900 901 450 / 637 637 637 - Teléfono gratuito

En caso de accidente con coche de alquiler normalmente los vehículos llevan incluido un seguro básico de responsabilidad civil por daños, por eso hay que tener varias cosas en cuenta a la hora de alquilar un vehículo.

EL SEGURO

Lo primero es elegir la compañía y el modelo de coche para alquilar. Cuando lo hagamos siempre debemos contratar un seguro ya que corremos el riesgo de sufrir un accidente y en ese caso deben estar cubiertos todos los ocupantes del vehículo.  Pero éste no cubre completamente por lo que es aconsejable aumentar las coberturas aunque el precio se encarezca.

Como en los seguros de los coches privados, tendrás opción de contratar un seguro a todo riesgo o un todo riesgo con franquicia.

Es importante que a la hora de recoger el coche de alquiler demos un repaso al vehículo para cerciorarnos de que no tiene ningún arañazo o golpe. De esta manera evitaremos problemas futuros en la autoría de esos desperfectos. Es algo que suelen recomendar pero a veces por las prisas se olvida así que hay que tenerlo en cuenta antes de hacernos responsables del vehículo.

En caso de accidente lo primero que debemos hacer es llamar a la empresa en la que lo hemos alquilado. La mayoría incluyen un servicio de asistencia en carretera que suele facilitar bastante las cosas. Normalmente está especificado en el propio contrato de alquiler. Después es importante rellenar el parte amistoso del accidente. En caso de ser culpable del siniestro la empresa de alquiler puede reclamarnos los daños materiales y perjuicios personales que se hayan producido.

Si la culpa del accidente no ha sido nuestra, entonces podremos reclamar lo que nos corresponda por los daños y perjuicios sufridos.  Los daños del coche serán reclamados por la empresa de alquiler. En el caso de los ocupantes de los vehículos implicados no tendrán problema en reclamar su indemnización vayan en el coche responsable o no.

INDEMNIZACIÓN

Como ya hemos dicho es fundamental rellenar el parte amistoso con el conductor contrario tras el accidente. Ese parte habrá que entregárselo después a la compañía de alquiler. Si alguno de los implicados se niega a hacerlo se deberá llamar a la Policía o Guardia Civil para que ellos elaboren el parte de accidentes o atestado. De esta manera quedará clara la responsabilidad del siniestro.

Nosotros deberemos reclamar cualquier daño en objetos que en el momento del accidente lleváramos en el coche como gafas, móviles o equipaje. Deberá constar en el parte o atestado para acreditar su presencia en el interior del vehículo. De los daños materiales del coche se encargará la empresa de alquiler.

En lo referente a las lesiones provocadas por el accidente, deberemos ir a un centro sanitario antes de las 72 horas posteriores al siniestro y que nos hagan un informe donde especifiquen de manera clara nuestro diagnóstico. Además deberemos realizar el tratamiento rehabilitador que nos recomienden y realizar las pruebas médicas necesarias (resonancias, ecografías, TAC,…) para acreditar las lesiones. También es importante que en el informe de alta del médico correspondiente se especifiquen las secuelas que hayan quedado tras el tratamiento.

Cuando aporte toda la documentación, la aseguradora tendrá tres meses de plazo para realizar una oferta por tus perjuicios y secuelas. En ese momento podrá aceptarla o no si no está de acuerdo. Y ahí tendrá que presentar una demanda por su indemnización pagando los costes de un perito médico y un procurador.

LEGALCAR

Desde LegalCar aconsejamos siempre acudir al menos a un asesoramiento jurídico para tener conocimiento de lo que puedes o no puedes reclamar.

 

900901450 – Teléfono y Consulta gratuita