900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

 

Indemnización por accidente in itinere

 

Si tienes que reclamar una indemnización por un accidente in itinere con daños, te ofrecemos el asesoramiento legal que necesitas para que te paguen la compensación justa por los perjuicios sufridos.

Muchos siniestros de tráfico se producen durante la jornada laboral. Es decir, mientras el trabajador está desempeñando su trabajo o en el trayecto de casa al trabajo o al revés, siendo estos últimos considerados accidentes “in itinere”.

La condición que se tiene que dar es que el siniestro tiene que producirse en el trayecto del trabajador desde su domicilio a su lugar de trabajo y al revés. Siempre con la condición de que no haya ninguna modificación de ese itinerario habitual que se hace a diario por algún motivo que no tenga que ver con el desarrollo del trabajo o profesión.

 

Accidente in itinere

 

Estos siniestros se encuentran regulados en el artículo 115 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social. En esta se indican los requisitos que deben cumplirse para tener esta consideración:

  • Por un lado, interviene el elemento geográfico. Es decir, que el accidente debe producirse en el trayecto desde casa al trabajo y desde el mismo momento en el que se abandona el domicilio hasta que el trabajador entra en el lugar donde trabaja.
  • También debe darse el elemento teleológico. Esto significa que no puede haber alteraciones en ese desplazamiento ajenos al ámbito laboral. Por ejemplo, si la víctima modifica su trayecto para dejar a sus hijos en el colegio o para acercarse a hacer un recado. En ese caso, si tiene el accidente en ese momento no será considerado “in itinere”. Pero si tiene que desviarse por algún encargo laboral, como por ejemplo llevar unos documentos a una empresa, entonces el accidente será considerado “in itinere”.
  • Tiene que cumplirse el elemento cronológico. Significa que el siniestro tiene que haber ocurrido durante el tiempo normal que se tarda la víctima en realizar el trayecto.
  • Por último, el elemento de idoneidad también debe cumplirse. Este implica que el medio de transporte utilizado en el desplazamiento tiene que ser el adecuado y que suponga no crear situaciones de riesgo.

Lo que normalmente ocurre es que las Mutuas Laborales no suelen querer que el trabajador haga la rehabilitación en otro centro, porque pierden parte del seguimiento médico.

Consulta gratuita

Los accidentes de trabajo van muy relacionados con los accidentes in itinere, los comentamos como se consigue una Indemnización por accidente In Itinere puesto que cada mañana miles de personas se trasladan a sus lugares de trabajo, siendo en algunos casos imprescindibles el uso de coche, motocicleta u otro tipo de vehículo pues no todos tienen la suerte de vivir cerca de su oficina, lamentablemente el 63% de los accidentes de tráficos reportado en 2014 se efectuaron en la franja horaria de 8:00 a 19:59.

Según el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo (OECT), las mujeres sufren el 50,1% accidentes In itinere (en camino al lugar de trabajo o de regreso a la residencia), sin embargo la diferencia entre sexos es muy poca. Por otra parte, en la mayoría de los casos de ambos sexos, los accidentes ocurren con el empleado como conductor. Con respecto a la edad, los grupos de 25 a 39 años concentran el 52,2% de los accidentes.

Si se toman a consideración estas estadísticas, hay una probabilidad elevada que si  cumples el perfil descrito anteriormente puedas sufrir un accidente In Itinere. Es por esto que te explicaremos a continuación cual es el procedimiento para reclamar una indemnización.

El primer aspecto a tomar en cuenta es que para que un accidente sea considerado In itinere debe  ocurrir dentro de un rango de hora que se considere normal y que concuerde con la jornada laboral, además que debe ocurrir en una vía que comunique sin paradas, la residencia del empleado y la oficina.

Por ejemplo si el lunes, luego del trabajo, decidiste parar en el supermercado, para realizar las compras de la semana y al salir del establecimiento sufriste un accidente, ya no es considerado In Itinere, pues has interrumpido el camino habitual domicilio-trabajo-domicilio.

Otra pregunta relacionada con este tipo de accidente que nos consultan mucho es: ¿Quién debe ofrecerme tratamiento rehabilitador? Porque en este caso, se suele pensar que hay tres entidades involucradas: la mutua, la aseguradora  propia y la aseguradora contraria. La respuesta es: depende.

Si el accidente ha ocurrido por responsabilidad del otro conductor, el lesionado puede recibir tratamiento rehabilitador de su mutua y luego continuarlo con la compañía contraria en caso de ser necesario, sin embargo la indemnización por las lesiones  y perjuicios patrimoniales debe indemnizarlos la compañía del vehículo que ha provocado el accidente.

En nuestros 20 años de experiencia, cuando tramitamos una indemnización, nuestros clientes siempre nos comentan “es que la mutua me quiere dar de alta y todavía me siento mal”, es muy común e incluso obvio, pues lo que le conviene a la mutua es que el empleado se incorpore lo más rápido posible.

¿Qué hacer?

Si todavía te sientes mal, puedes dirigirte a tu médico de cabecera, indicarle tus síntomas y este te indicará más rehabilitaciones o pasos a seguir. Si tu mutua no considera que deba otorgarte esas sesiones adicionales, la aseguradora del  coche culpable del accidente, debe hacerse cargo.

Si quieres reclamar una indemnización por tus lesiones y daños te indicaremos como sebe hacer para que la explicación sea más fácil lo dividiremos en: accidentes de coche y accidentes de moto.

Como te comentamos en el apartado anterior, para reclamar la indemnización por accidente de tráfico, lo debes hacer a la compañía de seguros de la contraria, además debes disponer de una serie de requisitos:

  • Aportar el atestado de tráfico o parte amistoso a la compañía contraria.
  • Recopilar todos los exámenes médicos que justifiquen tus lesiones, incluyendo los de la mutua laboral.
  • Disponer de factura de todos los gastos adicionales derivados del accidente.

Una vez que tengas los documentos necesarios, podrás formalizar el reclamo de tu indemnización, no olvides que dispones de un plazo de un año desde el día del accidente para comenzar a reclamar, sin embargo no es recomendable  esperar demasiado tiempo para reclamar.

Por otra parte, aunque tu mutua laboral vaya a hacerse cargo de la rehabilitación, no debes olvidar que dispones de una semana para informar al seguro de tu vehículo, sobre lo ocurrido, pues de esta forma podrás exigirle más adelante el pago de la cláusula de defensa jurídica, con la que podrás recuperar los honorarios de un abogado de tráfico.