la moto será el responsable del accidente. Salvo que se demuestre que un tercer vehículo es responsable del siniestro, aunque sea en un pequeño porcentaje, no se tiene derecho a reclamar por los daños sufridos en choques por detrás provocados por el motorista.

Accidentes por circulación en paralelo:

 

Muchas veces las motos no suelen ser vistas por los conductores por el retrovisor debido al punto muerto, por lo que cuando están circulando el paralelo y el vehículo decide cambiar de carril o cruzar, la situación suele terminar en colisión lateral.

En estos casos hay que atender muy bien a las circunstancias del siniestro para definir si se tiene derecho o no a recibir una indemnización por los daños sufridos en el accidente de moto. En LegalCar Abogados hemos visto ejemplos de todas las clases. En 2014 tramitamos el caso de un motorista en La Laguna, Tenerife, que adelantaba un vehículo parado por retención y, justo cuando terminaba de adelantarle, el vehículo continuó la marcha. La calle era de un solo carril, lo que prohibía adelantar, pero como se trataba más bien de un rebasamiento, la víctima del accidente pudo cobrar el 75% de la indemnización correspondiente por las lesiones sufridas gracias a la intervención de nuestro equipo.

Filtración entre vehículos:

 

Una de las ventajas de conducir en moto es poder filtrarte entre los coches cuando hay un atasco pero puede que alguno de los coches abra la puerta repentinamente provocando un golpe con la moto.

Si bien la ley permite la filtración mientras los vehículos estén detenidos, no se puede prever que alguno abra la puerta. En este caso el motorista no puede hacer nada para prevenir este tipo de accidente, salvo respetar una velocidad adecuada a las circunstancias de la vía, por lo que queda a merced de la consciencia y educación vial de los conductores el hecho de que estos casos no se den.

Si sufres un accidente de este tipo, tendrás derecho a reclamar una indemnización siempre y cuando se atiendan una serie de presupuestos y las circunstancias fuesen las idóneas para poder realizar esta arriesgada maniobra. En 2015 tramitamos en LegalCar el caso de una joven de Barcelona que fue golpeada sorpresivamente por una puerta de un taxi cuando uno de sus ocupantes se bajaba del vehículo en mitad de una retención. La joven motorista rebasaba poco a poco filtrándose entre la multitud de vehículos cuando de pronto la puerta del taxi se abrió, provocando un aparatoso golpe. Aunque no se tuvo que lamentar daños personales graves, las circunstancias del hecho fueron muy discutida por la compañía de seguros del taxi, obligando al equipo de especialistas en accidentes de tráfico de LegalCar llegar a juicio. Finalmente la joven cobró su indemnización.

Colisión en cruce:

 

Las motos suelen ser difíciles de ver en algunos casos de choques en cruces o entradas en rotondas, sobre todo cuando vienen detrás de un vehículo o hay mala visibilidad por alguna circunstancia externa, por lo cual, los coches que van a efectuar un cruce o entrada en rotonda deben asegurarse que no viene una moto antes de cruzar, por lo que se recomienda a los conductores mirar dos veces antes de efectuar la maniobra.

Aunque este tipo de accidentes suele ser responsabilidad del conductor, el exceso de velocidad puede empañar la reclamación del motorista, por lo que se aconseja a los motoristas a respetar los límites establecidos. En estos casos, lo mejor es contar con LegalCar y de esa manera asegurarse que el profesional jurídico designado hará todo lo posible por reclamar la mejor indemnización.

ASESORAMIENTO LEGAL PARA ACCIDENTE DE MOTO

 

Normalmente, los accidentes de moto suelen ser los casos que más problemas dan a la hora de reclamar la máxima indemnización por los daños sufridos en un siniestro. Como hemos comentado, la mala fama de los motoristas predispone al resto de intervinientes a creer que la responsabilidad del accidente de tráfico recae sobre el conductor de la moto. Pero nada más lejos de la realidad. Ya ha quedado demostrado que 2 de cada 3 accidentes de tráfico en los que se ve involucrada una moto son responsabilidad de terceros y no del motorista.

De todas formas, por su complejidad, los accidentes de moto son los que más trabajo exigen a la hora de demostrar cómo fueron los hechos, adquiriendo así más importancia en el hecho de contar con un profesional especializado en accidentes de moto. Pero, ¿qué tipo de abogado? Lo normal cuando sufres un accidente de moto es pensar que nuestro seguro de moto nos brindará la ayuda necesaria para tramitar la mejor indemnización por los daños sufridos en el accidente. Nada más lejos de la realidad. En primer lugar porque, aunque la compañía de seguros nos brinda un servicio jurídico gratuito, la persona que se pone al cargo de la reclamación es un mero tramitador, no un abogado. El abogado de compañía solo interviene en el caso de que la reclamación empiece a adquirir tintes jurídicos más serios. Un tramitador es un mero mediador que gestiona el expediente de manera informática y colabora en que ambas compañías se pongan de acuerdo en la indemnización que la contraria ofertará a la víctima.

El problema de todo esto es que esta figura, la del tramitador, es una figura totalmente dependiente de la compañía, por lo que, según nos comentan infinitud de clientes, en muy pocos casos ofrece la información que realmente la víctima necesita. En caso de que la reclamación llegue a necesitar la intervención de un abogado de compañía, estaremos ante la intervención de un profesional jurídico dependiente de la aseguradora. Es decir, atenderá los intereses de la compañía para la que trabaja, que le paga, y que le da directrices en todo momento, extirpando por completo su autonomía como profesional del Derecho. De esta manera, los derechos de la víctima se ven sumamente reducidos a los intereses de la compañía que, por supuesto, no luchará por la máxima indemnización por el accidente de moto.

Sin embargo, un especialista en accidentes de moto externo a las aseguradoras garantiza el mejor asesoramiento, completo en cuanto a los temas médicos y jurídicos, para asegurarse luchar por la máxima indemnización. Los abogados de LegalCar son profesionales jurídicos dedicados en exclusiva a los accidentes de moto. Además, son externos, por lo que no comparten intereses con las compañías, teniendo autonomía para poder tramitar todo el caso y hacer depender su minuta del éxito de la reclamación, es decir, de la indemnización percibida por la víctima.

 

LEGALCAR, ESPECIALISTAS EN ACCIDENTES DE MOTO

Hemos atendido numerosos casos de motoristas víctimas de siniestros en nuestros más de 20 años de experiencia. Sabemos de primera mano que este tipo de accidentes provocan lesiones graves en un gran porcentaje y, sin embargo, las aseguradoras intentan minimizar las cuantías a pagar para maximizar sus ganancias, por lo que contar con la asesoría de un especialista en accidentes de moto, puede ser crucial para la recibir una indemnización justa por tus lesiones. No dudes en consultar tu caso de accidente de moto con nuestro equipo de profesionales.