Indemnización por lesiones graves en accidente de tráfico

Indemnización por lesiones graves en accidente de tráfico

Una lesión por un accidente de tráfico puede cambiar tu vida por completo, aunque los heridos hospitalizados representaron solo el 4% del total de personas involucradas en accidentes de tráfico en 2014 (según datos de la DGT), en cifras representan 9574 personas. En nuestro despacho hemos ayudado a muchos lesionados graves, entre ellos parapléjicos y tetrapléjicos, personas  a las que  su vida ha cambiado por completo como consecuencia de una imprudencia de otro conductor.

Sabemos de primera mano que muchos de estos lesionados, desisten de reclamar una indemnización por lesiones graves debidamente, pues su cabeza está en otra parte;  normalmente en este tipo de casos son familiares quienes nos llaman para consultar su caso, pues sus compañías de seguros, ni siquiera en estas situaciones tan delicadas les brinda la información que necesitan de una manera adecuada. Desde LegalCar, nos solidarizamos con los grandes lesionados y sus familiares, por lo que hemos redactado este artículo informativo que esperamos sea de vuestra utilidad.

INDEMNIZACIÓN POR LESIONES GRAVES

Para comenzar una reclamación en un caso con lesiones graves, debes reunir toda la documentación médica que tengas, desde el primer día en el que fuiste atendido hasta el momento en el que decidas comenzar con el proceso; recuerda que tienes un plazo de un año para reclamar la indemnización por lesiones graves, pero no es conveniente esperar demasiado tiempo para iniciar con los trámites, máxime en estos casos donde conviene asesorarse lo antes posible.

Además de los informes médicos, deberás aportar el Atestado de tráfico donde se explique como ha sucedido el accidente, por lo que debes acudir a las autoridades que lo levantaron para solicitarlo. Probablemente debas pagar una tasa, la cual varía de región en región. Sin este documento no debes reclamar, pues es ahí donde se recogen los datos del contrario y se especifica la responsabilidad del accidente.

Si antes del accidente te encontrabas trabajando, debes aportar la documentación que acredite la baja laboral; si por el contrario te encontrabas en situación de paro, debes solicitar en el SEPE una carta que diga que por tu situación actual de salud no puedes trabajar. Para reclamar el lucro cesante debes aportar los documentos que justifiquen los perjuicios económicos que hayas tenido.

La demanda civil se interpone contra la compañía aseguradora responsable, y junto con ella debe aportarse una pericial médica, realizada por un perito que normalmente ha hecho el seguimiento de la evolución del lesionado y que va a determinar el periodo de curación del lesionado y todas las secuelas y factores de corrección que le correspondan por las lesiones sufridas.

Si no hay acuerdo en alguna de las fases del procedimiento, se llegará a juicio, al que acudirá el perito médico de la compañía y el propio del lesionado, ambos discutirán y defenderán sus informes y valorando el conjunto de la prueba practicada el Juez decidirá cuál es la indemnización por lesiones graves que corresponde al lesionado.

CONSEJOS PARA RECLAMAR TU INDEMNIZACIÓN

En LegalCar hemos atendido grandes lesionados, con los cuales establecemos un lazo muy profundo, pues  entendemos que son personas cuya vida acaba de cambiar por completo, nos involucramos con su familia, estando a la orden para cualquier necesidad que estos tengan. Incluso para estos casos bajamos el porcentaje de nuestros honorarios (alguna vez escuché que cuando son grandes lesionados el porcentaje es del 10% no sé si aplica en todos) , pues entendemos la dura situación y que la indemnización es fundamental para mantener su calidad de vida. Si eres familiar de un gran lesionado y estás buscando ayuda, comunícate con LegalCar, quienes te darán toda la información que necesites.

Por cada fallecido ocurrido en 2014 hubo 12 heridos hospitalizados (lesiones graves)  y 283 heridos leves, según indica el Informe de Siniestralidad Vial de 2014 elaborado por la DGT, pasándolo a porcentaje se transforma de 4% de los lesionados en accidentes de tráfico necesitan ser hospitalizados, de este porcentaje muchos sufren lesiones con secuelas terribles como amputación, tetraplejia, paraplejia, entre otras.

Según el mismo informe, las lesiones más comunes en 2013 fueron  las de pecho, abdomen, brazo y hombro, pierna y tobillo y cara, incluyendo tanto fracturas (53%), lesiones internas (17,2%) y heridas (7,8%). Otro dato interesante con respecto a los lesionados graves, es que basándose en el  Maximum Abbreviated Injury Scale mayor a 3, las edades con mayor porcentaje corresponden a 65 a más de 84 años.

Si conoces a alguien que ha sufrido lesiones graves por consecuencia de un accidente de tráfico y quieres ayudarle a que reciba la indemnización justa, sigue leyendo este artículo para que conozcas un poco más de cómo se reclaman las indemnizaciones en estos casos; siempre es bueno a ayudar a alguien que está pasando por un momento difícil y que probablemente no tenga cabeza para pensar en cobros, indemnizaciones, ni peleas con aseguradoras.

  1. Atestado de tráfico: en cualquier accidente de tráfico debes solicitar el atestado de tráfico, pues el documento que acredita la responsabilidad del accidente, lo cual es fundamental para reclamar una indemnización, pues como hemos comentado en otros casos, solo pueden reclamar indemnización las personas que no hayan tenido responsabilidad absoluta del siniestro.
  2. Documentación médica: los lesionados graves suelen tener mucha documentación médica, debido a la magnitud de sus heridas, es importante que recopiles todos los informes derivados del accidente, pues estos deberás enviarlo a la compañía aseguradora para reclamar la indemnización.
  3. Documentación que acredite otros gastos: El baremo de tráfico establece indemnizaciones por daños patrimoniales y otros gastos que hayan surgido como consecuencia del accidente. Dentro de estos gastos se pueden incluir gastos previsibles de asistencia sanitaria, gastos en prótesis y ortesis, ayudas de terceras personas, entre otros.
  4. Contacta con LegalCar: lo mejor en este tipo de casos es dejar el caso en manos de LegalCar, debido a su gravedad y complejidad.
  5. Espera la oferta: una vez haya enviado la documentación a la compañía, debes esperar máximo tres meses para recibir una contestación. Si la compañía no responde en este plazo, puedes saltar la negociación extrajudicial (exigida por la ley) y proceder a demandar. La primera oferta suele ser a la baja, por lo que LegalCar comenzará a negociar extrajudicialmente con la compañía hasta intentar llegar a un acuerdo. Si es imposible un acuerdo, puedes proceder a la vía judicial.
  6. Juicio: Si no se logra llegar a un acuerdo con la compañía de seguros se procede a demandar, para esto necesitarás la peritación de un médico quien basándose en su documentación médica y en el chequeo establecerá la indemnización que considera que te corresponde. En el juicio el Juez constrastará la opinión de ambos peritos y tomará una decisión.

¿CÓMO SE CALCULA LA INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE?

Las indemnizaciones para grandes lesionado en principio se calculan igual a los lesionados menos graves, sin embargo hay otros factores que influyen dentro de la indemnización, a continuación los explicaremos todos:

  • Lesiones y Secuelas: el lesionado tiene derecho a recibir indemnización por las secuelas que ha sufrido tras el accidente, entendiendo por secuela toda molestia que persista luego de que el tratamiento rehabilitador termine y no tenga cura. El cálculo de las secuelas se realiza en base a la edad de lesionado, el tipo de secuela y la puntuación, por ejemplo para un lesionado de 30 años quien haya sido amputado a nivel de caderas de ambas piernas valorado con 95 puntos por secuelas, le corresponde una indemnización de 311,352.00 euros solo por esa lesión.
  • Perjuicio estético: según el Baremo de Tráfico hace referencia a cualquier modificación que empeore la imagen de la persona; estos se evalúan en grados yendo desde leve a importantísimo. Siguiendo con el ejemplo anterior por la misma lesión correspondería un perjuicio estético muy grave.
  • Perjuicio Personal Particular: dentro de este apartado entran muchos factores que influyen dentro de la indemnización como lo es el Daño Moral (este factor se aplica cuando la secuela alcanza al menos 60 puntos) en el caso citado anteriormente por alcanzar 95 corresponderían al menos 96,000.00 euros más.

El Perjuicio Moral por otra parte, se incluye en la indemnización cuando la víctima tiene una pérdida de calidad de vida grave por sus secuelas, al igual que perjuicio estético se evalúa por: leve, moderado, grave, muy grave. El grado dependerá de la pérdida de autonomía que sufra el lesionado por la lesión.

El Baremo de tráfico establece también que los familiares de los grandes lesionados tienen el derecho excepcionalmente a recibir indemnización por los gatos de tratamiento médico o psicológico recibido en un tiempo máximo de 6 meses como consecuencia del accidente. Las horquilla de indemnización en estos casos va de 45,000.00 a 150,000.00 euros.

  • Perjuicio Patrimonial: se incluyen todos los posibles daños patrimoniales en los que incurra la persona lesionada. Para la indemnización se incluyen los gastos previsibles de asistencia sanitaria según secuela) que varía en función a cada lesionado), para los recambios de prótesis u ortesis (hasta 50,000.00 euros) Rehabilitación domiciliaria (depende de la lesión).

Si la lesión ha provocado la pérdida de la autonomía personal del lesionado y a su vez este ha tenido que incurrir en gastos por: adecuación de vivienda, ayudas técnicas e incrementos de costes de movilidad el lesionado tiene derecho a ser indemnizado por cada uno de esos aspectos. Igualmente si necesita ayuda una tercera persona el baremo establece en una tabla la cantidad a indemnizar por las horas que la persona es necesaria.

  • Lucro Cesante: hace referencia a los ingresos dejados de percibir por la víctima como consecuencia del accidente. En el caso de los grandes lesionados el lucro cesante es dividido en cinco grupos que incluyen condiciones diferentes, los cuales son: incapacidad para realizar cualquier trabajo (absoluta); incapacidad para realizar su trabajo o actividad profesional (total); Incapacidad que de origen a una disminución a la disminución parcial de ingresos en el ejercicio de su trabajo o actividad habitual (parcial), Incapacidad absoluta del lesionado pendiente a entrar en el mercado laboral; Incapacidad Total del lesionado pendiente a entrar en el mercado laboral.

Todas estas cuantías se suman y dan el total de la indemnización, de acuerdo al caso de puede aplicar el factor corrector, en el caso de que aplicase. Durante la reclamación suele haber mucha disputas con las aseguradoras ya que estos lesionados suelen tener indemnizaciones muy altas, por lo que estas intentan reducirla lo máximo posible. 

LESIONES GRAVES MÁS COMUNES EN ACCIDENTES

Según la DGT en 2013 las lesiones más comunes por accidentes de tráfico fueron las fracturas con 53,6%, seguidas por las lesiones internas 17,2%; en el caso de los fallecidos el 51,7% sufrió lesiones y 31,4% por lesiones internas.  Con respecto a la localización de las lesiones,  el 14,9% de los lesionados tuvo fracturas de pecho y tórax; seguida de pierna y tobillo 9,3%; brazo y hombro 8%; cuello y cabeza 6%; cara 4,1%.

La fractura torácica, la más común según el estudio comentado anteriormente, es una lesión bastante grave que en algunos casos podría causar la muerte de la víctima, o provocar daños bastante importantes, como lesiones en el corazón, pulmones, pleural, entre otras. Si no es tratada a tiempo, esta lesión pude causar la muerte de la víctima.

Las fracturas de pierna, tobillo, brazo y hombro, comprometen en menor proporción la vida de los pacientes (exceptuando las personas mayores), pero dificultan la movilidad y calidad de vida de la persona durante el tiempo de curación este tipo de lesión es sobre todo común en los accidentes de moto y atropellos. El tiempo de sanación de la factura varía de acuerdo al tipo de fractura,  por ejemplo las fracturas de tibia tardan alrededor de 6 meses;  fémur de 6 a 9 meses; Radio y Cúbito de 2 a 3 eses; Húmero de 3 a 4 meses.

Los accidentes de tráfico suelen ser la principal causa de las fracturas de cervicales, estas pueden ser muy peligrosas llegando a producir daños en la médula espinal, parálisis e incluso llegar a ser mortal. Por su gravedad, esta lesión puede requerir cirugía, terapias rehabilitadoras, la utilización de un collarín. La lesión podría limitar el movimiento del cuello durante meses mientras sana, le tiempo de estabilización suele rondar en los 6 meses.

Por otra parte, en la cabeza pueden ocurrir diferentes tipos de fracturas, como la craneoencefálica o la fractura de calota, estas pueden poner en riesgo la vida de la persona si dañan al cerebro. La fractura de calota por ejemplo, si no tiene un desplazamiento y no se lastima al cerebro puede curarse con tratamiento no quirúrgico.

Sin embargo cuando la lesión corresponde a un daño craneoencefálico, implica unos riesgos mayores, ya que alguna parte del cerebro puede verse comprometida. Los traumatismos craneoencefálicos se clasifican de acuerdo a su intensidad. Los traumatismos leves son aquellos donde la víctima ha tenido una pérdida de conciencia menor a 30 minutos, presentando como síntomas dolor de cabeza, amnesia y confusión. El moderado se caracteriza por la disminución del nivel de conciencia leve y el grave por una disminución importante de la conciencia, siendo imposible para la persona dar respuestas verbales y seguir órdenes. Estas lesiones necesitan especial vigilancia y su tratamiento varía de acuerdo al grado.