Valor venal de un coche

Valor venal de un coche

El valor venal de un coche es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro o sufrimos un accidente de tráfico. Pero, ¿qué es el valor venal?, ¿qué diferencias hay entre el valor venal, el valor de nuevo, el valor de mercado y el valor venal mejorado? Y, lo que realmente te interesa, ¿cómo se calcula el valor venal de un coche?.

Qué es el valor venal

El valor venal de un coche es el llamado “valor de mercado”, es decir, el precio por el que una persona puede vender un determinado coche de segunda mano. Si atendemos a las indemnizaciones de las compañías aseguradoras, el valor venal de un coche es el importe que te hubieran dado por tu vehículo justo antes de haber sufrido un accidente de tráfico en función a la marca, modelo, año de matriculación, potencia, etc.

El valor del vehículo varía en función de la antigüedad del coche, el nivel de conservación del mismo y el estado actual del mercado en el momento del accidente. Pero estos son sólo factores subjetivos que se tendrían en cuenta para el mercado de segundo mano, no ocurre igual en las pólizas de seguros. Las aseguradoras solo atienden a factores objetivos,es decir, el valor venal estrictamente recogido en las tablas de valoración de vehículos, las Tablas GANVAM.

Al hilo de lo anterior, vamos a desgranar qué opciones se distinguen entre los requisitos, tasas y cláusulas de las pólizas de seguros.

  • Por un lado, el valor de vehículo nuevo, que es el valor de un coche nuevo y, por tanto, la aseguradora indemniza en caso de siniestro abonando el importe total del coche como si estuviera recién salido del concesionario. El pago puede ser en especie, es decir, el mismo modelo de coche, o en dinero, de manera que el asegurado puede gastar la indemnización en otro coche diferente.
  • El valor de mercado o valor de reposición es el valor del coche si lo compráramos antes del accidente de tráfico, con las mismas características y la antigüedad en años del coche siniestrado, pero donde no se tienen en cuenta los kilómetros o el estado del vehículo. Además, si la póliza de seguro contempla los accesorios opcionales del coche, también se incluirán en el valor de reposición.
  • Finalmente, el valor venal mejorado, esto es, el valor que parte del valor venal del coche pero que cada compañía aseguradora puede mejorar según una serie de parámetros. La cantidad a mejorar depende del seguro en cuestión, aunque el valor suele estar a medio camino entre el valor venal y el valor de mercado.

 

¿Cómo se calcula el valor venal?

Para calcular el valor venal de un coche, utilizaremos la tabla de porcentajes que elabora y actualiza cada año el Ministerio de Hacienda con las Tablas GANVAM. Esta calculadora del valor venal de un coche tiene en cuenta la antigüedad del vehículo y el cálculo se realiza restando el porcentaje de antigüedad al valor total del vehículo nuevo.

  • Hasta 1 año: 100%
  • De 1 a 2 años: 84%
  • De 2 a 3 años: 67%
  • De 3 a 4 años: 56%
  • De 4 a 5 años: 47%
  • De 5 a 6 años: 39%
  • De 6 a 7 años: 34%
  • De 7 a 8 años: 28%
  • De 8 a 9 años: 24%
  • De 9 a 10 años: 19%
  • De 10 a 11 años: 17%
  • De 11 a 12 años: 13%
  • Más de 12 años: 10%

 

En cualquier caso,  las aseguradoras tienden a aplicar el valor de nuevo para el cálculo de una indemnización por siniestro total. Eso sí, el coche debe tener menos de dos años de antigüedad justo en el momento del accidente. El valor venal mejorado suele quedar reservado para los coche con tres o no más de cuatro años.

¿Y QUÉ ES EL VALOR DE AFECCIÓN?

Lo comentamos con Jorge Jabalquinto Sánchez, abogado especialista en accidentes de tráfico y uno de los fundadores de LegalCar.

Jorge Tamaño 3“El valor de afección es un valor que añadió la jurisprudencia al comprobar que, por sí solo, el valor venal no era suficiente para reparar el daño causado con la pérdida del vehículo.

Entendemos por valor de afección al valor que se incrementa sobre el valor venal atendiendo a criterios subjetivos, como, por ejemplo, el estado del vehículo, kilómetros recorridos, mantenimiento de piezas, cómo afecta la pérdida del vehículo a la víctima, uso del coche, etc.

Generalmente, este valor de afección incrementa entre un 20% y un 30% el valor venal. El porcentaje varía en función de estos criterios subjetivos. Por ejemplo, no es lo mismo un vehículo de 10 años de antigüedad que la víctima utiliza a diario para ir a trabajar, que un vehículo de 20 años, con muchos kilómetros a sus espaldas, y que la víctima ya lo tiene en desuso estacionado en un garaje.”

Si tienes dudas a la hora de calcular el valor venal de tu vehículo no dudes en llamarnos gratuitamente y te asesoraremos sobre el proceso de reclamación del valor venal de tu coche y, además, sobre el valor de afección.