900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

Cuando se sufre un accidente de tráfico, y siempre que la víctima no sea culpable, hay derecho a reclamar una indemnización por accidente de tráfico por los daños y perjuicios sufridos en el mismo. Muchos lesionados no conocen el alcance de dichos derechos, por lo que siempre es conveniente acudir a un abogado especializado para que informe del alcance, pasos, trámites y cuantías de la posible indemnización.

El primer paso que debe dar la víctima de un accidente de tráfico, sea conductor, ocupante, peatón, o sea un accidente del tipo que sea coche, moto, bicicleta, autobús, etc) es informarse. Antes de dar cualquier paso, la víctima debe saber que es lo primero que debe hacer, para evitar cometer errores que luego puedan dificultar la reclamación.

El derecho de la víctima de un accidente a reclamar nace desde el mismo momento que se sufre el accidente. Las primeras diligencias que se hagan van a condicionar, en gran medida, la tramitación del caso.

Para que la reclamación sea lo más completa posible, no debemos equivocarnos en esos primeros momentos tras el siniestro. Hay dos puntos fundamentales para reclamar la indemnización:

  • Acreditar la culpa del contrario.
  • Acreditar las lesiones derivadas del accidente.

LA CULPA:

Solo hay derecho a indemnización cuando la víctima no sea culpable del accidente. Pese a que en muchas ocasiones creemos que la culpa del otro conductor está muy clara, en LegalCar Abogados hemos constatado como un atestado mal hecho, o que no recoja la versión del accidente dada por ambas partes implicadas, o por ejemplo la ausencia de testigos, o incluso un parte amistoso mal rellenado por desconocimiento, pueden condenar al fracaso la reclamación de la indemnización.

De ahí que sea fundamental que nos hagamos con todas las pruebas posibles que demuestren la culpa del contrario: llamar a las Autoridades para que levantes Atestado, pero asegurándonos de que recogen la versión correcta del accidente, sacar fotografías in situ de la posición de los vehículos implicados nada más ocurrir el siniestro, recabar los datos de testigos presenciales, o rellenar el parte lo más completo posible, rellenando correctamente las casillas y haciendo un croquis lo más exacto posible, son pasos elementales que deben hacerse con la mayor precisión, pues todo ello puede determinar en gran medida  la futura reclamación.

Una vez que tenemos acreditada la culpa, el principal problema que podrán discutir las aseguradoras será el importe de la indemnización, pero con la culpa acreditada ya existe claramente ese derecho a una indemnización por parte de la víctima del accidente.

LESIONES Y GASTOS:

Acreditar este punto claramente desde el principio también va a ser fundamental para garantizar ese derecho a cobrar una indemnización.

Para ello, lo más importante es contar con un informe de urgencias pormenorizado donde consten las lesiones sufridas. Debe acudirse al médico aunque inicialmente no nos encontremos mal, pues en LegalCar Abogados sabemos por experiencia que en muchas ocasiones inicialmente nos se siente dolor, y en las 48-72 horas siguientes al siniestro empiezan a aparecer todos los síntomas de las lesiones.

Si la víctima es atendida por los servicios de emergencia, hay que acudir no obstante lo antes posible al Hospital más cercano, puesto que los informes de dichos servicios son muy escuetos y casi nunca recogen toda la sintomatología sufrida.

Tras el primer diagnóstico, es fundamental contar con un asesoramiento para saber qué documentación médica hará falta para que luego no haya problemas para reclamar: los partes de baja y alta laboral, los informes de seguimiento, las citas médicas, la prescripción de rehabilitación, etc.

Para garantizar el cobro de la mejor indemnización es conveniente consultar con un abogado especialista en accidentes de tráfico, que sabe la documentación necesaria que hay que tener y los pasos que hay que dar para garantizar el éxito de la reclamación.

Es un derecho de la víctima elegir a un abogado de su confianza que se encargue de la reclamación de su caso. Y además, los honorarios del letrado de confianza que elija el lesionado los va a cubrir la defensa jurídica que la victima tiene incluida en su póliza, por lo que la tramitación del caso le va a salir gratuita.

Y también es un derecho de la compañía no dejarse ver por los servicios médicos de la aseguradora que le va a indemnizar. No hay que olvidar que todas las compañías tienen convenios entre ellas, lo que supone que no velan por los intereses de la víctima, sino por los de la compañía. Por tanto, debe externalizarse el servicio, y buscar un abogado independiente que se ocupe de gestionar el caso con las mayores garantías y defender el derecho del lesionado a la indemnización más amplia que le corresponda.

En LEGALCAR Abogados somos expertos en la reclamación de indemnización por accidente de tráfico.

¿Has tenido un accidente de tráfico? te llamamos sin compromiso.

Por favor, seleccione una forma válida